Carcasona en tren

  • Carcasona

    Carcasona

    Carcasona - © Paul Palau

  • Carcasona

    Carcasona

    © Paul Palau

  • Fuegos artificiales en Carcasona

    Fuegos artificiales en Carcasona

    Fuegos artificiales en Carcasona - © Paul Palau

  • canal du Midi

    canal du Midi

    Canal du Midi - © Paul Palau

Carcasona en tren Carcasona fr

Carcasona se encuentra a 2h21 de Barcelona en tren de Alta Velocidad.

Carcasona, una ciudad que mira hacia el futuro con dos sitios declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO: la ciudad medieval de Carcasona y el Canal del Midi
La ciudad fortificada de Carcassonne  ha sido objeto de inspiración de pintores románticos, la cuna del teatro al aire libre y el escenario de numerosas películas, entre ellas la famosa Robin Hood y más reciente la serie TV del romance Laberinto, adaptado a la pantalla del libro de la escritora inglesa Kate Mosse. 
Carcassonne, con sus dos sitios declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, el Canal del Midi en 1996 y la Ciudad Medieval en 1997 y con más de 2 millones de visitantes al año, es una de las 5 ciudades más visitadas de Francia. Visitantes de todas partes del mundo quedan maravillados ante sus impresionantes murallas, testigos de más de 2000 años, del paso de romanos, visigodos, moros, francos, reyes de Francia, ingenieros reales, ejército… La restauración llevada a cabo en el siglo XIX por el gran arquitecto Viollet le Duc nos deja estupefactos. Un patrimonio conservado cual una joya rara cuyas perlas son los habitantes del recinto amurallado que nos permiten descubrir un pasado à través de un presente en ebullición que mira hacia el futuro.

El puente levadizo que sirvió antiguamente como medio defensivo, es hoy fijo y está abierto de forma permanente lo cual permite el acceso las 24 horas del día. Carcassonne no es un museo sino un Patrimonio Vivo. Durante un paseo en sus callejuelas adoquinadas el visitante cruzará uno que otro habitante, admirará las casas de estilo medieval, se deleitará tomando un buen vino local en una de sus plazas, disfrutará de una comida típica en unos de los tantos restaurantes y hasta talvez dormirá en un hotel dentro de las murallas. Al final de su estancia no regresará a casa sin haber comprado un objeto de la más bella artesanía local.
La ciudad es un must para los amantes de patrimonio histórico así como para las estancias románticas y de bienestar. Un paseo nocturno entre sus murallas iluminadas siguiendo el juego de sombras alimenta la fantasía y nos hace caer en ese romanticismo que a veces olvidamos con el estrés cotidiano. Carcasona puede ser incluso su próximo destino para una escapada bienestar con hoteles equipados con SPA y toda una gama de tratamientos con los más refinados productos cosméticos.  
La Ciudad es el sitio gourmet por excelencia con dos chefs estrellados en la Guía Michelin y extraordinarios chefs, preocupados por el respeto de los productos locales y una presentación refinada. Bares de vino, tiendas de artesanía, galerías de pintura, tiendas de productos locales y otros animan el centro de la ciudad: La Bastide Saint Louis, à sólo veinte minutos a pie de la ciudad medieval. Numerosos son los visitantes que llegan a ella por la estación de trenes, sabiamente situada frente al Canal del Midi.  
La “Bastide Saint Louis” construida durante la época de San Luis es cómo un baúl de tesoros que descubrimos a las puertas de la ciudad medieval. Basta dejar atravesar nuestra curiosidad el puente viejo y otra Carcasona nos invita a descubrir palacetes de una suntuosa época que debe su riqueza a la antigua industria textil, una bella catedral, la iglesia Saint Vincent con una vista excepcional desde lo alto de sus 230 escalones, la plaza Carnot y sus cafés y bares, el museo de Bellas Artes con una rica colección permanente y exposiciones durante todo el año y el Canal del Midi.  
Carcasona es una ciudad que respira oxígeno puro. El Canal del Midi utilizado antiguamente para transportar mercancías diversas nos ofrece hoy la posibilidad de descubrir su obra durante un crucero, un paseo a sus orillas a pie o en bici a la sombra de árboles centenarios. El paso de sus esclusas es una de sus atracciones principales. 
Verde es también el color del Lago de la Cavayère a sólo unos minutos en coche de la ciudad medieval. Áreas de picnic, parque acrobático, espacio náutico y hasta un parque australiano forman parte del entorno que atrae los amantes de senderismo. El campo de golf de 18 hoyos al sur de la ciudad es otra forma de disfrutar esta cara distinta de la ciudad. La diferencia de niveles y sus vistas a los pirineos convierten sur fairway en un recorrido interesante para los amantes de este deporte.      
Carcasona es también viticultura pura y se encuentra en el corazón mismo de un gran viñedo. Corbières, Minervois, Cabardès, Vins Pays de la Cité, Blanquette de Limoux , tantas aromas inesperadas que traducen la pasión de nuestros viticultores. La misma pasión por la tierra experimentada por aquellos a la búsqueda del oro negro: nuestra trufa, motivo de sorpresa para quienes asocian el misterioso tubérculo a otras regiones.
Situados en el sur de Francia, a menos de una hora de Toulouse y a 2 h 30 de Barcelona, la ciudad le invita a descubrirla pero además a descubrir el país cátaro del cual somos el corazón mismo. Abadías, castillos, catedrales naturales subterráneas, viñedos le esperan y convierten nuestro destino en un sitio indispensable en el sur de Francia a donde se va y se vuelve una y otra vez para impregnarse de la riqueza de su región. Carcasona no es un lugar de paso, somos el destino de su próxima estancia. Amante de historia y de las costumbres francesas, no pierda esta oportunidad de descubrir Francia en su auténtica versión meridional.
Aproveche su viaje para disfrutar de nuestro Festival, de la Feria en agosto, de torneos de caballería durante el verano, de los inigualables fuegos artificiales el 14 de julio, de la Magia de Navidad y de un sinfín de eventos culturales durante todo el año.   
La Oficina de Turismo de Carcassonne cuenta con un equipo de promoción y comunicación dinámico y profesional para el cual será un inmenso placer recibirle durante un viaje de prensa. Sus lectores adorarán la narración de su paso por la legendaria Carcasona. 
¡Carcasona, Patrimonio Mundial de la Humanidad le espera¡