Costas e islas atlánticas de Francia

  • La duna del Pyla

    La duna del Pyla

    © Atout France / Phovoir

  • Biarritz

    Biarritz

    © Atout France / Phovoir

Costas e islas atlánticas de Francia pyla fr

En la vertiente oceánica, el litoral ofrece un espectáculo hermoso y majestuoso, con las poderosas olas rompiendo en las playas al pie de las dunas.

Dividida en costas con nombres evocadores -Amor, Jade, Plata-, alberga desde La Baule a la frontera española localidades con playas blancas y luminosas que hacen las delicias de los veraneantes, como en Pornichet, Saint-Jean-de-Monts, Sables d’Olonne o Biscarosse.

 

El litoral está asimismo constelado de islas como Noirmoutier, Ré, Oléron, Aix. Tiene una fuerte tradición ostrícola que se encuentra sobre todo en el Bassin d’Arcachon, y es asimismo un paraíso para los amantes de las grandes olas propicias para practicar el surf, en especial en Lacanau, Hossegor o Cap Breton.

 

La duna del Pyla entre Burdeos y Biscarosse es la campeona de Europa por su altura (114 m), detrás de la cual se extiende un gigantesco bosque de pinos marítimos, que también se encuentran en gran parte de la costa. Este bosque, característico de las Landas, es perfecto para los numerosos aficionados al senderismo y a los paseos a caballo o en bicicleta, que aprecian los senderos acondicionados y sombreados.

 

Más al sur, la costa vasca cambia este decorado rectilíneo para ofrecer un litoral más variado, con alternancia de arena, rocas, acantilados, calas y bahías, así como sus localidades: Biarritz, San Juan de Luz, Anglet o Hendaya…