Córcega, la isla montaña

  • CÓRCEGA

    CÓRCEGA

    © Atout France / Palomba Robert

  • PORTO VECCHIO

    PORTO VECCHIO

    © Atout France / Palomba Robert

  • ALGAJOLA

    ALGAJOLA

    © Atout France / Palomba Robert

Córcega, la isla montaña Corsica fr

Córcega, la isla de la belleza

Llegando por mar o por aire, la Isla de la Belleza, como se la conoce, aparece como una montaña que surge del mar, en la que los dantescos paisajes de cumbres, de picos y de lagos alternan con las inmensas y apacibles llanuras.

 

Con 120 cumbres por encima de los 2.000 m, nevadas en invierno, Córcega es una auténtica “reserva de agua” y la isla más montañosa, la más verde y fresca del Mediterráneo.

 

La montaña es el corazón de Córcega, guardiana de sus tradiciones y de su identidad, y el marco natural de pueblos de robustas casas de piedra. La montaña de Córcega es pues el lugar predilecto de los amantes de los encuentros y las visitas, pero también de las rutas a caballo o a pie, en BTT, parapente, escalada o incluso de esquí, ya que la isla dispone de algunas instalaciones para practicar los deportes de nieve... ¡con vistas al mar!

 

Además cuenta con 1.000 km de costas hechas de calas e islas rocosas, playas de arena fina, reservas y marismas, es un paraíso para los aficionados al senderismo, a la vela y la naturaleza. El monte bajo exhala su perfume siguiendo el ritmo de las estaciones con 121 especies de plantas endémicas que ofrecen una fragancia inimitable.

 

La parte occidental de la isla, rocosa y de aguas cristalinas, alberga el Cabo Corso, Saint-Florent, Ile-Rousse, Calvi, punto de partida para descubrir la Balagne o la reserva natural protegida (Unesco) de Scandola.

 

Porto, las “calanche di Piana” paraje protegido (Unesco), las Islas Sanguinarias, Ajaccio y su pasado imperial y el yacimiento megalítico de Filitosa merecen realizar visita, así como los acantilados que albergan el puerto de Bonifacio.

 

Las islas Lavezzi (reserva protegida), en la punta sur, son un paraíso para los deportes náuticos. A lo largo de la costa este, el paisaje cambia: cordones arenosos, marismas, lagunas, estuarios y playas de arena salpicadas de residencias secundarias y hoteles dominan el mar como en las localidades de Porto-Vecchio, Solenzara o Moriani Plage.

 

Bastia, al noreste de la isla, declarada Ciudad de Arte y de Historia, concluye este periplo por Córcega.

Más información

Related videos

 
 

Sponsored videos

 
 
 
 

Alrededores