Burdeos, Patrimonio Mundial por la UNESCO

  • Vista aerea de Burdeos

    Vista aerea de Burdeos

    © OT Bordeaux / Thomas Sanson

  • Puente de Burdeos y catedral St-Michel

    Puente de Burdeos y catedral St-Michel

    © Atout France / stock Martin

Burdeos, Patrimonio Mundial por la UNESCO Bordeaux fr

Burdeos figura en el Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el año 2007. Se trata del reconocimiento del valor y de la unidad patrimonial de la ciudad, que se ha modernizado a lo largo de los siglos sin romper su armonía ni su riqueza arquitectónica.

Burdeos es el primer conjunto urbano distinguido por un espacio tan amplio y complejo que se extiende a lo largo de 1.810 hectáreas, la mitad de la ciudad, desde los bulevares hasta las orillas del Garona.

Una riqueza única en una ciudad en movimiento

Con más de 347 monumentos históricos, un sector protegido de 150 hectáreas, 3 iglesias (Saint-André, Saint-Michel y Saint-Seurin) ya incluidas en el Patrimonio Mundial en el marco del Camino de Santiago, Burdeos lo tiene todo para figurar en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Sin embargo, la capital girondina, joya arquitectónica del siglo XVIII, debe su esplendor a arquitectos de todas las épocas: Jacques Gabriel (avenidas de Tourny), Victor Louis (Gran Teatro), Jacques d’Welles (estadio municipal) o Richard Rogers, que proyectó el Centre Pompidou de París y el Tribunal de Gran Instancia de Burdeos.

Además de su riqueza arquitectónica, Burdeos tiene el atractivo de sus barrios cosmopolitas y llenos de vida: de las calles estrechas del barrio de Saint-Michel a los edificios de los años sesenta y setenta de Mériadeck, son los símbolos de una ciudad que ha sabido evolucionar con su tiempo sin perder su carácter ni su identidad.

Es también la consecuencia de las grandes obras de revalorización iniciadas en 1996 bajo el impulso del alcalde Alain Juppé, concretados en el acondicionamiento de la ribera del río, la restauración de las fachadas y la puesta en servicio del tranvía.