¡Bienestar bajo el sol!

  • © Atout France/ Phovoir

¡Bienestar bajo el sol! 98714 pf

Cuidados al Monoï en Polinesia

Producto fundamental de la cultura polinesia, el Monoï de Tahití es utilizado regularmente en los cuidados de puesta en forma cuando se aloja en esta región de Ultramar. Con virtudes relajantes, este aceite natural a base de flores de tiaré y de copra (extracto de coco) hidrata la piel, descansa el cuerpo y protege el cabello. Su utilización habitual se encuentra en los spas del Club Med o de los establecimientos de lujo Pearl Resorts. En cuanto a la isla de Tahití, alberga el instituto del Monoï que propone sus servicios en los mayores centros de masaje del archipiélago.

En las islas de Mooréa, Bora-Bora, Taha’a, Tikehau o Manihi, se disfruta de este saber hacer y de los productos de los spas Manea, expertos del tradicional Taurumi (masaje polinesio)… ¡Podrás elegir un peeling con arena y coral de Bora-Bora o bálsamo con extractos de mango y de papaya!

Talasoterapia bajo los trópicos

Talasoterapia, termalismo, aromaterapia, shiatsu… Estas son algunas prestaciones para cuidarte durante tu estancia en las Antillas. En Martinica, en el hotel Marouba de Le Carbet, modelaje corporal bajo afusión de agua marina, baños y chorros burbujeantes o de hidromasaje, o cuidados con algas para recuperar la suavidad de la piel son realizados durante todo el año. En La Reunión, hay que dirigirse al pueblo de Cilaos, situado a 1.200 m de altitud, para disfrutar de las virtudes de dos manantiales de agua caliente descubiertos en el siglo XIX.

En la actualidad, unas curas y programas de puesta en forma son ofrecidos en las Termas de Cilaos. Hidroterapia, baños de vapor relajantes o cuidados con algas y arcilla contribuyen a recuperarte tras un día de sol o de senderismo por el bosque.

El bienestar mediante el yoga

Único en su género, en Martinica, en el Capest Lagoon Resort se disfruta de un ambiente que combina  la armonía del cuerpo y de la mente. Durante una sesión de yoga en la playa, en un entorno lleno de encanto frente al azul del océano, en pleno ambiente zen, se trabaja la serenidad para sentirse bien en un cuerpo sano. El establecimiento también cuenta con un hammam, unas duchas de chorro y un spa de estilo japonés que propone peelings con cristales de sal marina o masajes con esencias tropicales.

En Saint-Barthélémy, el Eden Rock Hotel ofrece actividades zen de puesta en forma alrededor del yoga, clases de Pilates (yoga, gimnasia y danza) o de body sculpt.

Regenerarse mediante las plantas, las flores y las frutas de las islas

En Saint-Barthélémy, el hotel Le Toiny recurre a unos especialistas de la puesta en forma en la isla: Saint-Barth Spa. Para que su clientela se recupere de la mejor forma, los cuidados utilizan productos naturales procedentes de la flora local. Cuidados de los pies, de la cara o liberación de las energías completan una envoltura de arcilla y mousse de piña, que revitaliza el grano de la piel, o un tradicional masaje con aceite de coco, que prepara el bronceado.

En Guadalupe, en el hotel du Domaine de Pointe Batterie te cuidan con baños relajantes de barro o flores de las Antillas. Único spa de hotel de la isla, ofrece otras prácticas de bienestar como los masajes suecos, algunos de ellos anti-estrés o tónicos mediante golpeteos para eliminar las toxinas y liberar las tensiones, pero también reflexología, este sorprendente masaje realizado con los pies.

El deporte para una puesta en forma tónica

Tanto si eres una joven mamá o simplemente tienes las “baterías” completamente vacías, es fácil regenerarse gracias a unos cuidados “tónicos” que despiertan y devuelven vida al cuerpo. En unos entornos a menudo llenos de encanto, frente al mar o a la laguna, la práctica de ejercicios estimulantes dinamiza la mente y redibuja la silueta del cuerpo. Fitness, Challenge Step, Body Combat, aquafitness… son algunos de los “talleres” dinámicos que permiten recuperar la forma.

En las Antillas o en Polinesia, los Club Med presentan un amplio abanico de servicios “deportivos” de bienestar (aquagym, fitness…), dirigidos por especialistas reconocidos. En Guyana, a través de los hoteles Novotel y Mercure, se pueden realizar actividades equivalentes.

En Guadalupe y en las islas vecinas, los hoteles de la compañía Des hôtels et des Îles presentan diferentes establecimientos de buen gusto que ofrecen recorridos acuáticos, salas de deportes, piscinas o masajes. Yendo hacia el océano Índico, los hoteles Anthurium proponen servicios de actividades dinámicas para que sus clientes recarguen las baterías.

El bienestar a medida

Masajes relajantes, cuidados mediante el deporte, baños de flores exóticos… ¡A cada cual su fórmula! A través de agencias de viaje especializadas se puede preparar una estancia de “puesta en forma” a medida y disfrutar de los cuidados más adecuados para cada uno. Nouvelles Frontières propone unas estancias de “talasoterapia” en algunos territorios de Ultramar, al igual que Jet Tours con sus estancias “Spa y talasoterapia”.

En Polinesia, en los establecimientos equipados con instalaciones de gran calidad, las agencias de viaje Tahiti Nui Travel o Tahiti Tours se ocupan de reservar el centro y los cuidados deseados en diferentes islas polinesias.