Un soplo de aire fresco gastronómico en Bretaña

  • Kouign Amann

    Kouign Amann

    © CRT Bretagne / Jean-Patrick Gratien

  • Coquille Saint-Jacques

    Coquille Saint-Jacques

    © CRT Bretagne / Jacqueline Piriou

  • Ostras

    Ostras

    © CRT Bretagne / Jacqueline Piriou

  • Productos del mar

    Productos del mar

    © CRT Bretagne / Jean-Patrick Gratien

  • Crepes

    Crepes

    © CRT Bretagne / Jean-Patrick Gratien

Un soplo de aire fresco gastronómico en Bretaña 35260 fr

Especialidades bretonas: variadas y... a base de mantequilla

Bretaña tiene multitud de caras, tanto en sus paisajes como en sus especialidades culinarias. En tu plato podrás alternar charcuterías y productos del mar, sin olvidar la  sidra y el chouchen, siempre presentes.

  • Los productos del mar

La cocina de Bretaña es una cocina del mar. En el puerto de Erquy, cerca de Saint-Brieuc, observa a los pescadores sacar los sacos de vieiras antes de probar estas conchas en uno de los restaurantes de los alrededores. A continuación, tómate una caballa preparada en rillettes o pide una bandeja de marisco compuesta de langostinos, arañas de mar, bueyes de mar, gambas, bígaros…

  • Cancale, capital de las ostras

En el puerto de Cancale, entre Saint-Malo y el Monte Saint-Michel, podrás saborear las ostras planas más reputadas de Francia. El Consejo Nacional de las Artes Culinarias ha concedido a esta localidad de la Costa Esmeralda la etiqueta de “destacado lugar del sabor” por la calidad y el renombre de sus ostras. Para variar los sabores, prueba las ostras Prat-Ar-Coum de la ensenada de Brest o las de Plena Mar de Quiberon, deliciosas acompañadas de pan con mantequilla (¡salada!) y un vaso de muscadet.

  • Los productos de la tierra

Tras los pescados y el marisco, los bretones te proponen una gran variedad de charcutería: rillettes de cerdo, jamón ahumado, paté Henaff – con la célebre caja azul y amarilla que es uno de los objetos de culto de la gastronomía bretona– o la andouille de Guémené (embutido de cerdo): cada año, durante el fin de semana de agosto, puedes acudir a la fiesta de la andouille en Guémené-sur-Scorff, en el corazón del País del Rey Morvan.

  • Los dulces bretones

Difícil de imaginar una estancia en Bretaña sin tomar una galette (salada) seguida de una crêpe (dulce). En Gourin, en el Morbihan, podrás admirar la habilidad de las cocineras que participan en el concurso de la mayor crêpe. Otros dulces bretones: el far Breton a base de ciruelas pasas, las galettes de Pont-Aven  o el kouign-amann, un pastel de mantequilla de Douarnenez.

 

Bebidas para acompañar las especialidades bretonas

¡Al César lo que es del César! La sidra bretona es, con la sidra de Normandía, la única que cuenta con una Indicación Geográfica Protegida (IGP). Se bebe tradicionalmente en unos cuencos o tazas y acompaña todas las comidas. Prueba la Royal Guillevic, única sidra que cuenta con etiqueta roja. Bretaña también se siente muy orgullosa de sus cervezas así como del chouchen, un licor obtenido a partir de la fermentación de miel en agua o en vino.

 

Localizar y probar las especialidades bretonas

  • La Trinitaine: fundada en la Trinité-sur-Mer (Morbihan) en 1955, esta bizcochería bretona cuenta con alrededor de 40 puntos de venta en la costa atlántica, repartidos entre Honfleur y Arcachon.
  • Conserverie La Belle-Iloise: creada en 1932 por Georges Hilliet cerca del puerto pesquero de Quiberon, la conservería te abre sus puertas para descubrir las diferentes etapas de la fabricación de las conservas y sopas, todas a base de pescado. Del Pas-de-Calais al País Vasco y de Hyères a Menton en la Costa Azul, encuentra asimismo los productos de esta conservería bretona en numerosas tiendas de venta directa.

Sobre Bretaña