Ruta de compras por Saint-Tropez

  • Saint-Tropez

    Saint-Tropez

    © Atout France/Michel Angot

  • Mercadillo de Saint-Tropez

    Mercadillo de Saint-Tropez

    © OT St-Tropez

  • Pendientes

    Pendientes

    © Atout France/Thinkstock/olgakr

Ruta de compras por Saint-Tropez 83990 Saint-Tropez fr

Antes de finales de los años cincuenta, Saint-Tropez era un apacible puerto pesquero hasta que Brigitte Bardot lo cambió todo.

Esta localidad se ha convertido en el lugar de cita preferido de la jet set del mundo entero en busca de sol.

Sol, oro y lentejuelas

El Café Sénéquier (muelle Jean Jaurès) es una institución del puerto, célebre por las personalidades que lo frecuentan. Dirígete a continuación al Triángulo de Oro, barrio situado entre el puerto, la plaza de la Garonne y la plaza de Lices. Es aquí donde se han instalado grandes marcas como Dior, Louis Vuitton, Gucci y Fendi.

Alrededor de finales de octubre se celebra el Gran Rastrillo: los grandes nombres de la alta costura, de la joyería, de los cosméticos y del diseño liquidan todos sus finales de colección.

Vestirse como los locales

¡No puedes marcharte de Saint-Tropez sin llevarte un bañador! Para los hombres, la marca local Vilebrequin (calle Jean Mermoz, 1 y calle Gambetta, 24) y para ellas, la perla rara del bikini se encuentra en Kiwi (cuatro tiendas en la localidad) o en Pain de Sucre (calle Général Allard, 94).

Para las célebres sandalias de Saint-Tropez, el Atelier Rondini (calle Clémenceau, 16) y K. Jacques (en el 25 de la calle Allard y el 16 de la calle Seillon) son de obligada visita. Praiaz (Pasaje del Puerto) vende calzado a la última perfecto para navegar e ir a la playa: ligero, flexible y… ¡perfumado!

La Chemise Tropézienne (calle Gambetta, 23) propone unas camisas muy hermosas como accesorio perfecto para la playa; por su parte, Terre et Mer (Plaza de Lices) está especializado en la ropa de hogar. Visita Gas Bijoux (plaza de la Garonne), uno de los establecimientos destacados de la ciudad desde 1971.

La diversión del mercado

Todos los martes y sábados por la mañana, tienes una cita en la plaza de Lices para un mercado al aire libre muy animado. Luego, siéntate en la terraza del Café des Arts (plaza de Lices), un auténtico bar francés donde asistirás a unas partidas de petanca. Si deseas probar un trozo de la más suculenta de las tartas de Saint-Tropez debes acudir a Marcel et Cavazza (calle Georges Clémenceau, 29) o puedes refrescarte con los helados y sorbetes caseros del Glacier Barbarac (calle del Général Allard, 2).

Reserva una mesa (¡o mejor todavía, una habitación!) en el emblemático Hotel Byblos (avenida Paul Signac, 20). Este hotel de cinco estrellas celebró la unión entre Mick Jagger y Bianca en 1971.

Artículos Relacionados