Quiche Lorraine

  • Quiche Lorraine

    Quiche Lorraine

    © Atout France/Michel Laurent

Quiche Lorraine Lorraine fr

Es un clásico de la cocina francesa. Se trata de una tarta salada que fue creada en torno al siglo XVI en la región de la Lorraine. Se puede hacer con muchos rellenos diferentes, pero la “quiche lorraine tradicional” se prepara con nata, huevos, bacon ahumado y queso.

Ingredientes

Para la masa quebrada:

  • 200 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal

Para el relleno

  • 200 g de bacon ahumado
  • 200 g de queso gruyère rallado
  • una cucharada de aceite
  • 250 ml de nata
  • 100 ml de leche
  • 4 huevos
  • sal y pimienta

* En lugar de hacer la masa casera se puede utilizar perfectamente una masa quebrada de las que venden en los supermecados.

Elaboración

1.- Precalentar el horno previamente a 180º

2.- Preparar la masa casera:

Hacer un volcán con la harina, añadir la mantequilla en dados e ir uniendo todo hasta conseguir una masa homogénea. No amasar demasiado pues endurece la masa. Hacer una bola y guardar en el frigorífico durante media hora envuelta en film de cocina. Extender con el rodillo y se cubre con ella una tartera llana de base desmoldable. Pasar el rodillo por el borde y retirar el sobrante de masa.Esta base se cubre con papel de hornear o papel de aluminio y se ponen unos garbanzos o cualquier otra semilla y se hornea durante 15 minutos a 180º.  Quitar el peso y pincelar con el huevo.  Volver a hornear durante 5 minutos, para sellar bien la masa y evitar que absorba humedad del relleno.

3.- Preparar el relleno:

Rallar el queso y cortar en daditos el bacon. Poner una sartén con la cucharada de aceite y freir el bacon, escurrir sobre papel de cocina y reservar.  Batir los huevos y mezclar con la nata y la leche, sazonar con sal y pimienta. Sobre la base de la tarta poner algo más de la mitad del bacon y el queso y a continuación la mezcla de huevo y nata, y repartir el resto del bacon por arriba.

Hornear a 180º durante una media hora o hasta que esté cuajado y dorado.  Se sirve caliente.