País de Bergerac, viñedos y fortalezas

  • Bergerac-Dordogne

    Bergerac-Dordogne

    © Joffrey-Revoy

  • © Bergerac

  • © Bergerac

  • © Bergerac

País de Bergerac, viñedos y fortalezas Bergerac fr

¡Una orgullosa ciudad a orillas de la Dordogne, sus majestuosas gabarras animan el río cotidianamente, un magnifico centro histórico Renacentista y… el fantasma de Cyrano cuya gran “nariz” nunca vio Bergerac!, así es Bergerac. En sus alrededores, viñedos hasta el horizonte, Castillos suntuosos y Fortalezas todavía invulnerables: bienvenidos al País de Bergerac que celebra con brillantez un cierto arte de vivir.

 

Una pequeña vuelta por Bergerac… 

Un laberinto de calles y de placetas más encantadoras las unas que otras. Levantamos la cabeza para admirar los entramados, las ventanas en ojiva, las puertas trabajadas. Sobre todo no perder ni una migaja de las anécdotas históricas: “en el momento de la llegada de Catherine de Médicis, las fuentes de la calle “des Fontaines” vertían vino para despertar los ardores de los ¡Católicos!”

Más lejos, en la plaza Pélissière saludamos la estatua de Cyrano - oh, no esta nada mal - rápidamente las cámaras de fotos se dirigen hacia las casas de los barqueros situadas en la plaza de Mirpe, nos quedamos boquiabiertos delante de la máquina que sirve para esculpir en serie las cazoletas de las pipas, en la parte mas alta del Museo de Antropología del Tabaco. ¡Y por supuesto, a la hora del aperitivo no hay que olvidase de pasear por los muelles!

 

¿Y los vinos de Bergerac? 

¡Ah si! Para saberlo todo sobre ellos hay que pasar obligatoriamente por la casa de los vinos de Bergerac. La vivienda en si misma vale la pena ser visitada: una mansión del siglo XVII, construida alrededor de un claustro realizado en ladrillo y madera (El claustro de los “Récollets”).

Conoceréis todo sobre las 13 apelaciones de origen que constituyen estos viñedos gracias a la exposición “El vino es una Escapada”: película, sala sensorial para identificar los aromas de los vinos de la región y sobre todo la vinotera. Completareis vuestro aprendizaje con una degustación comentada por el equipo de la casa del vino. ¡Además, es gratis!
…y a los alrededores.

A propósito de los viñedos… Encontramos una profusión de sensaciones con una gama de 5 colores, 13 AOC.

¡Realmente, una gran selección! Monbazillac, Pécharmant, Saussignac, tintos con cuerpo, rosados afrutados, blancos licorosos… Cada degustación es un compendio de sabores  y aromas preparados por unos viticultores apasionados. Caeremos en la tentación de dar un paseo entre las viñas, de buscar la frescura de una bodega e incluso de hacer un pequeño tente en pie alrededor de una botella.


Bueno… ¿y el patrimonio?

¡Con gran respeto nos inclinamos! Entre las fortalezas, las ciudades medievales, los castillos, las abadías y todo lo demás… mi corazón no acaba de decidirse.

Y además, es el momento de aprender un montón de anécdotas: ¿Por que New York se parece a una fortaleza de la Edad Media? ¿Por qué se fortifican las iglesias? ¿Cómo un molino puede fabricar papel con trapos viejos?

Related videos

 
 

Sponsored videos