Organiza tu estancia

  • El Mont-Saint-Michel

    El Mont-Saint-Michel

    © CRT Normandie / L. Helbert (Le Mont-Saint-Michel)

  • Granville

    Granville

    © CRT Normandie / P. Jeanson (Granville)

  • Giverny Fondation Monet

    Giverny Fondation Monet

    © CRT Normandie / Th. Houyel (Giverny Fondation Monet)

  • Arromanches

    Arromanches

    © CRT Normandie / Calvados Tourisme (Arromanches)

Organiza tu estancia L'Abbaye 50170 Le Mont-Saint-Michel fr

 Acceder al Monte Saint-Michel, encontrar un hotel en el monte o en las proximidades inmediatas, comer, conocer los horarios de las mareas, realizar la travesía de la bahía, etc. Encuentra todas las informaciones prácticas para organizar tu estancia en el Monte Saint-Michel, en la Mancha y en Normandía.

 ¿Cómo llegar a Normandía y al Monte Saint-Michel?

Normandía está situada cerca de París y de sus aeropuertos internacionales. A ella se accede fácilmente en tren y en coche gracias a las redes de transporte rápido.

Situado en el departamento de la Mancha, el Monte Saint-Michel se encuentra a 3h30 de París.

Desde el Reino Unido o Irlanda, numerosas líneas de ferry permiten al viajero llegar fácilmente a los puertos normandos con su coche. Por otro lado, varias líneas aéreas conectan Inglaterra y Normandía a través de los aeropuertos de Deauville-Normandía y Caen-Carpiquet. La conexión con el Monte Saint-Michel es fácil y rápida.

Los alrededores del Monte Saint-Michel han sido completamente reacondicionados. Ahora se ha mejorado la travesía entre el continente y el Monte, con un recorrido de descubrimiento totalmente renovado. Nuevo centro de recepción, nuevo acceso, nuevos medios de transporte: todo ha sido pensado para que el Monte sea accesible a todos los públicos. El nuevo aparcamiento de pago está situado 2,5 km en el continente. Desde el aparcamiento y el Centro de Informaciones Turísticas, unos autobuses gratuitos y unos caminos peatonales conducen a los visitantes hasta el Monte. A pie, los visitantes recorren el nuevo puente-pasarela. Por su parte, el autobús deja a los pasajeros a 400 metros del Monte Saint-Michel para reservar a los peatones unas vistas despejadas del Monte y de la bahía.

¿Dónde comer y dormir?

Numerosos hoteles y restaurantes te acogen en el interior del Monte Saint-Michel, en las proximidades inmediatas y en la bahía. Imagínate el placer de comer en una terraza con vistas a la bahía o pasar una noche en el Monte… ¡Algo mágico! En la bahía, podrás alojarte en una casa rural, una casa de huéspedes, un camping y un área de caravanas.

Quienes gusten de las estancias itinerantes encontrarán asimismo en la Mancha y en el resto de Normandía alojamientos de calidad que permiten organizar un circuito que combine historia, gastronomía, ocio y cultura…

 Lo que hay que ver y hacer en el Monte Saint-Michel

Pasear por las callejuelas adoquinadas del pueblo, recorrer las murallas, visitar las tiendas… Tómate tu tiempo, instálate en la terraza de un bar o de un restaurante y disfruta de las vistas de la bahía.

Prosigue tu ascenso hacia la abadía. La terraza del Oeste, explanada de la abadía, es un mirador ideal. ¡Desde allí arriba las vistas son magníficas! Dominando la inmensidad de la bahía, la abadía del Monte Saint-Michel muestra la pericia arquitectónica de los constructores de la Edad Media. La abadía sigue siendo un importante lugar de peregrinación. Dos comunidades de monjes y monjas se encargan del rezo diario. Visitas guiadas, actividades y conciertos de música clásica tienen lugar en el edificio religioso.

La travesía de la bahía es también una atracción que no debes perderte. Acompañado de un guía certificado, aventúrate en este ecosistema único. Elige una travesía “clásica” o una “insólita”, que te permitirá contemplar las arenas movedizas… Descubre las actividades en el Monte y en los alrededores.

 Las grandes mareas: cuando el Monte Saint-Michel vuelve a ser una isla

La bahía del Monte Saint-Michel es el teatro de las mayores mareas de Europa. Cuando el coeficiente de la marea es superior a 110, el Monte vuelve a ser una isla. El vado queda sumergido, condenando durante unas horas el acceso al Monte.

Para observar el fenómeno de la marea ascendente, hay que estar presente dos horas antes de la pleamar.

Según la leyenda, el mar sube “a la velocidad de un caballo al galope”. Un espectáculo fantástico a observar desde el Monte y sus murallas, la terraza del Oeste (explanada de la abadía), pero también desde el puente-pasarela o en la bahía: en la Roche Torin en Courtils, en Le Grouin du Sud en Vains-Saint-Léonard y en el Gué de l’Epine en Val-Saint-Père.

Para preparar del mejor modo tu visita al Monte Saint-Michel, consulta los horarios de las mareas.

 Lo que hay que ver y hacer en la bahía del Monte Saint-Michel y alrededores

En Avranches, el Scriptorial, museo de los manuscritos del Monte Saint-Michel, alberga verdaderos tesoros. Descubre el arte desarrollado por los monjes copistas y conoce los secretos de fabricación de los manuscritos, preciadamente conservados desde hace siglos.

Granville está construida sobre un promontorio rocoso que cierra la bahía del Monte Saint-Michel. Quedarás fascinado por el encanto de sus playas y de la ciudad vieja, rodeada de murallas. En la época de buen tiempo, embárcate para las islas Chausey y sus 365 islotes que pueden verse a marea baja.

Por su parte, Villedieu-les-Poêles perpetúa la gran tradición artesanal alrededor del cobre.

Museos, parques temáticos, itinerarios y paseos, actividades deportivas… Organiza tu estancia en la Mancha en la web de Mancha Turismo.

 Lo que hay que ver y hacer en Normandía

Prolonga tu estancia en Normandía y descubre otros lugares destacados.

Con 600 kilómetros de costas, Normandía es un destino ideal para los amantes del litoral. Un litoral jalonado por lugares emblemáticos como Étretat, Deauville, Honfleur, Cherburgo y la península del Cotentin. El 6 de junio del 1944, las costas normandas fueron el teatro de la mayor operación militar anfibia y aerotransportada de todos los tiempos. Puerto artificial de Arromanches, Punta del Hoc, Sainte-Mère Eglise… Normandía es un museo a cielo abierto. Cuenta con numerosos lugares y museos dedicados al Desembarco y a la Batalla de Normandía.

En 1066, Guillermo el Conquistador, duque de Normandía, también cruzó la Mancha para reclamar la corona de Inglaterra. Visita su ciudad natal, Caen, donde hizo construir un castillo y dos abadías, Bayeux con su célebre Tapiz. Por su parte, la ciudad de Rouen está estrechamente relacionada con Juana de Arco.

La historia del arte también está íntimamente vinculada a Normandía. Le Havre, Rouen, Honfleur y el valle del Sena son unos paisajes que inspiraron a los pintores impresionistas. Claude Monet encontró en Giverny su rincón paradisiaco. Cada año, varios cientos de miles de visitantes descubren su casa y sus fabulosos jardines, pero también las colecciones impresionistas de los museos de Normandía, las más importantes tras las del Museo de Orsay de París.

No se puede hablar de Normandía sin mencionar su terruño y su gastronomía. Camembert, sidra, calvados, vieiras, etc. ¡Normandía despertará todos tus sentidos!

Descubre los sitios imprescindibles y organiza tu estancia en Normanía.

 

Artículos Relacionados