Los ineludibles de Rhône-Alpes

  •  Típico Bouchon de Lyon

    Típico Bouchon de Lyon

    © M. Perrin-OT Lyon

  • Teleférico de Grenoble

    Teleférico de Grenoble

    © Atout France - Jean François Tripelon-Jarry

  • Vista sobre el lago de Bourget

    Vista sobre el lago de Bourget

    © RA Tourisme-C. Martelet

Los ineludibles de Rhône-Alpes Rhone Alpes fr

Hay visitas obligatorias que tienes que realizar cuando viajas a un destino. Aquí te indicamos lo que no debes perderte cuando vengas a la región de Rhône-Alpes.

  • Lyon, capital regional: su casco antiguo clasificado por la Unesco, los muelles del Ródano y del Saona, la basílica de Notre-Dame de Fourvière, el parque de la Tête d´Or (el Central Park de Lyon), la ruta de la seda, las paredes pintadas, el mercado Les Halles Paul Bocuse.
  • En el departamento de Ain: el Monasterio Real de Brou en Bourg en Bresse, los estanques de Dombes y el pueblo medieval de Pérouges.
  • Descubrir las Gargantas del Ardèche y el puente natural de Vallon Pont d´Arc en canoa. Al lado se pueden visitar las Cuevas Chauvet (candidatura Patrimonio Mundial de la Unesco en proceso) y sus 420 representaciones de animales.
  • En el departamento de Drôme: los campos de lavanda, la pintoresca ciudad de Poët-Laval, la ciudad de Nyons (famosa por su aceite), la ciudad de Montélimar (famosa por su turrón, llamado nougat; el casco antiguo, el castillo de los Adhémar, el museo de nougat), el pueblo de Grignan.
  • En el departamento de Isère: la ciudad de Grenoble, conocida como la capital de los Alpes (catedral Notre-Dame, plaza Saint-Claire, el parque de la ciudad, la plaza Grenette, el fuerte de Bastille a donde se llega en teléferico con cabinas esféricas), los parques naturales de Vercors y des Ecrins, la estación de esquí de l´Alpe d´Huez.
  • En el departamento de Loire: el parque regional de Pilat y las gargantas del Loira, la ciudad de Saint-Etienne y su ciudad del Diseño, el sitio Le Corbusier en Firminy, la Maison Troisgros, referente culinario de la Roanne.
  • En el departamento de Saboya: el dominio esquiable de Trois Vallées (Courchevel, Méribel, Val Thorens) que cuenta con el Parque de la Vanoise; la abadía de Hautecombe, en las orillas del lago de Bourget; Chambéry, la capital de los Duques de Saboya con su castillo de los Duques de Saboya, su plaza Saint-Léger, su fuente de los elefantes.
  • En el departamento de Alta Saboya: el Mont-Blanc y Chamonix que se encuentra justo a pie del Mont-Blanc; el lago Léman; la ciudad de Annecy, conocida como la Venecia de Saboya con su lago, su casco antiguo, la puerta Sainte-Claire, el palacio de l´Isle; la estación de Megève
  • Descubrir la gastronomía y los vinos:
    - en Lyon, la capital de la gastronomía: mercado Halles Paul Bocuse con sus 60 puestos, en un bouchon (restaurante típico de Lyon) o en un restaurante con estrellas Michelin;
    - en toda la región, en los sitios con sello « Bistrots de Pays”, para probar una cocina de terruño y de calidad;
    - en uno de los restaurantes de Anne-Sophie Pic, la única mujer con tres estrellas Michelín: el restaurante Pic o el bistrot de la Maison Pic que se llama le 7, ambos en Valence;
    - El chef con estrellas Michelín Michel Troisgros representa la tercera generación de dueños del mítico Buffet de la Gare en Roanne. Otra opción más económica consiste en comer en su granja-restaurante;
    - Patas azules, plumaje blanco, cresta roja: los pollos de Bresse llevan los colores de Francia. Reconocidos con D.O, están en la carta que propone el chef Georges Blanc en su hotel y sus restaurantes de Vonnas. 
    - En una región tan aficionada a los placeres de la mesa los gourmets no pueden pasar por alto el Livia, un barco especialmente acondicionado para servir una cocina sana y sabrosa. Dos cocineros fletaron el Livia y ofrecen paseos de 2h30 entre Vienne y Condrieu, siguiendo los viñedos de las Côtes du Rhône septentrionales. www.bateau-livia.com 
    - Descubrir los viñedos de Beaujolais y Côtes du Rhône
  • Acercarse al techo de Europa: desde el centro de Chamonix sale el teleférico de Aiguille du Midi que lleva a los visitantes a 3.842 metros, el punto más cercano de la cima del Mont-Blanc donde se puede llegar sin esfuerzo.




Qué ver

Alrededores