Los guantes de Millau

  • Los guantes de Millau

    Los guantes de Millau

  • El viaducto de Millau

    El viaducto de Millau

  • La Couvertoirade

    La Couvertoirade

  • Roquefort

    Roquefort

  • Auberge Chat Perché

    Auberge Chat Perché

  • Causse Gantier

    Causse Gantier

  • Restaurante La Mangeoire

    Restaurante La Mangeoire

  • Château Creissels

    Château Creissels

Los guantes de Millau millau fr

El saber-hacer en Francia

En este viaje vamos a conocer junto con María Jesús y Juan, los blogueros de Tus Destinos, un destino (re)conocido por su autenticidad. Nos trasladamos durante unos días a los grandiosos paisajes de la meseta de Larzac y descubrimos en vídeo cómo las riquezas naturales de las tierras de Aveyron (Occitanie Pyrénées Méditerranée) y la calidad del trabajo de sus artesanos se materializan en un saber hacer de prestigio…el arte de  confeccionar los guantes de piel de Millau.

Disfrutamos el viaje para admirar la obra faraónica que es el viaducto de Millau, recorrer parte del circuito Templario y Hospitalario en el pueblo con encanto de La Couvertoirade…y degustar el queso rey de Francia, el famoso Roquefort, en las cuevas donde madura y que se encuentran a 30 minutos de Millau!

 

MILLAU, CAPITAL FRANCESA DEL GUANTE DE CUERO

Famosa por su viaducto, Millau destaca también por combinar a la perfección los 3 elementos que son el agua, la tierra, el aire. Una estancia en Millau permite disfrutar de las locas aguas del Tarn, del Jonte o del Dourbie pero también practicar vía ferrata, petanca (acoge cada año un Mundial de Petanca en agosto), escalada o parapente.

Pero en este viaje pudimos comprobar por qué los guantes de Millau son tan rebuscados internacionalmente.

La historia de Millau siempre estuvo ligada a la industria de la piel y del cuero, al reunir la ciudad los ingredientes necesarios para este tipo de oficio: mucha agua (las del río Tarn) y pieles de calidad (las de cordero).

El oficio de trabajar la piel comenzó en el siglo XI cuando la producción del queso Roquefort (otro emblema de la región) generó un importante número de ovejas, siendo necesarias grandes cantidades de leche de oveja para producir el queso rey. En aquella época todos los restos de la oveja se aprovechaban para la industria de la piel, de la lana o del queso.
Tras experimentar un gran auge económico en el siglo XVIII, la guantería convirtió a Millau en la capital francesa de la piel y del guante en el periodo de entreguerras: más de 12.000 personas vivían de esta industria manufacturera en Millau a principios del siglo XX. Aunque los años 70/80 marcaron un cierto declive de los oficios del cuero en la ciudad, la creatividad y la calidad de los guantes de Millau interesan actualmente  a los creadores de moda posicionándose en lo más alto de gama y seducen a famosos como Madonna, Nicoles Kidman, Daft Punk, Sharon Stone, Marion Cotillard, Pharrell Williams o Beyoncé. Esta nueva imagen se apoya en una quincena de pequeñas empresas famosas por su creatividad y su grado de exigencia.

Desde 2010, la ciudad de Millau es galardonada con el sello de «Ciudad y Oficios de Arte» que promociona las tradiciones y las sabidurías artesanales así como su manera de integrarse en una visión contemporánea. Unos 20 profesionales de Millau abren sus talleres para compartir con los visitantes su oficio: ceramista, alfarero, diseñador textil, cuchillero, ebanista, tornero de madera, manufacturas de guantes entre otros.

En 2015, los profesionales que trabajan las pieles en Aveyron se agruparon en la asociación Pôle Cuir Aveyron con el fin de compartir medios y asegurar colectivamente la promoción de la fabricación local. Más info en www.pole-cuir-aveyron.com

Hoy día Millau cuenta con 5 curtidores y 3 manufacturas de guantes.

 

Manufactura de guantes Causse

Nosotros tuvimos la suerte de adentrarnos en los secretos de la manufactura de guantes Causse, que en 2012, coincidiendo con sus 120 años, fue inscrita por la Unesco en el inventario de los oficios de arte raros.

La casa Causse Gantier impresiona primero por fuera con su arquitectura  contemporánea firmada Jean-Michel Wilmotte que alberga un magnífico espacio de visita.

Una vez en su interior destacan la claridad del edificio.

Anne, encargada del espacio de venta, nos llevó a través de los distintos espacios que conforman las dos plantas:

En la planta baja hay:

  • un espacio que relata la historia de la fabricación de los guantes con máquinas de distintas épocas;
  • un espacio de venta / exposición de modelos donde los visitantes podrán disfrutar de los buenos consejos de Anne, la encargada, a la hora de elegir el modelo que mejor nos convendrá tanto en cuanto a talla como a nivel de uso
  • un espacio con fotos muy bonitas tanto de los famosos que llevan los guantes como de los artesanos que los fabrican cada día en Millau
  • parte del taller se encuentra en la planta baja y son esencialmente puestos dedicados a la selección, el trabajo y el corte de las pieles

 En la planta superior se encuentran:

  • las oficinas,
  • otro espacio con fotografías artísticas,
  • la otra parte del taller con puestos de trabajo dedicados a la costura a mano o a máquina, el acabado, la forma y el planchado de los guantes.

Aunque no exista un sello “Made in Millau”, la particularidad de los guantes de Millau es que se trata de un saber-hacer milenario que se trasmite de generación en generación.

Los guantes de Millau destacan por:

  • la calidad de las pieles utilizadas: de cordero pero también se utilizan de ciervo, de pecari (pequeño cerdo salvaje de Amazonia), de pitón, de iguana, de cocodrilo o de avestruz,
  • la calidad de los acabados,
  • la pequeña producción.

Nos impresionó la calma que reina en los talleres así como la pasión, la paciencia y la precisión que se nota en cada gesto de los obreros. Cada etapa de la fabricación requiere un conocimiento específico que da el valor añadido a los guantes de Millau.
Y cuando viene la posibilidad de probarse unos guantes tan bonitos, sensuales y refinados…¡es muy complicado resistirse a comprar un par! Los primeros precios empiezan a partir de unos 60 / 70 €.

¿Dónde comprar los guantes Causse?

  • En la manufactura de Millau
  • En la tienda Causse en París, rue de Castiglione, en el primer distrito de París
  • En tiendas multimarcas distribuidoras como la tienda The Outpost  en
    Barcelona (c/ Rosselló 281 bis - www.theoutpostbcn.com)
  • por internet en www.causse-gantier.fr
 Las tallas de los guantes van de 6 a 11 y se expresan en pulgada y semi-pulgada (1 pulgada = 1/12 de pie francés conocido como “de Carlomagno”, unidad utilizada solamente en guantería y distinta al pie inglés). Se toma la medida cerrando el puño, sin integrar el dedo pulgar. 

Las  manufacturas de guantes que se pueden visitar en Millau:

GUANTES CAUSSE
5, Boulevard des Gantières – 12100 Millau (acceso parking por la rue du Rajol)
De lunes a sábado de 9.30 a 12.00 y de 14.00 a 19.00h. Entrada libre.
Nuestro consejo : Si quieres ver a los obreros trabajando en los talleres, recomendamos acudir a la manufactura Causse de lunes a viernes antes de las 16.00h
www.causse-gantier.fr

MAISON FABRE GANTERIE
18-20 Boulevard Gambetta - 12100 Millau
Visitas los lunes, miércoles y viernes de 14.30 a 16.00h (de enero a abril y de octubre a diciembre); y de lunes a viernes de 10.30 a 11.30 y de 14.30 a 16.00h de mayo a septiembre
www.maisonfabre.com

L’ATELIER DU GANTIER
21, rue Droite - 12100 Millau
De lunes a sábado de 9.00 a 12.00h y de 14.00 a 19.00h
www.atelierdugantier.fr

Aprovecha tu estancia en Millau y en Aveyron para descubrir el famoso viaducto de Millau, pasear por la historia templaria en el pueblo de La Couvertoirade y conocer los secretos del queso Roquefort.

 

El viaducto mágico de Millau

Aunque no sea la ciudad capital de la provincia de Aveyron (lo es Rodez, conocida por su catedral y su Museo Soulages), la ciudad de Millau sorprendentemente se ha convertido en un sitio mundialmente famoso cuando se inauguró en 2004 el viaducto para desviar el tráfico que congestionaba la ciudad y convertir la “Méridienne” (autopista A75) en la vía más corta, más económica y más fluida entre París y el Mediterráneo.

Obra faraónica diseñada por el ingeniero francés Michel Virlogeux y perfilado por Norman Foster, el viaducto es el puente más largo con tirantes y más alto. Nos impresionaron las cifras que lo caracterizan: 2460 metros de largo, el pilar más alto culmina a 343 metros y debajo de ella cabría la Tour Eiffel!, el tablero de acero domina el río Tarn a 270 metros y 3000 hombres y mujeres participaron a la construcción de esta obra excepcional de extraordinaria gracia y equilibrio, que se integra perfectamente en el paisaje.

Esta construcción, única por su tamaño, con aspecto de velero, se ha convertido en una obra de arte que cada año viene a contemplar más de un millón de visitantes.
Apoyado al norte en la Causse Rouge y al sur en las famosas Causses du Larzac, el viaducto de Millau se puede ver desde cualquier lugar, y cuesta elegir las vistas que más nos gustaron:

  • Desde el Viaduc Espace Info:
    Se encuentra a 5 minutos del centro de Millau, al pie del Viaducto, en dirección Albi.
    Este espacio cuenta con un una exposición interior que da informaciones claves sobre la construcción del viaducto (entrada gratuita) y con el Jardín de los Exploradores, donde se puede familiarizar de manera interactiva con la proeza arquitectónica del viaducto además de acceder a un mirador con impresionantes vistas sobre el Viaducto. Hay visitas guiadas de 45 min al Jardín de los Exploradores (6€/adulto) y se puede combinar la experiencia insólita de visitar la Pila 2 del Viaducto (visita de 2 horas – 16€/adulto).
    Abierto todos los días de abril a octubre de 10.00 a 19.00h y de noviembre a marzo de 10.00 a 17.00h.
  • Desde Viaduc Expo:
    Situado en el Área del Viaducto (Aire du Viaduc de Millau) accesible desde la autopista A75 o desde el exterior por el Boulevard du Viaduc (a 10 min del centro de la ciudad en coche).
    Espacio de exposición, tienda de souvenirs, área de picnic.
    Mirador y punto de información turística, es también espacio gastronómico. Después de caminar hacia el mirador y hacerse fotos de recuerdo delante del viaducto, nada mejor que probar los capucins inventados por el chef de Aveyron Michel Bras (galardonado con 3 estrellas Michelin): son cucuruchos con guarnición de los mejores productos de Aveyron, tantos salados como dulces.
    Abre todos los días de 10 a 18.00h y en julio/agosto de 9.00 a 19.30h.
    Visita libre.
  • Desde las carreteras que permitieron su construcción y que se han habilitado en senderos de visita para descubrirlo de cerca, con la posibilidad de entrar en el interior de un pilar para comprobar lo pequeño que somos comparado con este gigante y jugando a ¡escuchar nuestro eco!
  • Desde el pueblo de Peyre, clasificado entre los Pueblos Más Bellos de Francia: un sitio encantador situado a 7 km río debajo de Millau.
  • Pero nada mejor que cruzar el viaducto para darse cuenta de la grandeza de esta obra…¡unos 9 euros muy bien invertidos!

Más información sobre el Viaducto en www.leviaducdemillau.com


Los secretos del queso Roquefort, a 30 minutos de Millau

El Roquefort es un queso casi histórico, un monumento del sabor que forma parte del patrimonio francés.

Mezcla de delicadeza y de poder, el Roquefort representa la alianza perfecta entre el genio de la naturaleza con la inteligencia del hombre. Es la DOC más antigua francesa (1925).

Hace millones de años, la actividad sísmica y la alternancia de las glaciaciones y las templanzas propiciaron el hundimiento de la cornisa de la meseta de Combalou. Este accidente geológico dio lugar al nacimiento de las fleurines, unas fisuras naturales que ventilan una cavidad de 2 km de largo por 300 m de ancho, y mantienen una temperatura y una humedad constantes. Es dentro de estas cuevas donde madura y se refina el queso Roquefort.
¿Conoces la curiosa anécdota del queso Roquefort? Un pastor había dejado su rebaño, su pan y su queso de oveja dentro de la montaña de Combalou para seguir a una chica. Cuando volvió a buscarlos unos días más tarde, su tentempié estaba cubierto de moho pero como tenía hambre se comió el queso y lo encontró riquísimo. Había nacido el Roquefort.

Etapas de fabricación del queso Roquefort
Antes de llegar a las cuevas de Roquefort es importante saber que durante la fase de fabricación de los quesos se incorpora a la leche de oveja un hongo microscópico, el Penicillium Roqueforti, que está presente de forma natural en la cueva y que transmite el color y el carácter al queso. De hecho Jean-François, nuestro guía, nos indicó que Société es la única empresa de Roquefort que fabrica in situ la totalidad del Penicillium destinado a sus quesos y que distingue 3 cepas distintas que permitirán obtener los 3 tipos de quesos Roquefort de Société:  Société desde 1863; Cave des Templiers y Caves Baragnaudes.

Antes de pasar a la fase de curación cada queso es perforado con agujas de 3 mm de diámetro para permitir la circulación del aire. Una vez hecha esta manipulación los quesos están dispuestos por los trabajadores verticalmente en estantes de madera y empieza la fase de curación que dura entre 14 y 25 días según el queso que se quiera obtener.

Durante la fase de curación el trabajo de los maestros queseros es esencial para controlar la calidad del proceso y decidir del tiempo necesario para pasar a las otras etapas. En esta fase el maestro quesero cierra y abre las fleurines, pequeños túneles naturales que permiten controlar la temperatura y la humedad.

Después de la fase de curación, viene la fase de envoltorio  antes de disponer los quesos en una cámara fría a temperatura controlada para la fase de maduración que puede durar entre 3 y 12 meses. La última fase coincide con el taller de envasado, donde se cortan y se envuelven en papel de aluminio o de plástico.
¡Ahora se pueden degustar!

La rotonda de la entrada al pueblo de Roquefort, decorada con una oveja y un pastor, recuerda que la actividad principal de la localidad gira en torno a la maduración del queso rey de Francia, el Roquefort hecho a base de leche de oveja de raza Lacaune.

Hoy día, tres sociedades (caves Papillon, caves Société, caves Gabriel Coulet) comparten las cuevas naturales del pueblo de Roquefort, acondicionadas a finales del siglo XVII en las fallas de la cornisa calcárea del Combalou.

Nosotros teníamos cita en las Cuevas Société y nos esperaba Jean-François para una visita guiada en castellano por el laberinto de las cuevas Société. Cavadas en la roca, las cuevas de Roquefort están acondicionadas en varios pisos y mantienen una temperatura de entre 8 y 10º todo el año. Es importante por lo tanto prever un jersey a la hora de visitarlas.

Jean-François nos recibió con muchas ganas de compartir sus conocimientos y experiencia y nos recordó que en Roquefort llegan los quesos una vez producidos para entrar en sus fases de afinado y maduración que duran entre 3 y 12 meses.

Nos llevó por los distintos espacios que forman las cuevas Société, empezando la visita por una maqueta animada que explica la historia geológica del Roquefort. Hay también una sala donde proyectan una película que explica todo el proceso de fabricación del Roquefort desde el ordeño hasta la llegada a las cuevas para su afinado. Pero lo que más nos impresionó de la visita fue el paseo por las fleurines (los túneles naturales que se han acondicionado para regular la temperatura y la humedad) y las salas donde se hacen las fases de curación y maduración de los quesos.

Si visitas las cuevas de enero a junio, podrás ver a los maestros queseros trabajando.

Y nada mejor que una degustación para acabar la visita en el espacio que acondicionaron y donde se pueden probar y comprar los distintos quesos de Société, además de hacer un repaso por la historia de la empresa a través de fotos y carteles publicitarios.

Otra opción muy recomendable es ir a comer en el restaurante La Cave des Saveurs instalado en las bóvedas de la cueva Reynès, a dos pasos de las cuevas donde maduran los quesos, y que propone una cocina del terruño.

En la fase de degustación Jean-François nos explicó las diferencias entre los 3 tipos de quesos Roquefort y cómo maridarlos con vinos: si el queso se toma de aperitivo nos aconseja tomarlo con un vino dulce mientras que si se toma de postre maridan muy bien con un vino tinto.

Société fabrica 3 tipos de quesos Roquefort:

  • SOCIETE DESDE 1863: Un Roquefort bien equilibrado cuyo corte presenta una pasta blanda y un Penicillium verde tierno. Es el tipo de Roquefort Société que más se consume.
  • CAVE DES TEMPLIERS: Un Roquefort de gusto intenso cuyo corte libera una pasta de color lechoso y de Penicillium verde azulado intenso.
  • CAVE DES BARAGNAUDES: Con sabor fino y delicado, una textura untuosa y sus vetas verde pálido. Se produce en mucho menos cantidad. 
  • Informaciones prácticas
  • Las Cuevas Société abren todos los días (excepto 1 de enero y 25 de diciembre) y la entrada es de 5 €/adulto y 3€/niño. La visita es guiada y dura una hora. Hay la posibilidad de pedir una hoja explicativa en castellano para seguir las visitas en inglés o francés.
  • Teniendo en cuenta la temperatura en las cuevas, se recomienda ir bien abrigados.
  • Más información en www.roquefort-societe.com

 

Seguir las huellas de los Templarios en La Couvertoirade , a 40 minutos de Millau

En el siglo XII, las ordenes de los caballeros Templarios y Hospitalarios fueron creadas para ayudar y albergar a los peregrinos que iban a Jerusalén para ver la tumba del Cristo.

Durante 150 años los caballeros del Templo hicieron prosperar lugares como La Cavalerie, La Couvertoirade, Sainte-Eulalie de-Cernon, Saint-Jean d´Alcas y Le Viala-du-Pas-de-Jaux, antes de que el Papa aboliera la orden y de que sus pertenencias pasaran a manos de los hospitalarios, que a su vez fortificaron las ciudades durante la Guerra de los Cien Años.

Hoy día un circuito permite recorrer estos sitios Templarios y Hospitalarios de Aveyron a través de paisajes moldeados por estos religiosos y militares y que se han quedado intactos.

Por otra parte, la vocación agro-pastoral del Larzac se inscribe profundamente en el pasado y los paisajes del presente lo atestiguan con la misma fuerza. De hecho, los paisajes de Causses y Cévennes han sido clasificados como Patrimonio Mundial de la Unesco como Paisaje cultural de agropastoralismo mediterráneo.

La Couvertoirade, uno de los Pueblos Más Bellos de Francia

Instaladas en el corazón de la meseta de Larzac, en un territorio clasificado Patrimonio Mundial por la Unesco, las murallas de La Couvertoirade, enteramente conservadas desde el siglo XV, encierran leyendas e historias de los caballeros Templarios y Hospitalarios.

La Couvertoirade era un anexo de la encomienda de Sainte-Eulalie de Cernon. Es, sin embargo la ciudad templaria  más famosa por su buen estado de conservación excepcional.

Aquí el tiempo parece haberse detenido y tras haber entrado por la gran puerta fortificada y habernos encontrado con Clémence y Kristel en la oficina de turismo, nos encantó perdernos con ellas por el laberinto de callejuelas con tiendas de artesanos y restaurantes, las plazuelas y pasajes cubiertos; nos quedamos atrapados durante un buen rato por las vistas panorámicas que reserva el camino de ronda sobre el pueblo y desde donde se ven muy bien los tejados de “lauzes” típicos de las construcciones locales. También nos llamó la atención el horno de pan que fue utilizado hasta los años 50, así como llegar a través de una escalera tallada en la roca nos lleva al “don de l´eau”, una pequeña pila que permitía a los peregrinos o viajeros desalterarse en tiempo de guerra y epidemias cuando las puertas de la ciudad quedaban cerradas.

Pero el pueblo alberga más tesoros como el único castillo templario de Francia (construido en 1249), la iglesia o la lavogne más grande de Larzac (charco donde beben los animales).
No en vano La Couvertoirade está clasificado entre los Pueblos Más Bellos de Francia; es un sitio ideal para viajar al pasado y tomarse el tiempo de disfrutar del presente.

Informaciones prácticas

  • El aparcamiento cuesta 3 euros (invertidos para el mantenimiento y la renovación del sitio).
  • El punto de información que propone visitas guiadas, audio guías y acceso a las murallas está abierto de mediados de marzo a mediados de noviembre (pero puedes visitar el pueblo todo el año).

NUESTRAS DIRECCIONES

Para comer:

La Mangeoire: Situado en las bóvedas de las antiguas murallas de Millau, el restaurante propone carne, pescados y piezas de caza asadas por el chef en la amplia chimenea. Es un sitio muy acogedor con productos del terruño y donde se puede probar también una especialidad local “el aligot”, un puré de patatas mezclado con un queso sin afinar llamado Tome fraîche (tomme fresca) y acompañado de una salchicha. Contundente y delicioso. Nos gustó tanto este restaurante que repetimos unos días más tarde esta vez comiendo en su agradable terraza con algunas sillas diseñadas en barricas de vino!
Consulta la carta en castellano aquí
Más info en www.restaurantmillau.com 

L´Auberge du Chat Perché: En La Couvertoirade,  un restaurante con muchísimo encanto que prepara una carne de cordero asada en su propio horno que todavía se funde en nuestro paladar, al igual como los entrantes de olivada y los postres caseros que nos sirvieron…Un restaurante muy recomendable donde nos sentimos acogidos con mucho mimo y donde habríamos disfrutado de una recena en el jardín del restaurante con mucho gusto.
www.facebook.com/auberge.du.chat.perche

Para dormir:

Hotel***-restaurante Château de Creissels: un verdadero remanso de paz a menos de 10 minutos del centro de Millau. Nos acoge con su parque arboleado y con increíbles vistas sobre el Viaducto de Millau, los contrafuertes de Larzac y el valle del Tarn. Es un verdadero castillo medieval del siglo XII con todo el confort actual, incluyendo piscina al aire libre, sala de fitness, sala de billar y un salón biblioteca. Sus habitaciones y suites, con ambiente clásico o contemporáneo proponen vistas sobre el jardín o el viaducto y cuentan con una refinada decoración, baño, TV, teléfono directo, acceso wifi gratuito. Algunas tienen balcón o terraza.  Y qué decir de su restaurante y de su carta que privilegia los productos de Aveyron, los vinos de Languedoc siempre con calidad, autenticidad y creatividad. Nosotros cenamos en la sala de guardia del siglo XIII, una bella sala de piedra  abovedada, pero también es muy agradable comer en la terraza del camino de ronda.
Una mesa gastronómica que propone menús a partir de 19 € en un ambiente realmente encantador.
www.chateau-de-creissels.com