Los espacios protegidos en Ultramar

  • © Atout France / Phovoir

Los espacios protegidos en Ultramar 98714 Papeete fr

Los departamentos y territorios de Ultramar reúnen una naturaleza excepcional, especialmente rica en biodiversidad. Conscientes de la fragilidad de estos ecosistemas, los poderes públicos y los profesionales del turismo se comprometen en preservar este patrimonio.

La Reunión

El noveno parque nacional de Francia, creado en 2007, cubre el 40% del territorio de la isla de la Reunión, se extiende en 23 municipios y alberga más de 300 especies vegetales endémicas, una fauna original y un volcán activo. La Reunión ha sido incluida en la lista de lugares naturales del Patrimonio Mundial de la UNESCO por sus “Pitones, Circos y Murallas”.

Desde los años setenta, los arrecifes coralinos de la isla han sufrido importantes degradaciones relacionadas con causas naturales, como los ciclones, y/o antrópicas (contaminación, sobrepesca…). Para hacer frente a esta situación, la Reunión dispone desde 2007 de una Reserva Natural Nacional Marina con una superficie de 35 km², que integra el 80% de los arrecifes coralinos de la isla (en todo el mundo, sólo el 5% de los arrecifes coralinos cuenta con medidas de protección).

15 municipios también se han agrupado en una red bajo la marca Villages Créoles® (Pueblos Criollos) y desarrollan una orientación de calidad responsable. La red tiene como objetivo participar en el desarrollo de las poblaciones y de los territorios, y contribuir a la preservación del medio ambiente, de los recursos naturales y de la biodiversidad. En 2007 fue galardonada en los Trofeos de Turismo Responsable en la categoría de cultura y patrimonio.

Nueva Caledonia

La laguna de Nueva Caledonia figura desde julio de 2008 en el Patrimonio Mundial de la UNESCO en dos tercios de sus 23.000 km2. Cuenta con seis lugares específicos: la barrera de coral y el manglar en el sur, la zona costera norte y este y la Gran Laguna al norte, las islas de la Lealtad, los atolones de Ouvéa, Beautemps-Beaupré y Entrecasteaux.

Para figurar en el Patrimonio Mundial de la UNESCO, los lugares propuestos deben responder a cuatro criterios:

  • un proceso ecológico y biológico destacado para la evolución de los ecosistemas.
  • la presencia de hábitats en excelente estado de conservación para la biodiversidad, inclusive para las especies amenazadas y emblemáticas.
  • Una belleza natural excepcional.
  • Constituir ejemplos representativos de la historia de la Tierra.

 

Polinesia

Frente a los problemas derivados del calentamiento global, la Polinesia francesa y sus actores se movilizan para proteger su patrimonio y sus especies. Estas son las principales iniciativas de protección de la fauna y de la flora desarrolladas:

  • El centro de protección de tortugas es un proyecto científico y turístico creado en 1999 por la empresa Pae Tai Pae Uta en el que participa activamente el hotel Méridien de Bora Bora. En coordinación con los ministerios concernidos, un equipo se dedica al cuidado y a la recuperación de las tortugas marinas recogidas por los voluntarios. Las tortugas, adultas o bebés, son cuidadas y soltadas cuando tienen fuerzas suficientes para escapar a sus futuros predadores.
  • En Moorea, una clínica para tortugas marinas recoge y cuida desde 2004 a las tortugas enfermas. Creada en el marco de un programa de protección de las tortugas marinas desarrollado por el ministerio de Medio Ambiente de Polinesia, la Clínica de las Tortugas, situada dentro del hotel InterContinental Moorea Resort & Spa, está gestionada por la asociación “te mana o te moana”. Desde su creación, la clínica ha acogido a 110 tortugas, de las cuales 33 han sido liberadas.
  • Alertada de las amenazas que pesan sobre el coral por el biólogo Denis Schneider, la dirección del Bora Bora Pearl Beach Resort & Spa ha decidido apoyar la creación de un criadero de coral. Este verdadero laboratorio submarino está ante todo destinado a proteger y cuidar los corales en peligro para permitirles crecer en un entorno protegido. Permite asimismo descubrir en las mejores condiciones los misterios de este ecosistema tan particular. En 2001, unos arrecifes artificiales en hormigón fueron sumergidos para servir de soporte a las colonias coralinas y frenar los efectos de las corrientes de fondo. El criadero alberga en la actualidad más de 91 arrecifes que reúnen a cerca de 3.000 colonias de corales.
  • Desde 2006, Fakarava y otros seis atolones de los alrededores del archipiélago de las Tuamotu han sido declarados reserva de la biosfera por la UNESCO. Fakarava es un anillo coralino de 60 km de largo por 25 km de ancho célebre por la pureza de sus aguas. Creada para proteger la gran diversidad de sus especies submarinas, la reserva de la biosfera de Fakarava engloba 270.000 hectáreas entre tierra y mar. Además de la protección de la laguna, tiene como objetivo proteger las numerosas especies endémicas del atolón, en especial las aves y las tortugas.

Martinica

El Parque Natural Regional  de Martinica fue creado en 1976 para proteger y valorizar la naturaleza y los paisajes martiniqueses. Cubre gran parte de la isla: la Reserva Natural de la Caravelle en el norte del Parque, la Reserva Ornitológica de los islotes de Sainte Anne en el sur del Parque, y los lugares naturales acondicionados como la Propiedad de Tivoli o la Propiedad de Estripault.

En su estatuto, el Parque de Martinica se compromete a contribuir a controlar la evolución del territorio, proteger el patrimonio natural y los paisajes, salvaguardar y promover el patrimonio cultural martiniqués, valorizar el patrimonio natural y cultural al servicio de un desarrollo sostenible en Martinica, desarrollar la acogida, la información y la educación del público.

Guadalupe

El Parque Nacional de Guadalupe alberga los lugares más prestigiosos de la isla: las cumbres de Deux Mamelles, las cataratas de Le Carbet y sobre todo el volcán de la Soufrière. Este conjunto de entornos marinos y terrestres muy diversificados cuentan con numerosas especies protegidas, ricas desde un punto de vista ecológico, paisajístico y cultural.

El Parque Nacional coordina asimismo la Reserva Natural de Grand-Cul-de-Sac-Marin, situada entre la Grande-Terre y la Basse-Terre al norte del río Salée: está formada por manglares, bosques de marismas, marismas de agua dulce, humedales, arrecifes coralinos y bancos de plantas acuáticas.

Esta zona es reserva de la biosfera de la UNESCO desde 1992.

Guayana

Creado en febrero de 2007, el Parque Nacional Amazónico de Guyana protege un entorno muy singular y su patrimonio cultural indisociable (pueblos amerindios de Maripa-Soula y otras comunidades). Este territorio cubre 3,4 millones de hectáreas, equivalente a cuatro veces Córcega.

El Parque Natural Regional cubre una superficie total de 6.998 km2, con dos territorios destacados: en el este las marismas de Kaw, y en el oeste los municipios de Mana y de Awala-Yalimapo. Aparte de albergar una de las últimas poblaciones estables de caimanes negros del mundo, el parque es también una de las más importantes zonas de puesta de las tortugas Luth.

La Reserva Natural de la isla del Grand Connétable, a 15 km de la costa del estuario del río Approuague, completa este dispositivo. Es la única zona marina protegida de la costa amazónica y alberga especies marinas raras o amenazadas, como las tortugas verdes o los meros gigantes.

Los territorios de ultramar de Francia