Los aficionados entran en la cocina

  • Nicolas Le Bec (drcha) y Escuela Skook (izqda)

    Nicolas Le Bec (drcha) y Escuela Skook (izqda)

    © RA Tourisme-Cesar Lucas Abreu

Los aficionados entran en la cocina Rhône-Alpes fr

En los años 80, la gente iba al restaurante y, en casa, recurría a la comida preparada o a las latas de conserva. Sin embargo, desde hace unos años, los cursos de cocina están teniendo un gran éxito y se organizan prácticamente en todas partes.

Cursos de cocina

La mayoría de los grandes chefs reciben a los aficionados en sus cocinas. Entre los  más ilustres, cabe destacar los cursos del Instituto Paul Bocuse, organizados inicialmente para profesionales. Pero dado el gran número de aficionados interesados, se decidió organizar sesiones completas para ellos y ahora están siempre llenas. Y van a cargo de chefs, profesores de la gran escuela de cocina y, en su mayoría, Meilleur Ouvrier de France www.institutpaulbocuse.com.

Anne Sophie Pic, la cocinera con 3 estrellas de Valence, ha recibido a sus primeros alumnos en su escuela de cocina Scook en la primavera de 2008 www.scook.fr.

Nicolas Le Bec ha destinado un espacio a la enseñanza muy cerca de su restaurante de la calle Grolée en Lyón. Muy original ya que son los alumnos quienes eligen, buscando en la nevera y usando los productos que tienen ganas de preparar, con un material de cocina de gama alta para aficionados. Y aquí también las inscripciones se multiplican www.nicolaslebec.com.

Michel Rochedy de Courchevel fue uno de los primeros que dejó entrar a cocineros aficionados en su cocina del  Chabichou en Courchevel para enseñarles sus trucos. Al principio los ofrecía como extra de las estancias veraniegas. Pero desde entonces, la fórmula ha ido tomando consistencia y ahora incluso organiza cursos de cocina para adelgazar www.chabichou-courchevel.com.

Las casas de huéspedes también se han lanzado a dar cursos de cocina. Son famosos los platos relacionados con la trufa de La Maison du Moulin en Grignan en Drôme www.maisondumoulin.com.

Al igual que el Instituto Paul Bocuse, la Ecole du Grand Chocolat Valrhona en Tain l’Hermitage ofrecía formación continua para los profesionales. Actualmente se dirige a los sibaritas que pueden inscribirse para realizar preparaciones con chocolate y aprender a distinguir los mejores cacaos. Incluso se ofrece un curso especial para jóvenes y adolescentes www.valrhona.com.

Naturalmente también se aprende la ciencia del vino y cómo convertirse en un gran catador en la Ecole Beaujolaise des vins o en Alpes Flaveurs, una pequeña estructura regentada por un saboyano apasionado, enólogo diplomado y guía de montaña que descubre la región y sus vinos a los turistas a los que acompaña a visitar a los viticultores. O también la Universidad del Vino en Suze la Rousse, muy bien equipada con salas de cata y sesiones para aficionados.

Qué ver

Alrededores