Las localidades de la costa de la Mancha

  • © Pascal Morès

  • © Le Touquet Paris Plage Tourisme

  • © OT Le Havre

  • © Le Bris pour la Ville de Deauville

Las localidades de la costa de la Mancha 14800 Deauville fr

La costa de la Mancha se caracteriza por la variedad de sus paisajes: marismas, abruptos acantilados, dunas, extensas playas de arena lavadas por las mareas… Un entorno ideal para practicar una multitud de actividades. Los puertecitos pesqueros se alternan con las grandes localidades turísticas. ¡Te toca a ti elegir el destino que prefieras!

¿Buscas inspiración? Descubre las diversas localidades y sus alrededores

Paseo por la Costa de Ópalo en Hardelot

En la Costa de Ópalo, las dunas y las extensas playas de arena fina se alternan con una campiña exuberante salpicada de campanarios, molinos y campos de amapolas. Situada en medio del Parque Natural Regional de los Cabos y Marismas de Ópalo, la localidad costera de Hardelot presenta un ambiente de la Belle Epoque, elegante y relajante con sus célebres pequeñas cabinas de playa. Entre las actividades a realizar figura el carro de vela y otras disciplinas deportivas, pero también el golf en el reputado club Golf des Pins, construido en 1906 y rediseñado en 1931.

Le Touquet-Paris-Plage

Al sur de Hardelot, Le Touquet-Paris-Plage, “Perla de la Costa de Ópalo” y su larga playa de arena ofrecen un espectáculo que se renueva sin cesar y donde el descanso y los deportes de deslizamiento son los protagonistas. En esta joya natural única, la fauna y la flora se descubren durante unos paseos, a pie o en bicicleta, en las dunas y en los pinares. Los aficionados a los deportes descubren el carro de vela en la playa, lugar de referencia para practicar esta disciplina. El campo de golf de Le Touquet, inaugurado en 1904, cuenta con tres recorridos excepcionales y es uno de los más reputados de Francia por su tecnicidad y su entorno arbolado.

Un paréntesis glamuroso en Deauville

Situada en el corazón de Normandía, Deauville es una sabia mezcla de diferentes géneros. Jugar en una de las mesas de black jack del famoso Casino, recorrer el célebre paseo de planchas de madera junto a las no menos conocidas cabinas de playa con los nombres de las estrellas del séptimo arte, relajarse durante una sesión en el Centro de Talaso-Spa Algotherm, asistir a un partido de polo o recorrer las elegantes tiendas… ¡Los visitantes tienen de sobras donde elegir! Los magníficos palacetes se ofrecen a la mirada de los paseantes que recorren las playas de arena de Deauville pero también del municipio vecino de Trouville donde resulta agradable realizar algunas compras en el mercado junto a los muelles.

¡Le Havre, en el corazón de Normandía!

Apodada el Manhattan normando, Le Havre, localidad incluida en el Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 2005, destaca por la modernidad de su arquitectura. Tras una visita al Museo Malraux para admirar la segunda colección de pinturas impresionistas de Francia, dirígete a la playa, situada a tan sólo 800 metros del Ayuntamiento. En ella podrás practicar el vóley playa, el kite surf, bañarte en el mar y descansar al sol. Al otro lado del estuario, es imprescindible realizar una excursión a la pequeña localidad marítima de Honfleur. Parte tras las huellas del pintor impresionista Eugène Boudin, visita el museo que lleva su nombre y paséate por las pintorescas callejuelas.

Al norte de Le Havre, a 30 minutos en coche, se alzan los célebres acantilados de Etretat, un paraje natural excepcional a descubrir siguiendo los diversos senderos, la mejor forma de observar la fauna y flora locales.

Qué ver