La restauración

  • © Atout France / Philippe Maille

  • © Atout France

La restauración

En Francia "se sientan a la mesa" tres veces al día. Primero para el desayuno, entre las 7h y las 9h aproximadamente, toman una bebida caliente (café, té o chocolate), con croissants y/o pan, mantequilla y mermelada. Después para la comida, entre 12h y 14h: es la comida propiamente dicha, constituida generalmente por un entrante, un plato y /o por un postre. Y como colofón, un café. Por último para cenar, sobre las 20h. La merienda (hacia las 16.00h), es una tradición reservada generalmente a los niños, aunque algunos adultos la han transformado en la costumbre de tomar un té con pastas.  

En el restaurante

En Francia, encontrará todo tipo de restaurantes, desde los más pequeños y entrañables hasta los restaurantes gastronómicos de renombre, pasando por los asadores, mesones, salones de té...  
En los restaurantes el agua y el pan están incluidos en el precio indicado, como antaño, si bien hay que tener en cuenta que la costumbre es dejar propina.  

Comer a cualquier hora

La mayor parte de los restaurantes sirven comidas de 12.00 a 15.00h y de 19.00 a 23.00h. Algunos les atenderán más tarde: los grandes asadores y los situados en los alrededores de las estaciones. En las grandes ciudades, algunas tiendas de ultramarinos permanecen abiertas hasta la medianoche. Durante el día, podrá comer a cualquier hora en las sandwicherías, establecimientos de comida rápida o incluso en algunos asadores. 

Para todos los gustos

Desayuno copioso y al mediodía un simple sandwich o almuerzo como única comida durante el día. Cena a las 18.00h o comer más tarde. Sean cuales sean sus costumbres, los profesionales franceses se esfuerzan por adaptarse a los distintos ritmos de sus huéspedes: horarios de comidas más flexibles, cocina adaptada a las necesidades de cada uno... ¡Todo el mundo podrá encontrar un plato a su medida!