Le Grau d’Agde

  • © Office de Tourisme du Cap d’Agde : O. Maynard

  • © Office de Tourisme du Cap d’Agde : O. Maynard

  • © Office de Tourisme du Cap d’Agde : JC. Meauxsoone

Le Grau d’Agde Cap d’Agde fr

Un pueblo de pescadores

Ofrece un ambiente familiar.

Se trata de un pueblecito lleno de colorido que ha conservado el encanto de una localidad costera auténtica. Aquí, los hombres viven de la pesca y la hacen vivir.

Le Grau d’Agde ofrece una mezcla de tradición y animación. Este puerto pesquero se desarrolló a comienzos del siglo XX. En aquella época, unas familias italianas de pescadores agrandaron la aldea formada hasta entonces por unas pocas cabañas. Un siglo más tarde, es un pueblo que vive al ritmo de las tradiciones marítimas y de la playa, y que ha sabido conservar su ambiente agradable, pese a convertirse en uno de los principales puertos pesqueros del departamento con alrededor de 40 barcos.

Aquí, se puede acceder a pie a cualquier lugar: la playa, los comercios, el mercado diario… A unos metros del río, por ejemplo, a la sombra de los pinos marítimos se alzan la capilla de l’Agenouillade y la iglesia de Notre Dame du Grau, un santuario consagrado a la virgen en la ruta del Camino de Santiago.

Para llegar al Grau d’Agde, basta con seguir el río durante unos kilómetros: un agradable paseo que se puede realizar, en total seguridad, en bicicleta o a pie por la ciclovía. Y es allí, junto al río, en un marco muy agradable, donde se encuentra la Lonja de Pescado, que está abierta al público desde el 15 de julio de 2015.

Entre la llegada de los barcos y del desembarco del pescado, permitirá comprender el circuito de los productos, desde el mar hasta nuestros platos.

Agde es múltiple y revela un archipiélago de vida con diferentes ambientes e identidades variadas.

¡Puedes tomar cuatro caminos distintos: Cap d’Agde, Ciudad de Agde, Grau d’Agde y Tamarissière; a cada cual su rumbo!

Más información

Qué ver