Ganas de Borgoña

  • Mostaza de Dijon

    Mostaza de Dijon

    © Alain Doire/Bourgogne Tourisme

  • Mercado les Halles de Dijon

    Mercado les Halles de Dijon

    © Atout France/Franck Charel

  • Huevos pochos

    Huevos pochos

    © Alain Doire/Bourgogne Tourisme

  • Trufas de Borgoña

    Trufas de Borgoña

    © Alain Doire/Bourgogne Tourisme

  • © Les Anis de Flavigny

Ganas de Borgoña 21000 Dijon fr

Borgoña, tierra de vino

Ningún epicúreo podrá decirte lo contrario... ¡En Borgoña la gastronomía es protagonista! La reputación de la región ha traspasado las fronteras gracias sobre todo a su célebre mostaza, a sus caracoles y, por supuesto, a sus grandes vinos.

  • El aperitivo borgoñón

En toda comida típica de Borgoña que se precie, se abre boca con unos gougères, pastelitos de queso, y charcutería (jamón crudo y rosette –salchichón- del Morvan). Recomendamos acompañar estos aperitivos con el inevitable Kir, un vino aligote de Borgoña perfumado con crema de grosellas negras. En Côte-d’Or, el cultivo de la grosella negra convive en las colinas con el de las viñas. Siéntate en el bar del Cassissium de Nuits-Saint-Georges y saborea esta célebre crema artesanal de grosellas negras.

  • La cocina con vino tinto

Del tradicional bœuf bourguignon, con su marinada con vino tinto, a los platos denominados “en meurette”, es decir cocidos con tacos de cocino y vino tinto, como los huevos o el coq au vin (gallo al vino), las principales especialidades borgoñonas rinden homenaje a los grandes vinos producidos en la región. Para probar esta cocina hecha con vino, acude a Chez Guy en Gevrey-Chambertin, un restaurante con la etiqueta “Viñedos y Descubrimientos” en el territorio “Dijon-Côte de Nuits”, o a la Cuisine au Vin, un establecimiento de Chablis donde numerosos platos son preparados con vino de Chablis.

  • Vacas, corderos o cabras: ¡todos de raza charolesa!

Cuna de la raza charolesa, Borgoña celebra la calidad de la carne de ternera charolesa en las mejores mesas: en Saulieu, a unos pasos de Jupiter, majestuoso toro de bronce realizado por el escultor François Pompon, tómate un filete de charolés con heno en costra de arcilla en el Relais Bernard Loiseau (3 estrellas Michelin). Puedes tomarlo con una pizca de mostaza de Borgoña que, desde  2004, cuenta con una IGP (Indicación Geográfica Protegida).

  • Especialidades borgoñonas

Durante tu estancia en Borgoña, descubre el jamón entreverado, servido en una terrina con una jalea aromatizada con vino blanco. Prueba también los célebres caracoles de Borgoña, fritos con mantequilla y ajo o cocidos en meurette. Y, para una ocasión excepcional, busca una hermosa trufa de Borgoña en la localidad medieval de Noyers-sur-Serein, capital de la trufa y uno de los más bellos pueblos de Francia.

  • Del Saône… al Sena

En cuanto al pescado, el Valle del Saône te ofrece todos los ingredientes para preparar una pôchouse, especie de bullabesa de agua dulce hecha a base de tencas, percas, carpas, lucios, vino blanco y picatostes frotados con ajo. Si prefieres los salmónidos, en el Sena puedes pescar una trucha fario o una trucha arcoíris.

  • La Bresse, el reino de las aves de corral

El sur de Borgoña es el territorio de las célebres aves de corral de Bresse. Tras una visita al mercado de aves de corral de Louhans, “Destacado Lugar del Sabor”, entra en La Côte Saint Jacques, en Joigny, donde caerás rendido ante uno de los platos que han dado fama a este restaurante (3 estrellas en la guía Michelin): la pularda de Bresse al vapor de Champagne. Prolonga este momento excepcional siguiendo unos cursillos de cocina ofrecidos por el chef Jean-Michel Lorain.

  • Dulces borgoñones

A dos pasos de Alésia, visita la fábrica de Flavigny-sur-Ozerain, en el corazón de la antigua abadía, y prueba los anises de Flavigny, célebres caramelos de anís cuya receta fue heredada de los monjes. En cuanto al pain d'épice de Dijon, introducido por los Duques de Borgoña que lo probaron en Flandes, destaca por su finura y su suavidad. Se realiza con harina de trigo candeal y miel, y ha dado nacimiento a las nonnettes, pequeños pains d’épices rellenos de mermelada.

Localizar y probar las especialidades de Borgoña

  • Epicerie fine Maille: en las dos tiendas Maille de París y Dijon, prueba diferentes recetas de mostazas de Dijon servidas directamente de un surtidor en un elegante tarro de gres.
  • Maison Mulot et Petitjean: situada en una hermosa casa con entramado de madera pintado de rojo en la plaza Bossuet de Dijon, la tienda histórica alberga todo tipo de pain d'épices de tradición artesanal, del pavé al natural a las nonnettes.

Si ya tienes la respuesta de nuestro concurso Fiesta de la Gastronomía, pulsa en el botón de abajo.

 

Concurso

Qué ver