Estaciones de esquí de los Alpes Franceses

  • © Atout France / Robert Palomba

Estaciones de esquí de los Alpes Franceses Alpes fr

Los Alpes franceses ofrecen una oferta diversa y variada; desde las grandes estaciones internacionales hasta los pueblos con encanto.

Tras haber pasado revista a más de 100 estaciones nacionales/internacionales, un guía especializado ha establecido una selección de estaciones realizando la siguiente clasificación: estaciones tradicionales, deportivas, de moda y familiares.

La información básica que se recoge a continuación es a título indicativo, señalando que no se trata en absoluto de una clasificación oficial.

Estaciones tradicionales

  • Châtel (Alta Saboya) 1200 - 2200 m
    Aquí el esquí es sinónimo de placer con un dominio especialmente hermoso. En el corazón del valle de Abondance, podrá descubrir la riqueza de un patrimonio local único. Si quiere esquiar en Suiza, no hay problema, Châtel forma parte del dominio de Portes du Soleil.

  • Les Contamines-Montjoie (Alta Saboya) 1160 – 1900 m
    El super-deslizamiento es el leitmotiv de Contamines, con el concepto de las zonas X y su increíble “superpipe” en versión nocturna dos veces por semana. En lo que a cultura se refiere, la estación constituye una joya del arte barroco. Y todo ello al pie del Mont-Blanc con una magnífica vista.

  • Samoëns (Alta Saboya) 720 – 2500 m.
    Pueblo clasificado, Samoëns cultiva su particularidad y nunca ha caído en la trampa de una expansión a cualquier precio. Estación vinculada al dominio del Gran Macizo, resulta un destino ideal para los que buscan tranquilidad y el encanto de las tradiciones saboyanas.

  • Sixt-Fer-à-cheval (Alta Saboya) 800 – 1600 m
    Encantadora estación con un pueblo clasificado entre los más bonitos de Francia, en un increíble entorno natural. Muy recomendable para los principiantes. Los más veteranos podrán desplazarse al dominio del Gran Macizo a través de Samoëns.

  • Pralognan – La Vanoise (Saboya) 1410 – 2355 m
    El modernismo por el modernismo no tiene cabida en Pralognan, que ha privilegiado la naturaleza y el confort. Al pie de los glaciares de la Vanoise, la estación ofrece un magnífico entorno y un dominio esquiable perfectamente accesible. Aquí, se mima al esquiador y todo ello a precios muy abordables.

  • Val d’Isère (Saboya) 1785 – 3300 m
    Val d’Isère es la cuna del esquí tricolor. Además, la estación es la encargada de organizar el
    Campeonato del Mundo en 2009. Instalada en el dominio del Espace Killy, ofrece la más amplia gama de pistas que se pueda imaginar, en un ambiente en el que lo acogedor rima con lo exótico, ya que una importante clientela extranjera la visita cada año.

Estaciones deportivas

  • Avoriaz (Alta Saboya) 1800 – 2400 m
    Entorno futurista con una ausencia total de coches en la estación, Avoriaz sigue siendo un lugar mítico. El dominio esquiable comunicado con Portes du Soleil es de excelente calidad. Al ser uno de los primeros snowparcs de Francia, la estación goza de una sólida reputación en el snowboard.

  • Chamonix Mont-Blanc (Alta Saboya) 1035 – 3300 m
    “Cham” es la capital del esquí, por lo que no es de extrañar que reciba a un gran número de extranjeros. Cuna del esquí, organizó los primeros juegos olímpicos de invierno en 1924. Chamonix ofrece dominios excepcionales como el de la Verte des Houches. Chamonix es un destino ideal tanto para los esquiadores principiantes como para los experimentados y ofrece además una magnífica vista del Mont-Blanc

  • La Clusaz (Alta Saboya) 1100 – 2600 m
    Estación accesible para todos los niveles, La Clusaz, con su famoso macizo de la Balme –todo un snowparc natural– es un destino auténtico en el que además podrá disfrutar de una cocina típica de calidad. La Clusaz es también la patria de Edgar Grospiron y de Candide Thovex, la estrella del freeride.

  • Les Menuires (Saboya) 1450 – 3200 m
    Estación en continua ebullición y que ha sabido modernizarse con remontes mecánicos de alto nivel. ¡Todo un éxito! Desde Les Menuires se accede a dos gigantescos dominios o incluso a un fabuloso parque de nuevos deslizamientos en el sector de Combes-Becca.

  • La Plagne (Saboya) 1250 – 3250 m
    Compuesta por 10 estaciones –ni más ni menos– La Plagne ofrece todo tipo de posibilidades en un ambiente muy ecléctico, por ejemplo, el agradable pueblo de Belle-Plagne. Y si esto no bastase, La Plagne está comunicada con Arcs a través del teleférico exprés de La Vanoise (Paradiski), lo que aumenta considerablemente el terreno de
    acción para todos los esquiadores.

  • Serre-Chevalier (Altos Alpes)  1200 – 2850 m
    Es uno de los mayores dominios esquiables de Francia que ofrece todas las posibilidades en todas las disciplinas. A menudo se esquía en el bosque y el ambiente en el valle es familiar y agradable. La estación de Luc Alphand es pues un destino ideal para los amantes de la perfección y del sol, ya que el sur está muy cerca.

  • Tignes (Saboya) 1550 – 3656 m
    Al igual que su vecina Val d’Isère, Tignes explota una parte del Espace Killy, conocido mundialmente como un dominio de una calidad sin igual, lo que equivale a decir que no le sobra
    nada. ¿Sabía que la estación saboyana es la cuna del estilo libre? Cabe destacar también que gracias al glaciar, se puede esquiar todo el año. Otra particularidad: los cinco remontes gratis para los principiantes.

Estaciones de moda

  • Les Arcs (Saboya) 1600 – 3226 m
    En Les Arcs existe un ambiente en cada altura. En la cumbre, el Arc 2000, al pie de la Aiguille Rouge, es el territorio de los buenos esquiadores, de la pista, del kilómetro lanzado y de los amantes aficionados a la nieve en polvo. Arc 1950 se centra en el alto standing y el lujo. Por último, el snowboard tiene su territorio en Arc 1800, mientras que la cuna, en Arc 1600, se encuentra a tan sólo 7 minutos en funicular desde la estación de TGV de Bourg-Saint-Maurice. ¡No se lo pierda!

  • Courchevel (Saboya) 1810 – 2610 m
    El “Saint-Tropez del invierno” se ha convertido en un codiciado destino. Esta estación acoge a las más importantes figuras y premios. Restaurantes de lujo, tiendas de moda, actividades de todo tipo... responde a las expectativas más locas. Pero Courchevel, situada en el corazón de los 3 Valles es también uno de los dominios esquiables más importantes del planeta. ¡Ni más ni menos!

  • Les Deux-Alpes (Isère) 1600 – 3600 m
    La estación organiza el famoso Mundial de Snowboard así como el de Esquí, las dos grandes citas del mundo del esquí. Aquí se ofrecen pruebas gigantes. Con su snowparc considerado como uno de los más hermosos de Europa, la estación acoge a las figuras más importantes de la disciplina. De todos modos, tampoco se deja de lado a los principiantes ya que la estación cuenta con muchas pistas accesibles para ellos. Por último, gracias al glaciar, la locura del esquí se prolonga hasta el verano.

  • Flaine (Alta Saboya) 1600 – 2500 m
    Flaine sigue siendo la primera estación que utilizó la nieve artificial. Adelantándose siempre a su tiempo, ofrece también obras monumentales de Picasso, Buffet, y todo ello en una arquitectura firmada por un alumno de la escuela de Bauhaus. Codiciada también por los adeptos a las disciplinas alternativas, Flaine posee un snowparc de gran belleza, muy bien cuidado.

  • Megève (Alta Saboya) 1113 – 2350 m
    Megève, que conjuga estilo de vida con lujo, no necesita presentación. Todo es posible en esta estación tan internacional (casino, pista de patinaje). A pesar de su ambiente elegante, los que van por libre y los fondistas también podrán disfrutar de ella. Cabe destacar también la organización de partidos de polo sobre nieve…

  • Méribel (Saboya)  1450 – 2950 m
    La elegancia es la tónica en esta estación que ha sabido preservar un sello único, instalada en el dominio de 3 Vallées. Méribel es un codiciado destino con una clientela internacional. Estación de “gran esquí” ha sabido combinar tradición,
    tranquilidad y voluptuosidad.

Estaciones familiares

  • L’Alpe d’Huez ( Isère) 1860 – 3300 m
    Destino célebre tanto en invierno como en verano, con la famosa ascensión de la estación en el Tour de Francia, la estación de Alpe d’Huez satisface las expectativas de todos los esquiadores, especialmente, los que acuden en familia. Los más intrépidos podrán practicar en la pista negra más larga de Europa (16 km de largo y 2.200 m de desnivel).

  • Les Gets (Alta Saboya) 1172 – 2000 m
    Lejos del gigantismo de las fábricas de esquí, Les Gets representa una estación simbólica que ha sabido conservar su carácter. El entorno se encuentra bien cuidado, la atención es agradable y la estación ha acondicionado incluso un espacio especial para los niños, el Grand Cry, un recorrido lúdico basado en la cultura de los indios y de los tramperos para aprender a esquiar.

  • Le Grand-Bornand (Alta Saboya) 1000 – 2100 m
    Con sus casas ancestrales y su animación permanente, el “Grand-Bo” es una bonita estación. Aunque los buenos esquiadores se quedarán con las ganas, los demás podrán disfrutar a tope. No olvide que el Grand-Bornand está considerado como el feudo del queso reblochon casero. ¡Que conste!

  • Isola 2000 (Alpes Marítimos) 1810 – 2610 m
    En el parque del Mercantour, a poco más de una hora de Niza, Isola 2000 le permitirá esquiar mientras disfruta de las vistas al mar, y de un dominio esquiable muy agradable. Situada en el hueco de un circo, la estación es célebre por su ambiente agradable.

  • Morillon (Alta Saboya)  700 – 2500 m
    Estación accesible a todos los niveles de esquiadores. El pueblo se encuentra protegido del ruido por una zona peatonal muy importante. Morillon es más bien tranquilo por las noches y resulta ideal para las familias que buscan tranquilidad, descanso y un dominio esquiable de calidad. 

  • Peisez-Vallandry (Saboya) 1600 – 3225 m
    En Villandry se pueden practicar todas las modalidades de esquí en el ambiente acogedor de una estación de talla humana. Para los adeptos a la perfección, la estación se encuentra comunicada con Arcs a través de Paradiski.

  • Val-Thorens (Saboya) 2300 – 3230 m
    La estación más alta de Europa, Val-Thorens ha sabido evolucionar con el paso de los años. Gracias a una posición geográfica excepcional en el pico de 3 Vallées, Val-Thorens es un destino popular. Por suerte, todo está calculado para que el tiempo de espera a pie de pista no sea demasiado largo.