El golf al borde del mar

  • © ATOUT FRANCE/Jean François Lefebvre

  • © ATOUT FRANCE/CRT Champagne-Ardenne/Sivade

  • © ATOUT FRANCE/Michel Angot

El golf al borde del mar 75000 Paris fr

¡Realizar un swing disfrutando de unas vistas incomparables de las aguas azul turquesa del océano es la fantasía de todo golfista! Gracias a un entorno natural rico y variado, Francia propone numerosos recorridos junto a su litoral, desde el mar del Norte al Mediterráneo, pasando por la Mancha y el océano Atlántico...

El culto al golf está arraigado en numerosas localidades costeras desde el desarrollo de esta disciplina a comienzos del siglo XX. Así, uno de los dos recorridos de 18 hoyos del campo de golf de Le Touquet (la Forêt) se remonta a 1904, y el campo de Biarritz “Le Phare” fue diseñado nada menos que en 1888.

La habilidad y la elegancia con el swing también se expresan en Deauville con un recorrido de 18 hoyos y un compact que encarnan el espíritu del golf, y en La Baule con dos campos de 18 hoyos.

Otra referencia: Golf Blue Green Pléneuf-Val-André, en Bretaña, cuyo club organiza un Open de Bretaña muy valorado entre los torneos europeos.

Los campos de golf del litoral mediterráneo también prometen unas partidas atractivas:

  • El Golf country-club de Saint-Tropez/Gassin
  • El golf Blue Green de Sainte-Maxime

Todo ellos ofrecen, por supuesto, unas admirables vistas al mar.

El golf de Dinard

Diseñado por el arquitecto escocés Tom Dunn en 1887 e inaugurado en 1890, el campo de golf de Dinard es el segundo construido en Francia tras el Pau Golf Club que fue creado en 1856. Situado en el norte de Bretaña, en la Costa Esmeralda y el municipio de Saint-Briac-sur-Mer, el Dinard Golf es el fruto de la iniciativa de unos golfistas británicos, como es también el caso del golf de Etretat.

Situado frente al mar, este campo de 18 hoyos ofrece unas vistas magníficas, en especial de la punta de La Haie, paraje protegido de la Garde Guérin. El terreno arenoso acondicionado sobre las landas, las dunas y los acantilados y rodeado de retamas y juncos, hace que el recorrido sea delicado y técnico a la vez, en especial si sopla el viento. Para apreciar la fauna y la flora locales, un cuaderno ecológico te acompaña durante la partida.

¡El hoyo n° 6 con su green al pie de los acantilados ha sido elegido uno de los más hermosos hoyos del mundo por Golf Magazine US!

El golf de Etretat

Creado en 1908 a iniciativa de unos golfistas británicos, al igual que numerosos campos situados junto al mar, el golf de Etretat ofrece un recorrido excepcional a lo largo de los célebres acantilados del mismo nombre: “un campo de golf marítimo en la cima de los acantilados”.

Diseñado por el arquitecto Julien Chantepie en colaboración con el legendario golfista Arnaud Massy, único francés vencedor del Open Británico en 1907, en su origen el recorrido sólo tenía 13 hoyos antes de una completa renovación y una extensión realizadas en 1992. El golf de Etretat cuenta ahora con 18 hoyos a lo largo de más de 6 kilómetros, a través de un terreno exigente, sobre todo cuando el tiempo no acompaña, pero que no dejará indiferente a ningún jugador, cualquiera que sea su nivel. Y si te apetece, parte a descubrir la bahía de Etretat, un lugar mágico y cargado de historia que inspiró a Maurice Leblanc el personaje de Arsenio Lupín, entre otros autores.

El golf de Sperone

¡En el extremo sur de Córcega, a unos minutos de Bonifacio, el campo de golf de Sperone es a buen seguro uno de los más bellos del mundo! Nació en 1985 con el patrocinio del célebre arquitecto Robert Trent Jones que supo integrar el terreno a la maravillosa naturaleza corsa para convertirlo en un lugar excepcional, a la vez recorrido al borde del mar, en el interior de las tierras y en la montaña.

Alzándose sobre el mar, en un cabo calizo con unas vistas panorámicas de las aguas cristalinas del Mediterráneo y las playas de arena fina, el recorrido de 18 hoyos de Sperone se extiende sobre 73 hectáreas de monte bajo sembradas de rocas graníticas y tiene como punto destacado el hoyo n° 16 en el que hay que jugar por encima del mar. Un recorrido técnico que requiere un swing perfecto.

Apodado el “Pebble Beach of Med”, en referencia al Pebble Beach, campo de golf de alto nivel de Estados Unidos en el que se celebró, entre otros, el US Open de 2010, este lugar único ofrece una verdadera comunión con la naturaleza. Es Córcega en todo su esplendor. Desde la promulgación de la Ley Litoral en 1986, la construcción de terrenos al borde del mar ha sido regulada para proteger las costas francesas de los excesos de la especulación inmobiliaria y permitir el libre acceso del público a los senderos del litoral

Qué ver

Alrededores