Cocina corsa

  • Terraza de restaurante al borde del mar

    Terraza de restaurante al borde del mar

    © Atout France/Phovoir

  • Castañas corsas

    Castañas corsas

    © Atout France/Phovoir

  • Olivas y aceite en un mercado de Ajaccio

    Olivas y aceite en un mercado de Ajaccio

    © J.Harixcalde

  • Aperitivos corsas

    Aperitivos corsas

    © Atout France/Phovoir

  • Desayuno en la Citadelle de Bastia

    Desayuno en la Citadelle de Bastia

    © Bastia - Josian Calloni

Cocina corsa 20000 Ajaccio fr

Especialidades corsas, entre el mar y la montaña

Descubrir la gastronomía corsa es realizar un viaje que combina autenticidad y tradición. Las recetas y el saber hacer son transmitidos de generación en generación.

  • La charcutería corsa

Producida en las montañas del interior de la isla, la charcutería es parte integrante del patrimonio gastronómico corso. La producción artesanal se basa principalmente en una raza de cerdo, la nustrale, criada en semilibertad y que se alimenta de castañas, bellotas y raíces de los arbustos del maquis (monte bajo). Figatellu Di Corsica (salchicha de cerdo), coppa (lomo de cerdo secado), lonzu (filete de cerdo salpimentado), prisuttu (jamón entero salpimentado, a tomar con higos), salchichón seco… Unos nombres que, nada más oírlos, abren el apetito. En la plaza sombreada de Loreto-di-Casinca prueba la charcutería de tradición popular producida por François Albertini, que propone asimismo queso casero, mermelada y harina de castaña.

  • Los productos del terruño corso

En las montañas corsas, olivos, castaños, viñas y maquis forman unos paisajes únicos en el mundo. Dan nacimiento al aceite de oliva, a las hierbas aromáticas, a la miel del maquis o la harina de castaña, que sirve de base para numerosos platos, las nicci (crêpes), los blinis o la pulenda (polenta de harina de castaña) que acompaña de maravilla el cabrito en salsa.

  • Pescados y ostras

En los restaurantes del litoral, prueba la aziminu, una bullabesa corsa a base de peces de roca. Si recorres la Costa Serena en Alta Córcega, debes visitar a los ostricultores de la laguna de Diana que te harán probar las ostras corsas directamente en el lugar donde son producidas. Aprovecha tu periplo por el norte de la isla para seguir la ruta de los vinos de Patrimonio.

  • Los quesos

El más célebre queso corso es sin duda el brocciu, queso fresco de oveja o de cabra a base de leche y de suero de leche. Reconocido mediante una Denominación de Origen Controlada desde 1998, se puede encontrar en varios platos emblemáticos de la llamada “Isla de la Belleza”: tortilla con brocciu, buñuelos de brocciu, canelones con brocciu… Entre Ile-Rousse y Calvi, siéntate en la terraza de A Moresca, en Pigna, y admira la excepcional puesta de sol saboreando unas migliacciole, crêpes de queso fresco (de cabra o de oveja).

  • Dulces corsos

El postre preferido de los corsos es sin duda el fiadone, pastel a base de brocciu (¡de nuevo!) y de limón. Prueba asimismo los canistrellis, unas galletas dulces, perfumadas con limón, anís, castaña, vino... En cuanto a la harina de castaña, sirve para confeccionar pasteles, pain d’épices y tortas. Termina con una clementina de Córcega, la única clementina francesa.

  • Bebidas tradicionales corsas

Como aperitivo, prueba un Cap Corse a base de vino, naranjas maceradas y de quinquina, o una Pietra, la célebre cerveza de castaña corsa. En cuanto a los vinos, son como la isla: eclécticos. Elige un Vermentino blanco de Balagne (Denominación de Origen Córcega Calvi) con una ensalada de pulpo, un Sciaccarello Rosado (Denominación de Origen Ajaccio) con un plato de charcutería, o un muscat de Cap Corse (vino dulce natural) para acompañar un fiadone.

Saborear las especialidades corsas

  • Productos artesanales corsos: en el sur de la Isla de la Belleza, destacan dos establecimientos donde probar y adquirir productos típicos de Córcega (charcutería, queso, vinos): las tiendas de ultramarinos l’Orriu en Porto-Vecchio y Tempi Fà en Propriano.
  • Grimaldi chocolatero: nacido en Corte, este chocolatero, pastelero y confitero también cuenta con establecimientos en Bastia y en Ajaccio. Difícil no sucumbir a sus falculelle, verdaderas especialidades dulces a base de brocciu, cocidas sobre una hoja de castaño.
  • Charcutería Pascal Flori: una producción de gama alta a descubrir en Murato, en los altos de Saint-Florent.

Alrededores