Cicloturismo

  • Una bella panorámica del Canal de Midi que muestra la vía verde cicloturista.

    Una bella panorámica del Canal de Midi que muestra la vía verde cicloturista.

    © ADT82

  • El puente canal de Cacor en Moissac.

    El puente canal de Cacor en Moissac.

    © CRT MP - D. VIET

  • Canal Saint-Ferreol

    Canal Saint-Ferreol

    © CRT MP - D. VIET

  • © ADT82-Joel Damase

Cicloturismo Garona fr

La vía verde del Canal de los dos mares

Entre los itinerarios cicloturistas más bonitos de Midi-Pyrénées figura la vía verde del Canal de los dos mares. está constituida por la vía verde del canal de Garona y la del Canal de Midi. 145 km que bordean el canal, creados en el siglo XVI para unir el Mediterráneo con el Atlántico.

 

En 1681, con Luis XIV como rey de Francia, se puso la última piedra a un proyecto que había tardado 14 años en construirse. La idea era colosal en sí misma. Para evitar que los barcos que viajaban de Marsella a Nantes tuvieran que rodear la península Ibérica, exponiéndose a los piratas, se construiría un canal fluvial que uniría el Atlántico con el Mediterráneo. Hoy se conoce como el Canal des Deux Mers (Canal de los dos mares) y está configurado por el Canal de Midi y el Canal de Garona, inscritos en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.
Hicieron falta 63 esclusas, 126 puentes, 7 acueductos y 6 presas para hacer posible esta obra que hoy es frecuentada no solo por veleros y barcos “vacacionales” sino, también, por cicloturistas de todo el mundo.


PEDALEA TU RECORRIDO

 

Hablamos de una ruta muy sencilla para empezar con el cicloturismo. Incluye ciudades bonitas, como Toulouse o Moissac, evocadores paisajes que van desde el viñedo de Fronton hasta los vergeles del Tarn-et-Garonne y gentes agradables.

 

Como sigue un canal de agua, la ruta es completamente plana y su recorrido está jalonado de campings con piscina y alojamientos rurales para todos los gustos.

 

En Midi-Pyrénées el recorrido empieza en Valence d’Agen, ciudad conocida por su festival «Au fil de l’eau…Une histoire» que se celebra todos los veranos a orillas del canaly que cuenta la vida de los habitantes en el siglo pasado. Un espectáculo histórico que moviliza a 450 actores que se visten con trajes de época.

 

Seguirás hacia Moissac, considerada Gran Paraje Midi-Pyrénées y una de las etapas importantes de los caminos de Santiago de Compostela gracias a la abadía románica de Saint-Pierre y su claustro, inscritos en el patrimonio de la UNESCO. También destaca el puente Napoleón, una construcción que permite que el Canal de Garona atraviese el río Tarn y un lugar clave para la fruta del Suroeste, particularmente con la uva DOC que lleva su nombre: el Chasselas de Moissac. Más adelante encontrarás Montech ciudad que te invita a descubrir una pendiente de agua única en el mundo que te deja atrave- sar una cresta de 14 m. en solo 10 minutos, un auténtico ascensor para barcos.

 

En las cercanías del recorrido, a 13 Km. del Canal de Garona, se encuentra Montauban, otro Gran Paraje Midi-Pyrénées que recorreremos gracias a una pista cicloturista que bordea el Canal de Montech hasta Montech. Está clasifi da como «Ciudad de Arte y de Historia» y alberga uno de los museos más importantes dedicado a Ingres. También es una de las bastidas más antiguas del Suroeste, lo cual explica que se articule alrededor de una fantástica plaza de arcos. Otro Gran Paraje Midi-Pyrénées está constituido por Toulouse, capital de la región Midi-Pyrénées. La «ciudad rosa» seduce tanto por su dinamismo económico como por su saber vivir. Sus habitantes tienen por costumbre tomar algo al sol o disfrutar de noches de fiesta. En ella disfrutarás de monumentos históricos, tiendas con encanto, centros culturales… y muchas otras sorpresas.

 

El itinerario se prolonga con la vía verde del Canal de Midi de Toulouse al Seuil de Naurouze (53 Km. al noroeste de Carcasona). Tras la salida del centro de Toulouse, la vía te conducirá a los verdes valles de Lauragais. A bordo de tu bicicleta, podrás disfrutar entonces de una vista relajante de los campos de trigo y girasoles. El recorrido está salpicado de esclusas y evocadores pueblos como Montgiscard, Baziège y Ayguevives, marcados por el estilo gótico meridional que se refleja en las iglesias  con campanas “españadas” que los Católicos construyeron para luchar contra los Cátaros que dominaban el Lauragais en la Edad Media.


UNA VÍA DE CULTURA

 

Y es que, dejando delado la bicicleta, el Canal de los dos mares nos brinda la oportunidad de vivir la cultura del agua y la historia de la región.

 

También en Lauragais descubrirás que las esclusas que sirven para acompasar el avance por el Canal de Midi, son auténticos monumentos históricos. Un ejemplo es Négra, que servía antaño como lugar de reposo para los que viajaban entre Toulouse y Agde. En el punto más alto del Canal de Midi, conocido como «la línea de partición de las aguas» se erige el Seuil (cresta) de Naurouze donde, el agua procedente del lago de Saint-Ferréol alimenta el Canal. Cerca del recorrido, a la altura del Seuil de Naurouze, comienza la vía verde de la Rigole de la Plaine (40 Km.) que permite pedalear hasta lugares clasifi  dos como la bastida de Revel.

 

Al igual que todas las bastidas construidas en la Edad Media, se articula alrededor de una bonita plaza de arcos donde, cada sábado, se celebra uno de los mercados más bellos de Francia. Merece la pena visitar, también, el Musée du Bois et de la Marqueterie que nos permite explorar los distintos oficios relacionados con la madera.

 

En el lago de Saint-Ferréol un «mar interior» creado en el siglo XVII para alimentar el Canal de Midi puedes disfrutar de muchas actividades de ocio en sus playas y sus 67 hectáreas de agua, windsurf, canoa o, también, catamarán.

No dejes de visitar el Museo y los Jardines del Canal de Midi, dedicado a la construcción del Canal en seis salas sorprendentes. En la entrada, encontrarás el dique del lago de Saint-Ferréol que fue, durante mucho tiempo, el más largo del mundo (800m). A dos pasos de sus casas con voladizo, la ciudad de Sorèze te invita a descubrir su abadía-escuela, centro del saber desde el reinado de Luis XIV hasta el siglo XX. Esta bonita localidad alberga el recién inaugurado Musée Dom Robert con colecciones de tapices excepcionales que se actualizan regularmente.

GRANDES PARAJES DE MIDI-PYRÉNÉES Y VÍA VERDE

> Midi-Pyrénées debe su notoriedad a 26 Grandes Parajes conocidos en todo el mundo, entre los cuales están el Canal de los dos mares, el Pic du Midi y el observatorio astronómico, Toulouse, el circo de Gavarnie clasificado en el patrimonio mundial por la Unesco, Saint-Cirq-Lapopie, Albi y el museo Toulouse-Lautrec, Cahors y el puente Valentré, y también Conques, Rocamadour, Moissac.

> La vía verde, que bordea el Canal de Midi, está concebida tanto para los ciclistas como para los patinadores. Prácticamente todo el recorrido está cubierto con una capa de asfalto de 3 m de ancho. Únicamente el último kilómetro, que se sitúa en el Aude.

Más información