Carnet de viaje de arquitectura contemporánea francesa

  • El Louvre - Paris

    El Louvre - Paris

    © Atout France/PHOVOIR

  • Viaducto de Millau

    Viaducto de Millau

    © Atout France/Patrice Thébault

  • Museo de quai Branly

    Museo de quai Branly

    © Atout France/JM Cras

Carnet de viaje de arquitectura contemporánea francesa Paris fr

Reputada por su patrimonio histórico – castillos, catedrales, abadías… Francia es también una tierra de acogida para la arquitectura actual. Hormigón, vidrio, metal… Los arquitectos demuestran una imaginación sin límites para crear unos proyectos que realzan las ciudades pero también las zonas rurales. A continuación, te proponemos una guía sobre arquitectura contemporánea.

En Ile-de-France

En París, comienza tu recorrido en la Ciudad de la Arquitectura y del Patrimonio, que ocupa todo un ala del Palacios de Chaillot, entre la Torre Eiffel y la plaza del Trocadero. Siguiendo el ejemplo de la Torre Montparnasse, inaugurada en 1973 y durante largo tiempo el rascacielos más alto de Francia, del Centro Pompidou, creado por los arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers, y del Gran Arco de la Défense, monumento emblemático del barrio de negocios de La Défense, París y su periferia cuentan con una concentración de edificios contemporáneos excepcionales.

En la Filmoteca Francesa podrás admirar los atrevidos volúmenes curvos imaginados por el arquitecto Frank Gehry y, posteriormente, cruzar el Sena para descubrir la rehabilitación de los antiguos almacenes generales: cubiertos con una estructura tubular de color verde, serigrafiada y ondulante, por los arquitectos Jakob & MacFarlane, los Docks, Ciudad de la Moda y del Diseño, albergan desde 2012 el Instituto Francés de la Moda, tiendas y show-rooms de creadores. A continuación, sigue los muelles para comer en el restaurante del Instituto del Mundo Árabe, cuya terraza ofrece unas vistas panorámicas de París y de la catedral de Notre-Dame, y dirígete a la Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo, situada en el edificio de cristal diseñado por Jean Nouvel. Este arquitecto francés es asimismo el creador del Museo del Quai Branly, que es como una larga pasarela sobre pilotes en medio de los árboles cerca de la Torre Eiffel: admira la fachada cubierta con una piel vegetal de 15.000 plantas, obra del botanista Patrick Blanc.

En Seine-Saint-Denis, la creación de la ciudad nueva de Marne-la-Vallée, cerca de Noisy-le-Grand, atrae a grandes arquitectos contemporáneos como los españoles Ricardo Bofill y Manolo Núñez-Yanowsky.

El primero destaca por la construcción del célebre Palacio de Abraxas pero también del Arco y del Teatro; el segundo por la construcción del proyecto de Arènes de Picasso.

En provincias

La arquitectura de los siglos XX y XXI no se ha limitado a ocupar la región parisina. Capital Europea de la Cultura en 2013, Marsella ha aprovechado para inaugurar nuevos recintos proyectados por los mejores arquitectos. Creado por Rudy Ricciotti, el MuCEM, Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo, flota entre el cielo y el agua a la entrada del Viejo Puerto. A dos pasos de allí, la Villa Méditerranée es obra del italiano Stefano Boeri, que ha imaginado un edificio fuera de lo común con su espectacular piso en voladizo de 40 metros y sus espacios acondicionados por debajo del nivel del mar.

En cuanto a la realización del nuevo edificio del Fondo Regional de Arte Contemporáneo (FRAC), ha sido encargada a la agencia del japonés Kengo Kuma. De este modo, Marsella ha seguido el ejemplo de  Lille, donde los más grandes nombres de la arquitectura contemporánea intervinieron cuando la ciudad fue Capital Europea de la Cultura, en 2004: desde la pasarela Le Corbusier podrás disfrutar de las vistas panorámicas del barrio de Euralille, donde coinciden el centro comercial Euralille firmado por Jean Nouvel, la Torre de Lille, obra de Christian de Portzamparc y la Torre Lilleeurope imaginada por Claude Vasconi y Jean-Claude Burdèse.

40 kilómetros al sur de Lille, los arquitectos de la agencia japonesa Sanaa, Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa han proyecto el nuevo museo del Louvre-Lens, en total armonía con su parque acondicionado por la paisajista francesa Catherine Mosbach. Más al este, la arquitectura del Centro Pompidou-Metz, realizada por el japonés Shigeru Ban y el francés Jean des Gastines, es por sí sola una obra maestra.

En Normandía, debes acudir a Le Havre para descubrir la ciudad reconstruida por Auguste Perret entre 1945 y 1955, incluida en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. Aprovecha para visitar el complejo acuático imaginado por Jean Nouvel y la residencia de estudiantes en los muelles, los contenedores Adocks instalados por el taller Cattani.

Otra gran ciudad que se ha planteado un desafío arquitectónico es Lyón. El nuevo barrio Confluence seduce por sus edificios innovadores, como el cubo naranja diseñado por la agencia Jakog & MacFarlane.

Más al sur, Montpellier se ha convertido en un destacado destino para la arquitectura contemporánea, con la impronta de arquitectos como Ricardo Bofill o Paul Chemetov.

Récords para los puentes contemporáneos

Camino de tu lugar de vacaciones, aprovecha para contemplar y visitar verdaderas obras de arte, como el Viaducto de Millau, que algunos no dudan en calificar como el Puente del Gard del siglo XXI. Proeza arquitectónica firmada por Lord Norman Foster y concebida por el ingeniero Michel Virlogeux, posee el récord del mundo de altura con un pilón de 343 metros por encima del valle del Tarn.

Michel Virlogeux es asimismo el diseñador, junto con el arquitecto Charles Lavigne, del puente de Térénez, inaugurado en 2011 en Bretaña: el primer puente curvo de obenques de Francia tiene el récord del mundo de longitud entre dos pilares (265 metros). Por último, en Burdeos fue inaugurado en marzo 2013 el puente levadizo más alto de Europa: gracias a su calado aéreo de 55 metros, el puente Chaban-Delmas permite la navegación de paquebotes de crucero hasta el centro del Puerto de la Luna, incluido en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Qué ver

Alrededores