Art Déco : Lugares culturales impresionantes

  • El Palais de Chaillot

    El Palais de Chaillot

    © CAPA Nicolas Borel

Art Déco : Lugares culturales impresionantes 75001 Paris fr

El Art déco representa ante todo a… las artes decorativas. Se trata, por lo tanto, de arquitectura y diseño. En París, se construyeron tres auténticos palacios culturales en la década de 1930 y su contenido es tan excepcional como su sublime envoltorio.

El estilo Art déco toma su nombre de la Exposición internacional de las artes decorativas e industriales modernas que se celebró en París de abril a octubre de 1925. Contrariamente al Art nouveau, que se decanta por los arabescos y las formas vegetales y orgánicas, el Art déco es el arte de la razón, la simetría y el clasicismo. Frente a las molduras y las fantasías, prefiere el aspecto funcional en muebles y edificios y mantiene un espíritu muy dinámico. En la Francia de la posguerra vuelve a resurgir. La reactivación económica permitirá a los artistas decoradores y a los arquitectos del Art déco reconstruir los barrios destruidos de París y su región.

Los nuevos lugares culturales se sitúan en torno a la Torre Eiffel y la Porte Dorée: el museo de las Colonias, el Palacio de los museos de Arte moderno (que albergará el Palais de Tokio y el Museo de arte moderno) y el Palais de Chaillot. Tres edificios masivos, espaciosos y ricamente decorados, diseñados con motivo de las más prestigiosas exposiciones internacionales de la época: la Exposición colonial de 1931 y la exposición de las artes y técnicas en la vida moderna de 1937. Hoy en día, estos lugares magistrales albergan tesoros de arte multicultural, siempre abiertos al mundo.

El Palais de Tokyo es cada vez más grande: en los últimos 10 años, su superficie ha pasado de 8.000 a 22.000 m2. Su construcción tiene un estilo sobrio y poderoso: dos alas simétricas, un gran peristilo, un espejo de agua, una inmensa terraza, una escalera monumental y un bajorrelieve de Alfred Janniot. En el interior, encontrará todas las obras más asombrosas y vanguardistas del arte contemporáneo.

Adyacente a este edificio, se encuentra el palais de Chaillot que sigue siendo el monumento principal de la década de 1930 en París. Con vistas a los espléndidos jardines del Trocadero, sus dos pabellones de estilo neoclásico dominan la vista sobre la Torre Eiffel y el Champs-de-Mars. La decoración interior, realizada por 71 pintores y escultores, presenta una amplia paleta de todas las tendencias del art déco. En la actualidad, el palacio acoge la Ciudad de la arquitectura y el patrimonio en el ala París, el museo del Hombre en el ala Passy (cerrada por reformas hasta 2015) y un teatro nacional de gran prestigio, el Teatro nacional de Chaillot.

Algo más alejado, hacia Bercy y el bosque de Vincennes, el palacio de la Porte Dorée, el único vestigio de la Exposición colonial de 1931, es también monumental: 16.000 m2, una fachada en bajorrelieve de Alfred Janniot de más de 1.000 m2 y un acuario tropical. Podrá descubrir el Museo de la historia de la inmigración, que ofrece una nueva perspectiva sobre la historia de Francia.

Qué ver

Alrededores