Art Déco : Cines con una arquitectura innovadora

  • La fachada del Grand Rex a París

    La fachada del Grand Rex a París

    © Le Grand Rex

  • La fachada del Louxor a París

    La fachada del Louxor a París

    © JM HUMBERT / Les Amis du Louxor 2013

Art Déco : Cines con una arquitectura innovadora 75001 Paris fr

Síntesis de todas las artes, el cine ha sido el lugar predilecto del Art déco. Las salas de proyección se convierten en lugares con un diseño asombroso, para los que no ha pasado el tiempo.

Los locos años veinte constituyen un período emblemático en la historia del cine. En esta época, los acompañamientos sonoros se desarrollan partiendo de Hollywood. El movimiento Art déco se interesa de cerca por esta disciplina. En 1923, la película La inhumana de Marcel L’Herbier ilustra bien esta colaboración, que estaba entonces en su apogeo, con sus estructuras decorativas modernas, creadas por Robert Mallet-Stevens y Fernand Léger. Si las salas de cine mudo estaban repletas de decorados extravagantes, las nuevas preocupaciones de los arquitectos, inquietos por la acústica, reflejan una depuración de las formas y tienden hacia una mayor simplicidad y elegancia.

En la mayoría de las grandes ciudades se construyen verdaderos “palacios del cine”, con salas de varios millares de butacas. Louise Brooks y Gaby Morlay inundan la pantalla con las películas proyectadas en estos nuevos cines, creados en Francia por los arquitectos Montaut y Gorska. Uno de los primeros cines de este género en Francia se llama el Louxor, situado en el distrito 10º de París. Construido en estilo egipcio, anuncia una nueva tendencia del Art déco, que se dirige hacia un gusto decorativo más exótico. Lujoso, se transformó en un club nocturno en la década de 1980 para ser abandonado en la década de 1990, antes de renovarse completamente y reabrir sus puertas en 2013. Una vez más convertido en sala de cine, el Louxor sigue siendo un lugar mágico.

A principios de la década de 1930, es el Grand Rex el que destaca cerca de los Grandes bulevares. Un modelo reducido del Radio City Hall de Nueva York, este lugar gigantesco (2.000 m²) dispone de una gran sala con paredes de colores, que evoca las villas Art déco de la Riviera francesa. La ornamentada fachada del edificio la diseñó el arquitecto Auguste Bluysens (casino del Touquet). La decoración interior (creada por Maurice Dufrêne), se inspira en ciudades imaginarias, lo que refleja la audacia de este período. En la actualidad, el Rex es al mismo tiempo un complejo cinematográfico (en particular, en 3D), una sala de espectáculos, un museo interactivo del cine y un lugar obligado de la escena y el clubbing, y por supuesto sigue siendo la sala de cine más mítica de Francia. 

La región de Île-de-France posee también un magnífico cine Art déco: el Palace de Beaumont-sur-Oise. Inmortalizado en la emisión televisada de Eddy Mitchell la Dernière Séance, el Palace es un lugar de culto del séptimo arte. En este caso, la inspiración es marítima. Actualmente, sigue teniendo su fachada de estilo paquebote, con sus ventanillas y sus bonitas curvas tan de moda en la década de 1930. Su elegante fachada en rojo y blanco, adornada con tres anillos, es legendaria. Después de haber sido una sala de variedades, una discoteca y una pista de patinaje, este lugar multicultural llegó incluso a acoger el primer recital de Charles Aznavour. Catalogado como monumento histórico, ha vuelto a sus orígenes y se pueden ver también películas en 3D.

Qué ver

Alrededores