Actividades en la montaña francesa

  • Actividades en la montaña francesa

    Actividades en la montaña francesa

    © Atout France / Phovoir

Actividades en la montaña francesa les angles fr

Con la llegada de las primeras nevadas, la fiebre se adueña del mundo de la montaña que se pone en marcha para recibir a los esquiadores en las mejores condiciones. Todas las atenciones se centran en el deslizamiento y en su nebulosa de variantes que se enmarcan cada año en una ya larga lista.

Esta larga lista de actividades no pretende en modo alguno ser exhaustiva. La imaginación en este campo no conoce límites. Para los que buscan novedad o lo insólito, se recomienda echarle un ojo a la siguiente enumeración que no atiende a ningún orden de prioridad: el snow-kite (esquís o surf remolcado por una cometa), el snake-gliss (serpentín compuesto por varios trineos pequeños) o incluso el snow-skate (plancha sobreelevada).

El esquí alpino

Representa el corazón de la acción. Resulta muy agradable en las pistas bien apisonadas para realizar tranquilos descensos o, por el contrario, para lanzarse a toda velocidad en schuss.

Los esquís parabólicos cuya forma estrecha se inspira en el surf, permiten obtener mejores sensaciones en los giros. Los esquís free ride suelen ser los más adaptados para el snow board y el esquí fuera de pista. Ser un buen esquiador capaz de esquiar en todos los tipos de nieve es difícil. Por suerte, se puede dominar la técnica bastante rápido en pistas fáciles, por lo que para empezar no está mal.

Un poco de historia

Aunque el esquí es innegablemente una de las grandes conquistas del hombre ¿sabes dónde y cuándo nace el esquí? De hecho, el origen del esquí resulta incierto. Parece ser que los pueblos primitivos del norte de Europa y de Asia descubrieron el uso de los esquís mucho antes que el de la rueda. Durante mucho tiempo, el esquí fue exclusivo de los países nórdicos entre los cuales se trataba de un medio de transporte y no de una disciplina deportiva. La palabra esquí es de origen noruego. La hazaña del noruego Frijtof Nansen que atravesó Groenlandia con esquís en 1892/1893, provocó el desarrollo y el entusiasmo por esta disciplina. Este fue un poco el punto de partida del esquí moderno.

El telemark

Esta técnica ancestral avanza con los tiempos y se hace un hueco en el círculo de moda de los nuevos deslizamientos. Se trata de un esquí de descubrimiento en el que la velocidad no es obligatoriamente la norma, un esquí que pasa a formar parte de la historia y que nos lleva a los orígenes de la disciplina. Esta es aun la modalidad de todos aquellos a los que les gusta la pureza de sus líneas, la amplitud de los movimientos y la belleza del gesto. En resumen, todo un arte que cada vez gana más adeptos.

El snowpark / border cross

Se trata de un recorrido de unos 500 metros, bastante estrecho, parecido a una pista de motocrós, con curvas pronunciadas y montículos. En general se participa en grupos de 4 y el primero que llega es el que gana. No siempre resulta fácil lanzarse a fondo pero las sensaciones fuertes están aseguradas.

El snowboard (o surf de las nieves)

Apareció en los años 80, ya que el surf permite experimentar sensaciones extraordinarias. Quien no ha sentido el placer de un increíble descenso sobre nieve en polvo nunca podrá comprender cómo nació la pasión por el surf. Todos los que lo practican están de acuerdo en decir que las sensaciones de deslizamiento son increíblemente fabulosas. Incluso aunque nunca haya esquiado antes, no dude en empezar por el surf ya que, contrariamente a una idea bastante extendida, el surf es más fácil que el esquí pues requiere mucha menos técnica.

El snowblade

Se trata de esquís cortos y por tanto supermanejables, para un aprendizaje muy fácil. Se puede pasar por todas partes y resulta muy divertido. Se gira muy fácilmente llegando a los 360°, y se puede practicar eslalon entre los abetos. La otra cara de la moneda es que resulta menos estable que los esquís y que no está diseñado para la velocidad. Sin embargo, vale la pena probarlo, sobre todo, para los principiantes muy recientes.

El esquí fuera de pista

br>Es sinónimo de libertad y de absoluto placer. El esquí fuera de pista representa sin lugar a dudas la quintaesencia de las actividades y de los deportes de deslizamiento. Su práctica está asociada a los grandes espacios, a las extensiones de nieve inmaculadas y a los campos de nieve en polvo. Lejos de las pistas atiborradas, del gentío y del ruido, vivirá momentos de pura felicidad y de intensa emoción.Descubra usted también esta práctica del esquí y déjese envolver por una irresistible sensación total de libertad. ¡Bienvenido al club!
¡Atención! la práctica de esta modalidad no está exenta de riesgos (avalanchas, caídas). Se recomienda contar con el apoyo de un guía profesional.

El heliski

Para los que quieren salir de los dominios esquiables y de su fuera de pista de proximidad. Gane altitud y campo. Aquí hay más espacio, menos gente, cada uno deja su huella en una nieve de calidad: el súmmum del deslizamiento.  Vuelos espectaculares con aterrizajes en alta montaña, e incluso en los glaciares en primavera o en verano, descensos interminables que desearía que nunca acabasen, itinerarios vírgenes. Todo es posible y en poco tiempo tendrá la impresión de que la montaña es suya. ¡Pero cuidado, crea adicción!

El esquí de senderismo

Lejos de ser una actividad marginal, miles de aficionados practican diariamente el esquí de senderismo en los macizos franceses experimentando un placer muy particular. Esta actividad se encuentra al alcance de cualquier persona que tenga un mínimo de técnica en el esquí y a la que le guste el esfuerzo. Al igual que con la bicicleta, la edad no es un factor limitativo y no resulta raro cruzarse con personas mayores en plena acción a pesar del peso de los años... Esta actividad combina los placeres de una ascensión lenta, contemplativa, lejos de los equipos de las estaciones, con el deslizamiento en medio de una naturaleza protegida.

El surf de senderismo

Inspirado en el esquí de senderismo (en el que se pegaban “pieles de foca” en los esquís para caminar y subir sin ir marcha atrás), el surf de senderismo consiste en subir a pie, con raquetas o crampones y la tabla de surf a la espalda, hasta alcanzar el lugar escogido donde la nieve espera a que el surfista se lance para dejar su huella. El surf de senderismo permite sin duda hacer bonitos paseos combinados con largos descensos. Pero cuidado, es necesario contar con una buena condición física para ser capaz de subir.

La raqueta

Lejos de las pistas de esquí y de su ajetreo, venga a recuperar fuerzas y a descubrir la montaña en invierno. Con calma, a paso suave, podrá seguir entre los alerces el rastro oscilante de una liebre en busca de alimento, o quizás la suerte le sonría y pueda contemplar el espectáculo de un íbice apaciblemente ocupado en pacer brotes o cortezas. Las raquetas le permitirán aventurarse fuera de los senderos y dejar su rastro en el sotobosque y los campos de nieve virgen. Actividad familiar por excelencia, la raqueta atrae cada vez a más adeptos seducidos por la idea de volver a descubrir los placeres y beneficios de la marcha combinados con el aspecto lúdico de la raqueta.

Paseos en trineo de perros

Alégrese, porque la aventura del Gran Norte está justo ahí, al final de la pista. Actualmente en pleno desarrollo, los paseos en trineo de perros devuelven el gusto por un medio de transporte que figura entre los más antiguos en las comarcas árticas. Los trineos se adaptan fácilmente a los grandes espacios, tan abundantes en nuestros macizos. Descubra sensaciones inéditas de contacto con increíbles perros huskies. ¡Un momento de desconecte total!

¡Como ves, la montaña ofrece un sinfín de posibilidades!

Más información

Artículos Relacionados