1001 Castillos en Dordoña-Périgord

  • © Castillo de Losse

  • © Castelnaud La Chapelle

  • © Bridoire de Ribagnac

  • © Castillo de Puyguilhem/OT Périgord Dronne Belle-Frederic Tessier

1001 Castillos en Dordoña-Périgord Dordogne fr

Desde un punto de vista arquitectónico, los castillos del Périgord tienen la particularidad de combinar de forma armoniosa una gran diversidad de estilos debido a las épocas sucesivas de construcción. 44 de ellos, incluidos en el inventario de Monumentos Históricos, pueden visitarse. Es el caso del Castillo de Milandes, del castillo de Biron o de Jumilhac.

Y un nuevo castillo, que abrió a principios de verano 2012:  El Castillo de Bridoire. Es una magnifica obra medieval (XIIe - XIXe siècle), clasificada Monumento Histórico, situada a 12km de Bergerac. La visita está amenizada con animaciones sobre el tema de los juegos a través de la historia.

Los demás son propiedades privadas de particulares, algunos de los cuales eligen transformarlas en hoteles de lujo o casas de huéspedes con encanto, como el castillo de Saint Geniès o el castillo de Lalande.

Merecen una visita…

Residencia noble desde hace más de 700 años, la Casa Fuerte De Reignac en Tursac es el castillo más extraño del Périgord. Conservado en un estado excepcional y enteramente decorado con mobiliario de época, es en Francia el único monumento del tipo “castillo en acantilado” totalmente intacto (castillo troglodita del siglo XIV). En el siglo XII, la utilización de la piedra se generalizó.

Se habla en ese caso de arquitectura castral, con elementos arquitectónicos característicos que pueden admirarse en especial en la fortaleza feudal de Beynac edificada sobre un promontorio rocoso que domina el valle del Dordoña o en el castillo medieval de Castelnaud, situado frente al de Beynac, su eterno rival. Se pasa de la Edad Media a la época moderna con el arte del Renacimiento italiano. Una de las principales características de este arte es la riqueza de la ornamentación.

El Castillo de Monbazillac (siglo XVI) presenta una arquitectura única y original, mezcla de sistemas defensivos medievales y detalles refinados del Renacimiento. Situado en pleno corazón de un prestigioso viñedo que lleva su nombre, es propiedad de las bodegas de Monbazillac desde 1960.

Otro ejemplo es el castillo de Bourdeilles, o más bien los castillos de Bourdeilles (fortaleza medieval, castillo renacentista y murallas), sede de una de las cuatro baronías del Périgord, que se alzan sobre un promontorio calcáreo, bañado por las aguas del Dronne.

En los siglos XVII y XVIII, el arte francés impuso al mundo su “racionalismo” y de ahí surgió un nuevo estilo: el arte clásico. El castillo de Hautefort, aunque es uno de los escasos ejemplos de la arquitectura clásica en el Périgord, es sin duda uno de los más prestigiosos castillos del suroeste de Francia.