Vidrio y cristal en Gran Este

  • Fabricación de piezas de vidrio en el Centro Internacional de Arte Vidriero de Meisenthal

    © G. Rebmeister / CIAV

    Fabricación de piezas de vidrio en el Centro Internacional de Arte Vidriero de Meisenthal

    © G. Rebmeister / CIAV

Vidrio y cristal en Gran Este Wingen-sur-Moder fr

En la región Gran Este, cuna tradicional del vidrio, los bosques de Lorena han dado a los hombres el talento, la arena, los helechos y la madera necesarios para realizar este arte mágico.

Estas tierras del Parque natural regional de los Vosgos del Norte que unen Lorena y Alsacia, declarado Reserva de la Biosfera en 1989 por la UNESCO y destino de excelencia EDEN por su gestión turística sosteni- ble, esconden este savoir-faire frágil y, a su vez, elegante.

Aquí hace cinco siglos unos cuantos vidrieros nómadas construyeron un horno improvisado y empezaron a dar forma a una de las tradiciones más singulares de la región del Gran Este que se ha mantenido hasta nuestros días, y que se puede admirar en tres museos donde se rinde homenaje a este oficio tan laborioso. Por un lado destaca el Museo Lalique, situado en el pueblo de Wingen-sur-Moder (Alsacia), donde René Lalique fundó una manufactura en el año 1921. La exposición gira en torno a las diferentes etapas de crea- ción del jarrón Bacchantes, pieza creada en el año 1927. Para una inmersión completa recomendamos completar la visita con una estancia en el hotel-restaurante de lujo Villa René Lalique, que reconoce el estilo de vida y el savoir-faire impulsado por este maestro del arte del vidrio y del cristal. El espacio que ocupaba la antigua fábrica de vidrio Meisenthal (Lorena), por su parte, es hoy un lugar donde se mezclan las artes del antiguo oficio de vidriero con expresiones artísticas contemporáneas. Cuenta con tres espacios diferenciados: el Museo del Vidrio donde se expone una excelente colección Art Nouveau; el Centro Internacional del Arte Vidriero, donde destaca una exhibición del oficio de los sopladores de vidrio, virtuosos en la creación de figuras realizadas con este material; y La Halle Verrière, que programa conciertos, espectáculos y exposiciones de arte contemporáneo. Por último, el Museo del Cristal Saint-Louis acoge más de 2.000 obras de cristalería francesa antigua que resumen más de cuatro siglos de historia de  este estiloso savoir-faire. En los talleres, los mejores artesanos del cristal de Francia muestran sus refinados trabajos realizados con mimo y dedicación.

Sigue el Tour por el savoir-faire