Perpignan en tren

  • Plaza Arago de Perpignan

    Perpignan - © Ville de Perpignan

    Plaza Arago de Perpignan

    Perpignan - © Ville de Perpignan

  • Visa pour l'Image en Perpignan

    Visa pour l'Image en Perpignan - © Ville de Perpignan

    Visa pour l'Image en Perpignan

    Visa pour l'Image en Perpignan - © Ville de Perpignan

  • Perpignan

    Perpignan - © Bertrand Pichène

    Perpignan

    Perpignan - © Bertrand Pichène

  • Perpignan

    Perpignan - © Bertrand Pichène

    Perpignan

    Perpignan - © Bertrand Pichène

Perpignan en tren Perpiñán fr

Perpignan se encuentra a 1h19 de Barcelona y 4h30 de Madrid en tren de Alta Velocidad.

# Destino urbano patrimonial y cultural

Ciudad en plena transformación que dispone de un nuevo museo de arte y numerosas instalaciones culturales, Perpiñán disfruta además de un patrimonio excepcional que va del gótico al Art Déco, pasando por la arquitectura contemporánea. Entre el mar Mediterráneo y las montañas de los Pirineos, aquí estamos en el “centro del mundo”, como declaró Salvador Dalí un día en un arrebato surrealista. ¡El sol brilla más de 300 días al año! Déjate encantar por los sabores, aromas y colores de una ciudad singular y cautivadora. Conoce el arte de vivir catalán, disfruta del descanso, descubre sus comerciantes y habitantes, sus fiestas donde la modernidad y la tradición se mezclan alegremente… ¡Vive Perpiñán!

Perpiñán, ciudad de estilo, de arte y de historia

Perpinán gótica

Con la etiqueta de Ciudad de Arte y de Historia desde 2000, Perpiñán cuenta con un patrimonio histórico de gran riqueza, simbolizado por el Palacio de los Reyes de Mallorca. Ilustra el esplendor de la ciudad en su apogeo, cuando era la capital continental de este efímero reino (1276-1344).
La iglesia de Notre Dame de la Réal, la iglesia de Saint Jacques, la catedral de Saint Jean-Baptiste, pegada a su claustro-cementerio, el Campo Santo, forma el mayor conjunto románico-gótico de Francia. A ello se añade el convento de los Dominicos y la capilla del Tiers Ordre. Otros monumentos destacados: el edificio del ayuntamiento, el palacio de la Diputació, el palacio de les Corts, la casa Xanxo (edificio medieval) o las ojivas de la logia del mar.
Único vestigio de las murallas destruidas en 1904, el Castillet es un magnífico testimonio de la arquitectura militar catalana. En el centro de la ciudad, los edificios de estilo medieval e ibérico ofrecen abundantes patios interiores, ventanas enrejadas, fuentes románticas y plazoletas a explorar.

La ciudad moderna

Perpiñán cuenta con un rico patrimonio del siglo XX en cinco barrios de la ciudad, con numerosos edificios y casas de estilo Art Nouveau y Art Déco. En los últimos años, la localidad se ha dotado de una arquitectura muy contemporánea gracias a grandes proyectos como la nueva estación de tren TGV y el Teatro del Archipel, obra de Jean Nouvel

Inmersión cultural

El Museo Rigaud, reabrió en junio de 2017 tras dos años de obras. Los centros de arte contemporáneo Walter Benjamin y A cent mètres du centre du monde y las galerías de arte y talleres-tiendas de creadores completan la oferta cultural.
El Teatro del Archipel y el Médiator, el Palacio de Congresos y las salas de espectáculos en los barrios, como la Casa Musicale, ofrecen unas programaciones regulares a las que se añaden festivales prestigiosos como el Festival Internacional de Fotoperiodismo Visa pour l’Image. Artes vivos y visuales, exposiciones, museos y literatura crean una verdadera ebullición cultural y artística a lo largo del todo el año.

Tierra de tradiciones y de creaciones

En la ciudad perduran diversas tradiciones catalanas ancestrales. La joyería de granate de Perpiñán es la producción más prestigiosa de la artesanía local. El tejido artesanal catalán aparece a finales del siglo XIX con las Telas del Sol que exhiben orgullosas motivos y colores típicos. Sant Vicens, masía del siglo XVII, se ha convertido en un lugar destacado de la cerámica catalatana. Las obras de Jean Lurçat están expuestas allí. Las tradiciones siempre vivas, como la sardana, se siguen practicando en las plazas del centro histórico durante fiestas destacadas como Sant Jordi (fiesta del libro y de la rosa), la procesión de la Sanch o el día de San Juan, que celebra de forma festiva el patrón de los catalanes.
La región cuenta con una importante producción de verduras y frutas llenas de sol, vinos con denominación de origen, carnes de gran calidad y quesos de tradición. Aquí y, en especial con los restauradores miembros de la asociación Toques Blanches du Roussillon, podrás saborear la cocina catalana y los mejores productos de la tierra. En el centro de la ciudad, en particular en la calle Paratilla, abundan los establecimientos y las tiendas que ofrecen numerosos productos mediterráneos. ¡Aquí podrás conocer el verdadero arte de vivir catalán!