Más allá de las 5*

  • Les Airelles

    © Eric Bergoend

    Les Airelles

    © Eric Bergoend

  • CAUDALIE - La Bastide Des Grands Crus

    © GdeLaubier

    CAUDALIE - La Bastide Des Grands Crus

    © GdeLaubier

Más allá de las 5*

Distinción Palace

Si hay una distinción hotelera propiamente francesa, esa es la de palace, que resalta la hostelería de excepción. En la actualidad 24 establecimientos pueden presumir de tener esta certificación oficial.
María Jesús Tomé.

La distinción Palace nació en noviembre de 2010 para resaltar el confort, el savoir-faire y la excelencia de los establecimientos franceses. Con esta certificación se identifica a aquellos hoteles cinco estrellas que cuentan con una situación geográfica excepcional, un especial interés histórico, estético y/o patrimonial, y un servicio a medida que hacen que sean considerados las joyas de la hostelería francesa. Asimismo la distinción Palace permite fomentar el renombre internacional de estos establecimientos además de proyectar la cultura y el atractivo de Francia como destino.

Los Palaces de Francia son la excelencia del alto standing que responde a unas normas muy precisas. Sus cocineros están en el top de la gastronomía nacional, sus conserjes satisfacen las peticiones de los más exigentes y sus diseñadores hacen de estos hoteles unos espacios únicos y excepcionales.

Alojarse en un Palace es una experiencia inolvidable y los 24 establecimientos que han recibido a día de hoy esta certificación oficial proponen a sus clientes el lujo incomparable de Francia. Antiguas residencias imperiales, mansiones privadas y residencias históricas clasificadas más allá de las cinco estrellas están repartidas por todo el territorio francés desde la Costa Atlántica pasando por los Alpes, la Costa Azul, París o incluso hasta el Caribe.

¿Preparado para alojarte en estos prestigiosos establecimientos e impregnarte del arte de vivir a la francesa? 

Ocurio en los Palaces 

En algunos hoteles Palaces se han vivido episodios curiosos y varias anécdotas a lo largo de su historia.
Así, el Four Seasons Hotel Georges V (París), fue el cuartel general de Eisenhower, comandante en jefe de las fuerzas aliadas durante la liberación de París en la Segunda Guerra Mundial. Durante este conflicto bélico sus bodegas fueron tapiadas para evitar que los alemanes se llevaran los excelentes vinos que allí se conservaban.

Por su parte, Le Meurice (París), fue el hotel elegido por el rey español Alfonso XIII al inicio de su exilio tras la proclamación de la II República en 1931. Otro personaje ilustre que vivió en este hotel fue el genial pintor Salvador Dalí, quien ocupó la suite real de Alfonso XIII durante 30 años.

También en la capital francesa, el Shangri-La Hotel fue testigo de grandes momentos históricos ya que está situado en el antiguo palacete del príncipe Roland Bonaparte, donde se reunía la alta burguesía y los intelectuales de principios del siglo XX.

En los Alpes franceses, en la estación de Courchevel, se encuentra el hotel Cheval Blanc donde está el restaurante 1947, que debe su nombre a la añada más cara de las bodegas Château Cheval Blanc y donde la cocina del chef Yannick Alléno está reconocida con tres estrellas Michelin.

En la Costa Azul, por su parte, destaca el Cap-Eden-Roc, en Antibes, un establecimiento en el que siempre han buscado refugio escritores y poetas. Es el hotel preferido de los asistentes al Festival Internacional de Cine de Cannes desde su primera edición en 1946. Actores legendarios como Charlie Chaplin, Richard Burton y Marlene Dietrich, y estrellas contemporáneas del cine actual como Cate Blanchett y George Clooney han vivido aquí unas estancias inolvidables.

Por último, en Martillac (Nueva Aquitania) está Les Sources de Caudalie, un Palace que se inspira en la “paradoja francesa” descubierta hace más de 20 años, según la cual el consumo de vino es beneficioso para el corazón. Su spa propone un programa de cuidados donde se combinan las virtudes del termalismo con los descubrimientos más recientes sobre los efectos beneficiosos de la uva sobre nuestro organismo.

Orange recomienda 
¿Sabías que el Hotel du Palais de Biarritz (www.hotel-du-palais.com) fue regalado por Napoleón III a la emperatriz Eugenia como residencia de verano y que es el único Palace en disponer de sus propios talleres de restauración?
Comparte con Love de Orange tus estancias más exclusivas en Francia porque tu tarifa ya no tiene fronteras. Infórmate en orange.es