La Ruta de la Lavanda

  • © Atout France/Emmanuel Valentin

  • © Atout France/Emmanuel Valentin

La Ruta de la Lavanda Provence fr

Te recomendamos recorrer la ruta de la lavanda en el mejor momento, justo antes de la cosecha, que tiene lugar de principios de julio a finales de agosto. Pero ten en cuenta que si el año ha sido caluroso, la cosecha puede adelantarse...

La ruta de la Lavanda reúne parte de la Drôme, del Vaucluse y de los Alpes de Alta Provenza. Esta ruta pasa por magníficos pueblecitos rodeados de colinas y mesetas bañadas por el sol donde el viento transporta el frescor del perfume de la lavanda… Aprovecha para descubrirlos.

Puedes viajar por las Rutas de la Lavanda como más te guste. Te proponemos descubrir los Alpes y la Provenza en coche, en moto o en bicicleta, a lo largo de un gran itinerario dividido en 6 tramos.

1.- Valle del Drôme, Diois y Haut-Buëch
2.- De la Drôme provenzal al Alto Vaucluse
3.- De las Baronnies provenzales al Buëch
4.- Entre Ventoux, Luberon y Lure
5.- De la Alta Provenza al Verdon
6.- De los Prealpes d’Azur al país de Grasse

Información detallada de La Ruta de la Lavanda:

1.- Valle del Drôme, Diois y Haut-Buëch

A las puertas del Parque Natural Regional del Vercors, partirás en busca de la lavanda de las alturas, a menudo lejos de las ciudades y de las carreteras principales. A lo largo del río Drôme y de los pueblos encaramados a la montaña, unos productores apasionados conservan celosamente unas variedades raras. Otros imaginan recetas para deleite del paladar o para proponer aromaterapia moderna.

  • Crest-Die: Entre el valle del Drôme y el Vercors

¡En ruta! Con inicio desde Crest, las Rutas de la Lavanda son una invitación a descubrir las riquezas del valle del Drôme. El magnífico torreón medieval de Crest vigila de cerca el comienzo del recorrido. Al dejar el río Drôme en Aouste/Sye, el itinerario remonta el pequeño valle del Sye para pasar al valle del Gervanne, joya del sur del macizo del Vercors, tierra de cultivo de plantas aromáticas y medicinales.

De vuelta al Drôme, te dejarás guiar por los campos de lavandín (lavanda híbrida) hasta la tierra de la Clairette de Die. Entrando al valle de Quint por un paso estrecho, admirarás la fuerza de la naturaleza al pie de la Puerta de Urle. Ya será la hora de llegar a la ciudad galorromana de Die, sin olvidar realizar un pequeño desvío por Chamaloc, un pueblecito rodeado de campos de lavanda. Distancia: 78 km

  • Die-Rosans: Al encuentro de la lavanda fina del Diois y del Roanne.

Abandonando la hermosa localidad de Die, se pasa bajo los acantilados del majestuoso Glandasse, montaña emblemática del Diois. A continuación, dejamos atrás el valle del Drôme para pasar al valle del Roanne por el puerto de Pennes (atención: pasos estrechos). En esta parte de la Drôme, antaño denominada el “desierto” debido a la presencia de heréticos que venían a celebrar su fe, la ruta cruza una sucesión de pequeños puertos mientras sigue un magnífico riachuelo con acentos mediterráneos. Aquí la lavanda está por todas partes: desde el fondo del valle hasta las cumbres, llena de colorido el paisaje como un mosaico.

Pasado Saint-Nazaire-le-Désert y su “pequeño París” (¡no, no estás soñando!), la ruta vuelve a elevarse para pasar a la Drôme Provenzal, en el valle del Oule. La-Motte-Chalancon te recibe con sus comercios y su ambiente casi alpino. Al llegar a la Charce, si te apetece podrás realizar un pequeño desvío por Valdrôme, otro lugar destacado del cultivo de la lavanda en el Diois. Si no, cruza, vía Sainte-Marie, el puerto de la Fromagère o puerto de Pertus (según la vertiente), sin olvidar de echar un vistazo al pueblo de Pommerol. A continuación, el itinerario entra en el departamento de los Altos Alpes y llega a Rosans y su Torre Cuadrada, un pueblo con una historia poco banal, con una encomienda y la presencia árabe, sin olvidar el cultivo de la lavanda fina. Distancia: 87 km

2.- De la Drôme provenzal al Alto Vaucluse

Con el Monte Ventoux en el punto de mira, el itinerario sigue por unas veredas entre grandes extensiones de lavandín, en medio de un territorio excepcional. Del nougat (un tipo de turrón) de Montélimar al aceite de oliva de Nyons, también tendrás la oportunidad de probar los vinos del Enclave de los Papas (con moderación) o admirar el célebre castillo de Grignan.

  • Montélimar - Dieulefit – Grignan: Entre la Drôme Provenzal y el País de Dieulefit...

¡Bienvenido a la Drôme Provenzal!. Con salida desde la capital del Nougat, el itinerario recorre unas carreteras muy pintorescas para llegar a los contrafuertes de los Prealpes cerca de Dieulefit, antes de volver a descender hacia Grignan y su célebre castillo. Al abandonar Montélimar, se remonta el valle del Roubion, un río a menudo seco en invierno, entre campos de lavandín, hasta Charols. Desde ahí, una pequeña subida hacia Ezahut y Salettes te conduce a unas vistas alucinantes del valle del Ródano.

En la Bégude-de-Mazenc, se gira a la izquierda en dirección a Dieulefit, sin olvidar de echar un vistazo (o algo más…) al pueblo de Poët-Laval, punto de partida hacia el exilio de los Hugonotes en el siglo XVIII. En Dieulefit, podrás dedicar tiempo a pasear por un pueblo muy provenzal, donde la alfarería ocupa un lugar destacado en el corazón de los habitantes. A continuación, la ruta sube hacia Montjoux y vuelve a bajar por el magnífico vallecito de la Roche-Saint-Secret. Luego llegamos a Tauliganan, pueblo marcado por la seda, y más lejos a Salles-sous-Bois, en medio de los campos de lavandín. El tramo termina en Grignan, por la entrada norte, que ofrece una de las más bonitas vistas del castillo de Madame de Sévigné. Distancia: 61 km

  • Grignan – Nyons: Entre el valle del Ródano y el Enclave de los Papas...

Entre el valle del Ródano y los Prealpes, este tramo discurre en el corazón del Tricastin. A menudo conocida únicamente por su central nuclear, esta región alberga una gran variedad de tesoros, en especial gastronómicos: aceitunas, vino, trufas... ¡Las tentaciones para los aficionados a la gastronomía abundan!

La región tiene también una historia extraordinaria, compartida a lo largo del tiempo entre los romanos, los papas y los templarios... Este tramo te propone descubrir estas riquezas partiendo de Grignan y llegando al borde del valle del Ródano. Tras atravesar la pequeña meseta salvaje de Clansayes, desciende hacia Valréas y el célebre Enclave de los Papas. A continuación, las Rutas de la Lavanda cruzan las tierras de algunos de los mejores vinos de Côtes de Rhône, entre Valréas, Saint Maurice, Vinsobres y Visan, para llegar a la localidad de Nyons, célebre por su aceite de oliva… ¡y su destilador! Distancia: 72 km

3.- De las Baronnies provenzales al Buëch

Situadas en los confines de 4 departamentos, las Baronnies son un territorio de montaña con una fuerte identidad, marcada por su emblema: la lavanda. De Vaison-la-Romaine a Sisteron, la lavanda está por todas partes, bajo todas las formas, desde la planta, sabiamente cultivada en las laderas, hasta el aislamiento de las casas, pasando por la flor “pelada”, los ramos y, claro está, el aceite esencial.

  • Rosans - Saint-Auban-sur-Ouvèze: ¡En el corazón de las Baronnies Provenzales!

¡Te encuentras en las Baronnies! Este territorio a caballo entre la Drôme y los Altos Alpes ha sabido conservar una determinada calidad de vida, con un toque de modernidad. Es también un territorio fundamental para el cultivo de la lavandín.

Tras Rosans, el itinerario cruza Saint-André-de-Rosans, cerca del priorato del siglo XII. A continuación, la carretera se eleva para llegar a las altas tierras de las Baronnies cerca de Chauvac, donde la lavanda juega al escondite con el bosque. A continuación, desciende hacia Orpierre y el valle del Buëch, tierra de escalada, de bicicleta de montaña, de manzanas y de lavandas, ¡por supuesto!.Luego, se vuelve a remontar el Céans hacia Laborel y su destilería. A continuación se pasa el puerto de Perty, también conocido en la época de buen tiempo como el puerto “azul” (comprenderás por qué). El itinerario te conduce luego a Saint-Auban-sur-Ouvèze, pueblo encaramado que domina el alto valle del Ouvèze. Distancia: 740 km

  • Saint-Auban - Ferrassières

En la frontera entre las regiones de Rhône Alpes y Provenza Alpes Costa Azul, el itinerario pasa a la zona Vaucluse cruzando la célebre meseta de Albion. Abandonamos Saint-Auban por un pequeño desfiladero para remontar el pequeño valle del Charuis y llegar a Mévouillon, una serie de pequeñas aldeas rodeadas de lavanda, situadas al pie de un acantilado calcáreo. Se cruza entonces un pequeño puerto que parece poca cosa, pero que se encuentra en la divisoria de las aguas del Ródano y el Durance, para descender del valle del Méouge hacia Séderon, un simpático burgo situado en el fondo del valle. A continuación, llegamos al pueblo termal de Montbrun-les-Bains por el puerto de Macuègne, en medio de los campos de jóvenes lavandas. El descenso ofrece unas vistas extraordinarias de la cara este del Monte Ventoux, el gigante de Provenza con sus 1.912 metros de altura. Desde Montbrun, se remonta hacia el extraordinario pueblecito de Ferrassières, oculto en medio de inmensas extensiones de lavanda: ¡has llegado a la meseta de Albion! Distancia: 40 km

  • Nyons - Saint-Auban-sur-Ouvèze: Hacia las Baronnies Provenzales...

¡Bienvenido a las Baronnies Provenzales!. Este territorio a caballo entre la Drôme y los Altos Alpes (por tanto, Rhône Alpes y Provenza Alpes Costa Azul) ofrece una invitación a descubrir la naturaleza. En un entorno preservado, los habitantes han sabido conservar una gran calidad de vida. Partiendo de Nyons, en el valle del Eygues, entre los olivares, los tilos, los nogales, las trufas, las viñas y, por supuesto, la lavanda, las Baronnies revelan a lo largo del itinerario unos lugares naturales extraordinarios, como las gargantas de Saint May o el puerto de Soubeyrand. El mal llamado valle del Ennuye (“aburrimiento”, en francés) es una delicia para la vista, entre tilos, lavanda y albaricoques, una producción local muy apreciada por los especialistas. Distancia: 63 km

  • Vaison-la-Romaine – Buis-les-Baronnies - Saint Auban-sur-Ouvèze

A lo largo del Ouvèze, de las ruinas antiguas a las lavandas de las Baronnies. Puerta de entrada al territorio de la lavanda, Vaison-la-Romaine es más conocida por sus ruinas galorromanas y sus vinos que por la lavanda… Pero al dirigirte hacia Buis-les-Baronnies, te darás cuenta de que la lavanda está muy cerca.

El itinerario transcurre a través de las viñas y pasa por una sucesión de pequeños puertos hasta Mollans-sur-Ouvèze. No debes preocuparte: el Monte Ventoux, “Gigante de Provenza”, vigila tu recorrido y los tilos ofrecerán una sombra bien merecida a los valientes que se aventuren en bicicleta por estas carreteras... A continuación, remontando el valle del Ouvèze, pasarás por el pueblo de Pierrelongue y su sorprendente iglesia encaramada a una roca que domina el pueblo con unas vistas de 360°... Al llegar a Buis-les-Baronnies, podrás dedicar tiempo a pasear por las callejuelas y plazas de este burgo provenzal muy agradable. Luego, todavía remontando el valle del Ouvèze, estarás rodeado de olivos y tilos, dos de las principales producciones de esta región. Pasado Vercoiran, el paisaje se abre y se llega al alto valle del Ouvèze y Saint Auban, pueblo en nido de águila. Distancia: 37 km

4.- Entre Ventoux, Luberon y Lure

En el Luberon, entre abadías místicas, pueblos medievales y ocres dorados, la lavanda se insinúa en un mosaico de colores y aromas. A los pies de las montañas del Ventoux y de Lure, las grandes extensiones de lavanda hasta el infinito te recuerdan que esta es la Provenza del escritor Jean Giono, orgullosa, fuerte y perfumada.

  • Ferrassières - Sault - Apt: La travesía de la magnífica llanura de Albion

Al descender hacia Sault, el itinerario pasa por el pueblo medieval de Aurel y domina el pequeño valle de las lavandas, al pie del Monte Ventoux. Tras haber atravesado Sault, el recorrido supera el llamado puente “romano” para descender al pequeño valle de Saint Jean, antes de bajar hacia Apt y el Luberon, en medio de una garriga muy densa con unas vistas excepcionales del valle. Distancia: 47 km

  • Apt - Banon - Forcalquier: Entre Luberon y Alta Provenza...

Entre Vaucluse y los Alpes de Alta Provenzal, al pie de la montaña de Lure, el itinerario recorre una tierra de lavandas y pueblos encaramados a la montaña. Desde Apt, tras haber cruzado Rustrel y sus tonos ocres, el recorrido llega a Simiane-la-Rotonde, agarrada al flanco este de la meseta de Albion. A continuación, se pasa al pie de Montsalier, pueblo encaramado a la montaña que fue abandonado en el siglo XIX, y llegamos a Banon, con su queso, su librería y sus campos de lavanda. Luego, mantenemos en el punto de mira la lumbre de Lure, siguiendo las destilerías hasta l'Hospitalet, salida de numerosos recorridos de senderismo. El descenso hacia Forcalquier toma el camino de los “colegiales”, pasando por Lardiers, Ongles, le Revest-des-Brousses y Saint-Michel-l'Observatoire. Aquí, la lavanda juega al escondite con la garriga...Distancia: 75 km

  • Carpentras - Apt: Por los pueblos emblemáticos del Luberon.

Desde Carpentras, puerta de entrada al suroeste del territorio, a dos pasos de Aviñón, el recorrido llega al Luberon por las mesetas de Vaucluse. Bajo la mirada amable del Monte Ventoux, seguirás unas carreteras típicas de esta región, entre viñas, robledales, garriga y lavanda. Una vez llegado a la meseta, el itinerario pasa cerca de la magnífica abadía de Sénanque, antes de descender hacia los pueblos emblemáticos del Luberon: Gordes, Roussillon, Bonnieux... Pero también otros menos conocidos e igual de encantadores (Saignon, Oppède).

Al llegar a la localidad galorromana de Apt, no dejes de visitar esta ciudad de orígenes milenarios, sin olvidar las destilerías de los alrededores. Desde aquí, retomaremos el recorrido de las Rutas de la Lavanda llegando por el norte desde Sault. Distancia: 76 km

5.- De la Alta Provenza al Verdon

Entre Manosque y Castellane, de la meseta ondulada de Valensole y su mar de lavandín a la lavanda fina de Digne y del Verdon, un concentrado de Provenza se ofrece ante ti. Y en este espacio propicio para el descanso, ¿por qué no dejarte tentar por un momento de bienestar en Digne o en Gréoux-les-Bains? ¿O por un paseo por el lago de Sainte-Croix?

  • Forcalquier - Valensole - Puimoisson: Del Durance hacia la mítica meseta de Valensole...

Entre el valle del Durance y la meseta de Valensole, esta parte del itinerario tiene como protagonista unos paisajes abiertos y los emblemas de la Alta Provenza. Desde Forcalquier, el trazado desciende rápidamente hacia la Brillane y cruza el Durance cerca de Oraison. A continuación, toma una carreterita pintoresca en la orilla izquierda para llegar a Manosque, donde podrás dedicar tiempo a seguir las huellas de Jean Giono... Luego, una pequeña ascensión para llegar a la meseta de Valensole, verdadera estampa típica de lavanda y de la Provenza con sus inmensas extensiones de lavandín. El final de este tramo te conduce hacia Puimoisson, en medio de campos vestidos de azul...Distancia: 60 km

  • Puimoisson - Digne-les-Bains: Ahacia el corazón del país Dignois...

Desde las más altas tierras de la meseta de Valensole, te proponemos descender hacia el valle del Asse y remontarlo en dirección a Mezel. A continuación, se bordea la línea de ferrocarril de Alta Provenza (también conocido como el tren de Pignes) para cruzarse con los primeros campos de lavanda del país Dignois. Llegados al valle del Bléone, en Aiglun, el itinerario te propone realizar una escapada a la vertiente sur del macizo de Monges, hacia el sector de Thoard donde te aguarda un productor para hacerte descubrir su producción de lavanda biológica. Luego, el descenso hacia Digne se realiza por el paso de Bonnet antes de atravesar las afueras de la antigua capital de la lavanda. La localidad sigue celebrando su planta emblemática dos veces al año, primero con un gran desfile y luego con una feria de gran renombre. Se puede realizar una variante por Entrevennes y Puimichel para llegar a Aiglun. Distancia: 63 km

  • Digne - Saint André les Alpes - Castellane: A través del Parque Natural Regional del Verdon.

Al tomar la carretera hacia el Alto Verdon, uno puede preguntarse porqué las Rutas de la Lavanda nos llevan hasta aquí… No te preocupes, no te decepcionarán. El itinerario sigue la Ruta Napoleón hasta Barrême y su imponente destilería, cuya chimenea de ladrillo, actualmente no utilizada, podría volver a ser puesta en marcha.

Desde Barrême, el itinerario sigue la Nacional 202 hacia Saint-André-les-Alpes, puerta del Alto Verdon y destacado lugar de la producción de lavanda fina, lo que un pequeño desvío por la Mure Argens ilustrará perfectamente. Ya es hora de proseguir hacia el final de este viaje bordeando las orillas del lago de Castillon para llegar Castellane y su jabonería. Desde ahí, podrás disfrutar de los encantos de las célebres gargantas del Verdon o proseguir tu camino hasta Grasse, hacia los orígenes del cultivo de la lavanda en Provenza. Distancia: 62 km

6.- De los Prealpes d’Azur al país de Grasse

¡Un regreso a las fuentes! Es aquí donde empezó todo… La capital mundial de la perfumería te permite comprender mejor la increíble historia de la lavanda en Provenza. De Séranon a Gourdon, por las mesetas kársticas y los pueblos encaramados a la montaña, tu viaje podrá terminarse disfrutando de unas vistas del mar.

  • Castellane-Grasse: Regreso a los orígenes de la Lavanda de Provenza

Desde Castellane, el itinerario sigue hasta Séranon por la célebre Ruta Napoleón, aquella que le hizo regresar de la colonia penitenciaria de la isla de Elba para sus célebres Cien Días.
La lavanda se vuelve discreta en este sector. Sin embargo, buscando bien, se encuentra en gran cantidad en estado salvaje, hasta dar unos reflejos azulados a las vertientes sur de las montañas circundantes.

En Séranon, se bifurca a la izquierda, hacia la meseta de Caussols, célebre por su observatorio. Es también un lugar de paseo y de descubrimiento único a tan sólo unos minutos de la Costa Azul. Luego, el descenso hacia Grasse se realiza a través del magnífico pueblo en nido de águila de Gourdon, antes de llegar a las afueras de la ciudad. Aquí el perfume es el rey. Grasse es por supuesto la capital mundial de la perfumería. Y es también una localidad con un patrimonio medieval de gran riqueza. Es asimismo el final de tu periplo en Provenza. El mar se encuentra a tan sólo unos pasos... Distancia: 62 km

Related videos

 
 

Sponsored videos

 
 
 
 

Qué ver

Alrededores