Manosque, destino EDEN

  • Vista aérea de Manosque

    Manosque - © OT Manosque

    Vista aérea de Manosque

    Manosque - © OT Manosque

  • El mágnifico casco antiguo perfectamente conservado

    Manosque - © OT Manosque

    El mágnifico casco antiguo perfectamente conservado

    Manosque - © OT Manosque

Manosque, destino EDEN manosque fr

Manosque, viaje a la tierra de Jean Giono

Con su arquitectura preservada, sus calles peatonales, sus plazas arboladas, sus fuentes, sus terrazas y los magníficos paisajes de los Alpes del Sur, Manosque es un destino muy apreciado en Alta Provenza. Su cultura mediterránea y la vida pastoril en sus montañas han sido admirablemente descritas por Jean Giono. La localidad provenzal rinde hoy homenaje a su ilustre escritor a través del Festival Les Correspondances que le valió ganar el concurso EDEN 2008 “Turismo y Patrimonio inmaterial”.

Con su centro medieval y su tradición literaria, Manosque es una ciudad donde la cultura se vive de forma concreta. Festivales aparte, la localidad te entrega su alma a través de sus callejuelas y monumentos. Su dimensión literaria se puede sentir al visitar la casa de Jean Giono o el Centro Literario, o al participar en los Paseos Literarios alrededor de la ciudad. A lo largo de tus itinerarios, vivirás una cultura muy provenzal, la de los productos de la tierra: aceitunas, vino, miel, almendras, lavanda y productos de la ganadería.

Un patrimonio milenario

Llena de encanto, la ciudad vieja de Manosque está delimitada por los restos de las murallas que datan de la Edad Media. Sus callejuelas estrechas bordeadas de casas altas invitan a pasear. Nada mejor para admirar los numerosos monumentos históricos:

  • Las puertas Saunerie y Soubeyran y las antiguas murallas, construidas en la Edad Media para proteger la ciudad de las compañías de mercenarios existentes en la región,
  • Saint-Sauveur, una iglesia románica del siglo XII que alberga un magnífico órgano del siglo XVII,
  • sin olvidar los numerosos palacetes clásicos, las plazas y las muy hermosas fuentes típicamente provenzales.

Un festival fuera de lo común

Si Manosque ha sido premiada en el concurso EDEN 2008 “Turismo y Patrimonio inmaterial” se debe al festival literario Les Correspondances que la localidad organiza en homenaje al escritor Jean Giono, oriundo de la villa. El mundo de Giono es el de los pastos de montaña provenzales, de la dura vida en Alta Provenza, de los pueblos y ciudades de la región: rara vez un escritor ha dado tanto protagonismo a su región de origen en su obra. Jean Giono, autor de “El húsar en el tejado”, cuyas raíces provenzales impregnan la mayoría de sus obras.
El festival Les Correspondances inventa continuamente nuevas formas de encuentros entre el público y los textos a través de lecturas, conciertos, conferencias (ver el apartado Concurso EDEN). El festival promueve la literatura viva y da protagonismo tanto a autores reconocidos como a jóvenes escritores. Un gran éxito que no hay que perderse cada año en septiembre.
Pero también puedes descubrir Manosque y su célebre escritor durante el verano. En agosto, los Encuentros Giono son un acontecimiento literario que se concentra en la obra del autor. Alrededor de un tema abordado en sus obras, se organizan lecturas, conciertos, cafés literarios y exposiciones en la ciudad y alrededores.

Una naturaleza magnífica

Venir a Manosque permite asimismo descubrir la increíble naturaleza de los Alpes del Sur, con luminosas cumbres calcáreas, garrigas, pastos de montañas, valles donde crecen viñas, olivos y lavanda. El territorio está salpicado por pueblos encaramados a las laderas y ofrece numerosas oportunidades para practicar los deportes al aire libre (ver el apartado Naturaleza).
Puedes realizar una excursión en el Lubéron o en las gargantas del Verdon, en los montes del Vaucluse o en la meseta de Valensole con sus inmensos campos de lavanda. Descubrirás los usos de esta flor, el “oro azul” de la región, durante las fiestas de la lavanda organizadas durante todo el verano en los pueblos de los alrededores: perfumes, cosméticos, aceites esenciales, miel...

Los macizos prealpinos: el paraíso del senderista

Desde Manosque, podrás descubrir todas las bellezas de Alta Provenza: su vegetación mediterránea, su luz, sus plantas, entre ellas la inevitable lavanda, y su patrimonio rural. La Oficina de Turismo propone varios itinerarios a pie desde la localidad. Por ejemplo, el sendero de Bellevue, corto y accesible para todos, ofrece unas bonitas vistas de los macizos de los alrededores. En el centro de Manosque, un itinerario señalizado permite conocer todos los principales monumentos.
En las cercanías, el Parque Natural Regional del Lubéron, la meseta de Valensole, los montes del Vaucluse y el Parque Natural Regional del Verdon son unos formidables espacios naturales de baja y media montaña. Podrás recorrer a pie o en bicicleta los campos de lavanda entre Valensole y Gréoux-les-Bains (alquiler de bicicletas en Valensole o Gréoux). A menos que prefieras realizar un paseo a caballo en los viñedos del Lubéron (centros ecuestres en Cucuron y Mérindol). En tu recorrido pasarás por pueblos encaramados a la montaña con una arquitectura provenzal típica: Banon, Dauphin, Mane, Cruis, Riez, Simiane-la-Rotonde, Forcalquier, Moustier-Sainte-Marie…

Deportes acuáticos y acantilados en el Verdon o el Durance

Los ríos Durance y Verdon han formado unos valles fluviales con unos espléndidos paisajes, que en ocasiones se abren paso difícilmente a través de los macizos calcáreos. En especial, el Verdon ha creado unas gargantas magníficas, el mayor cañón de Francia y uno de los más bellos del país. Estos ríos son un paraíso para los deportes acuáticos y de aventura, del canyoning al rafting pasando por el descenso en canoa.
El lago de Sainte-Croix, nacido de una presa en el Verdon, es una maravillosa base de ocio a cielo abierto para todos aquellos que quieren darse un chapuzón y para los aficionados a la natación y a los deportes náuticos. Sus playas invitan al descanso y se puede practicar la vela, el kitesurf y los paseos en barca. Para las familias, los pueblos de Sainte-Croix-du-Verdon, Bauduen y Les Salles-sur-Verdon son perfectos para una estancia que combina playa y descubrimiento de la región.
El Verdon, con sus acantilados vertiginosos, es uno de los lugares preferidos de los escaladores en Provenza. Del principiante al escalador experto en busca de nuevas vías, es un verdadero paraíso para la escalada que se extiende de Castellane a Gréoux-les-Bains, pasando por Moustier-Sainte-Marie. No dudes en recurrir a un guía acompañante para conocer mejor las vías adaptadas a tu nivel.

Cómo llegar

En tren

  • En TER: línea Marsella - Briançon, parada en la estación Manosque-Gréoux-Les-Bains
  • En TGV: la estación más próxima es la de Aix-en-Provenza-TGV, luego autobús hasta Manosque

En coche

  • Desde Marsella: autopista A51 salida 18 y RD907: 90 km

En avión

  • Aeropuerto de Marsella Provenza a 80 km