Inmersión en el diseño y el ocio en Montpellier

  • Tranvía Christian Lacroix

    Tranvía Christian Lacroix

    © OT Montpellier

  • Plaza de la Comedie

    Plaza de la Comedie

    © Ville de Montpellier

  • Design Center de noche

    Design Center de noche

    © Marie-Caroline Lucat

  • Jacques Coeur

    Jacques Coeur

    © OT Montpellier

  • Nuevo edificio del Ayuntamiento

    Nuevo edificio del Ayuntamiento

    © OT Montpellier-F. Binder

  • La Panacée

    La Panacée

    © Brice Pelleschi

Inmersión en el diseño y el ocio en Montpellier Montpellier fr

El diseño se introduce en la historia milenaria de Montpellier

Por la mañana

Hoy, súbete al tranvía y dirígete al Montpellier contemporáneo. Debes saber que dos de las cuatro líneas de tranvía han sido diseñadas por el modisto francés Christian Lacroix: ¡unos transportes de alta costura! Luego, acude a Odysseum, la zona lúdica y comercial de Montpellier. Durante el trayecto, abre bien los ojos: los edificios diseñados por grandes nombres de la arquitectura desfilarán delante de ti. El barrio Antigone por Ricardo Bofill, el Ayuntamiento por Jean Nouvel y François Fontès, el RBC Design Center por Jean Nouvel, el instituto Georges Frêche por Massimiliano Fuksas...

Al llegar a Odysseum, se impone realizar una visita al acuario Mare Nostrum. La piscina de los tiburones, el poblado de los pingüinos, talleres táctiles, un simulador de tempestad en el mar, un simulador de huracán, cine 3D… ¡Descubre los fondos marinos! Odysseum también ofrece un centenar de tiendas de moda, karting, bolera, planetario, pista de patinaje… En definitiva, unos momentos de puro placer a vivir en pareja, en familia o entre amigos.

Para la comida, acude al barrio Port-Marianne y sus grandes arquitectos internacionales. Tienes una cita en el establecimiento de moda, el restaurante Le MIA situado dentro mismo del RBC Design Center. El chef, Pascal Sanchez te recibirá con su cocina bistronómica (gastronómica pero tipo tasca) que cambia cada semana.

Por la tarde

Tras la comida, aprovecha para pasear por el RBC Design Center. Se trata de un establecimiento dedicado al diseño y al mobiliario contemporáneo. La particularidad del lugar es que puedes ir y venir por las diferentes plantas y curiosear a tu aire. No dejes de visitar el nivel -1 que tiene un montón de ideas de recuerdos y regalos para todos los presupuestos.

Para ir más lejos en la visita al barrio Port-Marianne, date una vuelta por el estanque Jacques Cœur (¡donde podrás practicar el wake board de primavera a otoño!) y acude al Ayuntamiento. No dudes en entrar en el edificio para ver los frescos creados por Alain Fleischer que decoran el techo del vestíbulo de entrada. Si vas hasta el patio interior del edificio, te sorprenderá su original arquitectura.

Al final de la tarde, te toca elegir. Los habitantes de Montpellier te propondrían terminar el día sentado en una de las numerosas terrazas soleadas de la ciudad. Otra opción, subirte a una bicicleta y dirigirte al mar, por las vías ciclistas entre las viñas y la laguna. Para zambullirte en el Mediterráneo y regresar por la misma carretera (o con el tranvía), antes de disfrutar de las locas noches de Montpellier. Ópera, conciertos, espectáculos de danza, discotecas, un restaurante en pareja o una velada en uno de los numerosos bares de vinos de la ciudad: ¡la noche te pertenece!

RESERVA TU VIAJE EN TREN A FRANCIA AHORA:

Más información

Qué ver