Un fin de semana en Carcasona

  • Ciudad medieval Carcasona

    Ciudad medieval Carcasona

    © Paul Palau

  • Canal Midi

    Canal Midi

    © Paul Palau

Un fin de semana en Carcasona Carcasona fr

Con sus 3 km de murallas y sus 52 torres que acogen al visitante desde lo alto de la colina, así como su legendario Canal construido bajo el reinado del rey Sol, Carcassonne constituye una joya inigualable del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Al llegar a Carcasona en tren el visitante quedará sorprendido ante la vista del puerto del Canal del Midi, construido en el siglo XVII. Una obra de arte prodigiosa que le invita a un crucero a través de sus aguas tranquilas y sus árboles centenarios.  Cinco minutos en taxi serán suficientes para llegar al pie de la fortaleza de los vizcondes de Carcasona, la que fue   entonces dominio del Conde de Barcelona, la misma que aún conserva sus primeras murallas construidas por los romanos, testigos del paso de visigodos, sarracenos, francos, pintores románticos en busca de lugares pintorescos, las mismas que vieron tantas veces al gran arquitecto Viollet le Duc ir y venir durante su restauración del siglo XIX.


PROPUESTA DE ITINERARIO

 

Día 1:

  •  Por la mañana visita de la Ciudad Medieval de Carcasona, de sus callejuelas, su castillo, de la basílica Saint Nazaire, joya arquitectónica, mezcla lograda del románico y gótico.
    Almuerzo : el tradicional cassoulet, plato típico a base de judías blancas, pato confitado y salchicha.
    Por la tarde, crucero en el Canal del Midi. Paso de esclusas y descubrimiento de la  proeza arquitectónica de Pierre Paul Riquet.
    Cena en el restaurante Le Parc Franck Putelat 2* Michelin

Día 2:

  • Almuerzo en un restaurante de cocina tradicional en la Bastide
    Por la tarde, visita de un viñedo, cata de vinos y visita de una abadía, de un castillo  o visita de un pueblo típico del país cátaro
    Cena Le Domaine d'Auriac 1* Michelin

Sabías que...

Carcasona es historia, arquitectura, fantasía pero además deleite puro con su gastronomía que le seducirá con un regional y crujiente “Cassoulet”, casero y sencillo, a base de sabrosas judías blancas y pato confitado o con sus platos más sofisticados.

Tres chefs Michelin le abren sus puertas, detrás de las cuales se esconden increíbles manjares y toda una personalidad. Si es amante de la buena cocina, nada como nuestra ciudad y sus alrededores para deleitar su paladar y experimentar nuevas sensaciones. Su estancia estará colmada de descubrimientos insólitos, de los agradables sabores de nuestros vinos: espumosos, vestidos de oro, de granate o de claro rubí. Un sinfín de denominaciones de orígenes controladas que le esperan en una confortable bodega o en medio de un paisaje espectacular. Los viñedos cerca de las murallas le invitan a un paseo a caballo a la puesta del sol, a un encuentro con hombres y mujeres que dedican largas jornadas a la elaboración de maravillosos elixires con un saber que remonta a incontables generaciones. Le encantará elaborar su propio vino, disfrutar de sorprendentes maridajes de vino y chocolate, de composiciones florales, esencias y colores.

Las burbujas de la Blanquete de Limoux, vino espumoso lleno de historia, creación inédita de monjes imaginativos darán paso a las más esmeradas cenas románticas a la luz de unos candelabros en una bodega olvidada, bajo el follaje de los arboles que acompañan el Canal du Midi, o durante los más festivos momentos de una cena medieval. El sueño que se convierte en realidad con la posibilidad de protagonizar un trovador olvidado, un caballero, una doncella.

Eventos...

El 14 de julio, la noche llega para coronar toda esta fantasía, imaginación y ilusión de los infinitos visitantes de la ciudad. La noche llega con una explosión de colores. Los fuegos artificiales se abren como enormes paraguas para iluminar la espera impaciente de los visitantes. Cada año los fuegos nos transportan al incendio de la ciudad por los ingleses durante la guerra de los 100 años y la ciudad se vuelve incandescente, mágica.

Desde el 6 de julio hasta el 1 de agosto El Festival de Carcassona nos permite un encuentro una voz increíble, el descubrimiento de una danza convulsiva, de una obra que nos conmueve en el teatro de la ciudad medieval. Un festival ecléctico realizado para usted, para él, para ella, para todos y para todos los gustos. La increíble posibilidad de compartir un momento único este año con el legendario Julio Iglesias, Florent Pagny, Sting  y de deleitarse con Fuego , danza increíble por la compañía de Antonio Gades o con  la opera La Traviata de Giuseppe Verdi entre otras representaciones de calidad. Magia del verano en Carcasona pero también magia de invierno.

Mercado de navidad, noria, pista de patinaje, luces y juegos, alegría e imaginación. Una bella época del año para descubrir un sitio maravilloso. Durante todo el año la ciudad cobra vida con personajes directamente salidos del Medioevo que animan las lizas de la ciudad en verano con sus caballos, y espadas que se mueven al son de las más recónditas historias occitanas en increíbles torneos. Durante todo el año, la posibilidad de ser nominado rey o vestir el traje de un caballero durante espectáculos interactivos.

En los alrededores...

Carcasona es el punto de partida de innumerables excursiones en el País Cátaro. Una semana entera no sería suficiente para descubrir el sinfín de castillos, abadías, viñedos y sitios naturales excepcionales a sólo algunos minutos de nuestra ciudad.  Una estancia en Carcassonne es una estancia privilegiada que le permitirá descubrir una de las más bellas y auténticas regiones francesas donde historia es sinónimo de lo mítico y maravilloso.  En nuestra Oficina de Turismo, un servicio Incoming está a la disposición del visitante para todo tipo de reservas de hotel, de comidas, visitas así como de servicios insólitos a la carta.  

RESERVA VIAJE EN TREN + HOTEL CON LOGITRAVEL