Pont du Gard

  • El Pont du Gard

    El Pont du Gard

    © Yann de Fareins

  • El Pont du Gard

    El Pont du Gard

    © Yann de Fareins

  • El Pont du Gard

    El Pont du Gard

    © Yann de Fareins

  • El Pont du Gard

    El Pont du Gard

    © Yann de Fareins

  • El Pont du Gard

    El Pont du Gard

    © Yann de Fareins

  • El Pont du Gard

    El Pont du Gard

    © Yann de Fareins

  • El Pont du Gard

    El Pont du Gard

    © Thierry Nava

  • El Pont du Gard

    El Pont du Gard

    © Groupe F

Pont du Gard 400 Route du Pont du Gard 30210 Vers-Pont-du-Gard fr

Patrimonio Mundial de la UNESCO, el Pont du Gard es el elemento más prestigioso del acuaducto de Nîmes. Construido entre Uzes y Nimes, este último alimentada de agua a esa ciudad durante 5 siglos. Serpenteaba por aquel entonces entre las dos ciudades, más de 50 km de longitud a través de las montañas.

Desde siglos de historia, el Pont du Gard se puede enorgullecer de ser el más alto puente-acuaducto del mundo romano y de ser parte de las maravillas de la antigüedad.

Atravesar el río Gardon

Construido alrededor del año 50 d. C., el Pont du Gard Nîmes permitió al acueducto de Nimes cruzar el río Gardon. Hoy en día, este puente es un magnífico testimonio del ingenio romano que se eleva a más de 48 metros y se extiende por el río en una longitud de 275 metros.

Prueba de este ingenio, la obra está construida en 3 niveles compuestos por arcos:

  • La planta baja consta de seis arcos.
  • La planta intermedia consta de 11 arcos.
  • El nivel superior de 35 arcos.

Arriba, antaño el puente tenía una canalización, donde el agua circulaba bajo unas losas de piedra.

Obra maestra de la ingeniería

Si el acueducto fue construido con una precisión notable - su inclinación es de 12 m en los 50 km de su recorrido - el puente no es menos que una maravilla de la ingeniería.

¡Imagínese! Fue construido completamente sin necesidad de materiales de albañilería. Las piedras, algunos bloques pesan alrededor de 6 toneladas, fueron izados a 40 metros de altura y mantenidos por juntas cinceladas in-situ. Sólo en la parte más alta se utilizó mortero.

Pero la magnífica belleza del Pont du Gard se debe principalmente a sus formas elegantes y a su entorno natural, no habiendo sufrido los estragos del paso del tiempo durante sus 20 siglos de existencia.

El Emplazamiento del Puente del Gard permite comprender este monumento único gracias a museos, exposiciones, visitas guiadas y animaciones culturales.

Related videos

 
 

Sponsored videos

 
 
 
 

Qué ver

Alrededores