Catedral Notre-Dame de Reims

  • Catedral de Reims

    Catedral de Reims

    © Atout France / Phovoir

  • Catedral de Reims

    Catedral de Reims

    © Atout France / Phovoir

Catedral Notre-Dame de Reims Cathédrale Notre-Dame 51100 REIMS fr

La catedral de Reims está reconocida mundialmente como uno de los modelos del arte gótico.

Además de su arquitectura, es todo un símbolo. Una visita obligada por poco que se interese uno por la historia.

Al entrar en este magnífico espacio, admire primero la luz llenando los muros, dejando al descubierto un sinnúmero de estatuas. No es extraño que este monumento fuera reconocido por la Unesco en 1991 y clasificado como Patrimonio de la Humanidad.

¿Qué es lo que da a esta estructura un carácter especial? Su papel central en la historia de Francia desde hace 800 años.

La catedral de Reims es de hecho la cuna de la coronación de los reyes de Francia. ¡Ha sido testigo de la coronación de treinta y tres soberanos en poco más de 1.000 años!

Entre ellos, el bautismo de Clodoveo, hacia el año 498, el cual dio origen al reino de los Francos, dando a Reims el título de ciudad de coronación.

Obra maestra de la técnica

Más recientemente también en Reims, en 1962, se hizo oficial la reconciliación franco-alemana.

Una misa en la catedral en presencia del General de Gaulle y del canciller alemán Adenauer sentó las bases de la construcción europea.

Desde un punto de vista arquitectónico, la Catedral de Reims es admirable, ya que demuestra el dominio de las más innovadores técnicas del siglo XIII.

Se pueden admirar sus proporciones armoniosas y la pureza de sus líneas, dándole un carácter único a esta obra maestra de la arquitectura religiosa, de 150 metros de largo y con sus torres que están a 80 metros por encima de tejado.

Grandes aberturas

Los contra-fuertes son también elementos decorativos que simbolizan la elegancia de la catedral de Reims.

Gracias a estos arcos que sostienen el edificio, aberturas más grandes han podido ser construidas, dejando pasar la luz a través de magníficas vidrieras.

A lo largo de su evolución, la catedral se convirtió en la verdadera espacio de luz pensado originalmente por sus constructores de principios del siglo XIII.

El Ángel sonriente

Y la presencia de 2.300 estatuas también participa en la belleza del lugar: estatuas-columnas, dovelas (piedra labrada), pórticos cargados de estatuillas... y el famoso ángel sonriente.

Todo esto da a la catedral de Notre-Dame de Reims el título de catedral gótica más rica en esculturas.

Más información

Qué ver