Bora Bora

  • © T. McKenna

  • © T. McKenna

Bora Bora Bora bora pf

La perla del Pacífico

Situada 270 km al noroeste de Tahití, Bora Bora, la perla del Pacífico cuenta sin duda con la laguna más bonita del mundo.

La laguna es lo que se descubre primero al aterrizar sobre el “motu” (islote) del aeropuerto. Una laguna que ofrece algunas de las inmersiones más hermosas del planeta, en unas aguas cristalinas y cálidas, unas aguas en las que los peces multicolores se divierten rozando a los visitantes demasiado curiosos.

Bora Bora es una joya que se alza sobre el azul intenso del Pacífico, una isla romántica en la que cada hotel ha sabido crear un paraíso privado para acoger a las parejas en luna de miel, proponiendo a los amantes de la tranquilidad la intimidad de unos bungalows lujosos que se alzan sobre el turquesa perfecto de la laguna.

Contemplar en pareja el rojo magnífico del sol juntarse con el océano detrás del monte Otemanu es un espectáculo inolvidable.

Lo que no debes perderte en Bora Bora

  • La laguna en todo su esplendor: un volcán que se alza sobre una de las más hermosas lagunas del mundo con unas aguas cristalinas y salpicada de islotes paradisiacos.
  • La isla romántica por excelencia: destino privilegiado para las estancias de parejas en luna de miel, Bora Bora dispone de una infraestructura hotelera muy variada que va del hotel de gran lujo a la pequeña hostelería familiar, integrándose perfectamente en la magia del entorno excepcional de la isla. Algunos establecimientos hoteleros proponen la organización de bodas tradicionales.
  • El concepto original del bungalow sobre el agua: es algo que no hay que perderse: construido dentro del más puro estilo polinesio, ofrece un nivel de confort excepcional con acceso directo a las aguas turquesas de la laguna y con la posibilidad de admirar los fondos submarinos a través de un suelo de cristal. También podrás saborear el desayuno servido a bordo de una piragua.
  • Los fondos submarinos de Bora Bora encantan a los incondicionales del submarinismo: el ballet de las mantas rayas y de los majestuosos tiburones, el encuentro con los apacibles peces napoleón y la multitud de peces multicolores, tanto los buceadores principiantes como los más expertos encontrarán lo que buscan.
  • Una gastronomía refinada que combina platos franceses e internacionales, acompañados de especialidades polinesias al ritmo de las canciones y danzas tradicionales.

Qué hacer en Bora Bora

  • La excursión más típica incluye snórkeling en un jardín de coral, encuentro con rayas dentro de la laguna interior y con tiburones en la parte externa del arrecife.
  • Una amplia gama de actividades terrestres o náuticas ofrecida por los hoteles de la isla o los prestatarios privados: vuelo en helicóptero, paracaídas ascendente, paseo por la laguna en barcos con fondos de cristal, en piragua con motor, a bordo de veleros o de elegantes yates, pesca en alta mar, picnic en un “motu” y ver alimentar a las rayas y a los tiburones son algunas de las actividades a realizar.
  • Disfrutar de los centros de relajación y belleza, algunos de fama internacional, que se encuentran en los principales hoteles.
  • Rutas de senderismo o excursión en 4x4 al interior de la isla, paseo a caballo, circuitos para recorrer a pie por el valle de los reyes y 3 alternativas de día entero: huella de los antepasados, caverna sagrada y ascenso del monte Pahia. Se requiere guía.

Alojamientos y restauración en Bora Bora

En Bora Bora se construyó el primer hotel de cabañas sobre el mar. Hoy es la isla con más hoteles de este tipo y donde se ubican los más lujosos.

La expresión máxima del lujo en Polinesia: Four Seasons Resort, St Regis Resort, Intercontinental Thalasso y Hilton Bora Bora Nui.

Cuatro hoteles están en la categoría de lujo tradicional: Le Meridien, Intercontinental Le Moana, Pearl Beach Resort, Sofitel Bora Bora Private Island y Sofitel Bora Bora Marara Beach Resort.

Los tres hoteles de nivel turista superior están junto a una playa: Eden Beach, en un islote con ambiente tranquilo y solitario; Le Maitai, en playa Matira, con los bungalows sobre el agua más económicos; y Hotel Matira, en la playa del mismo nombre.

En la isla existe una decena de posadas y pensiones. Algunas tienen sitio para acampar. Otras permiten alquilar un islote entero. Varían mucho en calidad y precios. Siete son miembros de la Federación Haere Mai.

Hay alternativas de restaurantes  fuera de los hoteles. Los más conocidos están en Bahía Pofai: Bloody Mary's, Villa Mahana (gastronomía fina), Kaina Hut. En Vaitape y Matira encontrará snacks y opciones más económicas: ensaladas, sandwiches, hamburguesas, pizzas, pastas y comida china.

Accesos a Bora Bora

Entre 6 y 9 vuelos diarios desde Tahiti. Duración: 50 minutos. También hay vuelos desde Moorea, Huahine, Raiatea, Rangiroa, Manihi y Tikehau.

Por mar, el acceso sólo es posible acceder en cargueros cuyas travesías son lentas y con pocas comodidades.