Alpes del Norte: el paraíso bajo todas sus formas

  • Snowboard en una pista del dominio Les Portes du Soleil, cerca de Avoriaz. Al fondo vemos Les Dents du Midi

    Snowboard en una pista del dominio Les Portes du Soleil, cerca de Avoriaz. Al fondo vemos Les Dents du Midi

    © Atout France / Jean François Tripelon−Jarry

Alpes del Norte: el paraíso bajo todas sus formas 74400 Chamonix fr

Simbolizan la alta montaña con la cumbre emblemática del Mont Blanc (4.807 m.) y los Juegos Olímpicos de invierno (Chamonix en 1924, Grenoble en 1968 y Albertville en 1992).

Tres departamentos forman esta región: Alta Saboya, Saboya e Isère (Delfinado).

En Alta Saboya:

Alta Saboya evoca por supuesto el Mont Blanc y su macizo fácilmente accesible por Vallée Blanche (el valle Blanco). Las numerosas opciones para practicar el senderismo y la escalada han permitido el desarrollo precoz de todo el valle de Chamonix.

Es en Alta Saboya donde se desarrollaron las primeras grandes estaciones de esquí en Francia: primero Chamonix en los años veinte, que sigue siendo hoy la estación francesa más conocida en el mundo; Megève, la estación de la “jet set” y Saint Gervais que tiene unos encantos más discretos.

También se encuentra el lago Lemán (Lago de Ginebra), con Thonon y Evian, que se han vuelto célebres por sus aguas, e Yvoire con su pueblo medieval.

Más al sur, el lago de Annecy y sus alrededores ofrecen unos paisajes magníficos y a tan sólo dos pasos se encuentra la cadena de Aravis que alberga, entre otras, las estaciones de La Clusaz y Grand Bornand. Tampoco hay que olvidar estaciones con una arquitectura muy moderna, proyectadas y construidas en los años setenta para ofrecer el mejor territorio esquiable posible: Avoriaz y Flaine.

También hay numerosas estaciones pueblo que han sabido conservar su encanto pintoresco: Vallorcine, Samoëns, Morzine… Entre Châtel, Morzine, Les Gets o Avoriaz, los esquiadores tendrán acceso a alrededor de 600 km de pistas. ¡Preparados! ¿Listos?

En Saboya:

A continuación viene Saboya que cuenta con un abanico de estaciones capaces de satisfacer todos los deseos de actividades en la nieve. La vocación turística de Saboya es más antigua que la de Alta Saboya y dispone de un número más importante de estaciones denominadas “integrales”.

En el corazón del departamento y con un acceso directo al Parque de la Vanoise se encuentra 3 Vallées, el mayor territorio esquiable del mundo. El territorio de 3 Vallées está formado por los valles de Méribel (Brides les Bains y Méribel), Saint-Bon (Courchevel, La Tania), Belleville (Saint-Martin de Belleville, Les Ménuires, Val Thorens) y la estación de Orelle.

Aunque este territorio sea el paraíso de los esquiadores, los deportes de invierno en 3 Vallées no están reservados únicamente a los especialistas.

Por su parte, las estaciones de Pralognan y Champagny en Vanoise, en el límite de 3 Vallées, han sabido conservar un carácter más auténtico y son ideales para las familias. Tignes y Val d’Isère, otros ejemplos destacados, dominan la Alta Tarentaise, aunque no hagan sombra a otras estaciones excepcionales como son La Plagne y Les Arcs.

En el límite de los dos departamentos se encuentra Notre Dame de Bellecombe y Les Saisies, uno de los lugares más importantes para la práctica del esquí nórdico. Saboya alberga asimismo el lago de Le Bourget y Aix les Bains, una de las principales localidades termales de Francia.

Dominando Aix, el Belvedere de Revard es la puerta de entrada al Macizo de Bauges y constituye un espacio natural incomparable para practicar el senderismo y el esquí nórdico en invierno.

Por último, la Maurienne propone una amplia gama de destinos y paseos en los alrededores: Aussois o Termignon-la-Vanoise, en la Alta Maurienne, que han sabido conservar perfectamente su encanto de pueblos tradicionales, al igual que Bessans y Bonneval sur Arc, al pie del puerto del Iséran. Por su parte, Val Cenis, La Toussuire, Valloire y Saint François Longchamp han conseguido posicionarse en un segmento de esquí más pujante.

En Isère:

Isère, antaño conocido bajo el nombre de Delfinado, es un territorio de contrastes.

Cuando se habla de Isère es obligado mencionar el Macizo del Vercors, paraíso de la espeleología con sus muy numerosas cuevas y simas. El Vercors, montaña de mediana altitud, forma junto con la Chartreuse un maravilloso espacio lúdico para grandes y pequeños: esquí nórdico en Autrans y esquí alpino en Villard de Lans. En la época de buen tiempo, los caminos señalizados y los caminos forestales ofrecen numerosas oportunidades para realizar hermosos paseos.

A la vez tierra de contrafuertes alpinos y de terrenos escarpados, Isère se caracteriza por un escalonamiento en altitud. Así, la cadena de Belledone tiene un relieve alpino y es más técnica, un terreno propicio para el esquí alpino y la escalada. Por último, en el corazón de la zona de Grenoble, el Oisan con Chamrousse,  2 Alpes y Alpe d’Huez –esta última célebre por su espectacular llegada de etapa en el Tour de Francia– son todas ellas estaciones de gran importancia.

Cómo llegar a los Alpes del Norte:

  • En coche: gracias a las autopistas (entre ellas la autopista blanca) y unas carreteras en buen estado hasta las estaciones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que durante algunos periodos de gran afluencia puede haber una saturación pasajera de algunos grandes ejes.
  • En tren: trenes de alta velocidad directos en temporada con salida de París y Lille a diferentes valles y transporte final hasta las estaciones mediante autobús.
  • En avión: numerosos vuelos a Lyón, Ginebra, así como a Chambéry y Grenoble.

Related videos

 
 

Sponsored videos