Champagne, la fiesta en el vaso