Islas de Ponant, rosario de maravillas

  • Islas de Ponant

    © CRT Bretagne / Xavier Dubois

    Islas de Ponant

    © CRT Bretagne / Xavier Dubois

  • Islas de Ponant

    © CRT Bretagne / Xavier Dubois

    Islas de Ponant

    © CRT Bretagne / Xavier Dubois

  • Islas de Ponant

    © CRT Bretagne / Xavier Dubois

    Islas de Ponant

    © CRT Bretagne / Xavier Dubois

  • Islas de Ponant

    © CRT Bretagne / Xavier Dubois

    Islas de Ponant

    © CRT Bretagne / Xavier Dubois

Islas de Ponant, rosario de maravillas 35000 Rennes fr

Contamos cerca de 1.260 islas e islotes entre los que algunos poseen un estado civil sólo en marea baja (Ponant viene del latín suelo). Están repartidas a lo largo del litoral francés.

A lo largo de las costas bretonas

En el departamento de Côtes-d'Armor (22)

  • Isla de Bréhat: la calma y la tranquilidad caracterizan la isla de las flores y de las rocas rosadas. Es una de las islas más encantadoras de Bretaña. Sin coches. A ver: la capilla Saint-Michel, el faro del Paon, la playa de Guerzido, el molino de Birlot.

En el departamento de Finistère (29)

  • Isla de Batz: situada frente a la costa de Roscoff, en el norte de Finistère. Después de apenas un cuarto de hora de travesía en barco, la isla ofrece un paisaje totalmente distinto.
  • Isla de Ouessant: última tierra de Bretaña con los acantilados caídos sobre las soleadas calas secretas. A ver: el faro de Créach, uno de los más poderosos en el mundo. Representa el límite entre la Manche y el Atlántico. Identificable por su torre de 55m de altura.
  • Isla de Molène: a 15 km de la costa de Brest, es un paraíso natural salvaje. Una de las más pequeñas islas de Ponant (75 hectáreas).
  • Isla de Sein: todos sus sentidos despertarán en esta isla: perfumes, algas, luces donde el cielo y el mar se confunden, sonidos de guijarros. Ningún coche en esta isla con colereadas casas. Desconexión asegurada en esta isla de pescadores.
  • Archipiélago de Glénan: en la costa de Concarneau, este archipiélago recuerda los paisajes paradisiacos de los países tropicales. Cuenta con una isla totalmente dedicada a actividades acuáticas.

En el departamento de Morbihan (56)

  • Isla de Groix: esta roca de 1.500 hectáreas está salpicada de pueblos que ofrecen gran variedad de paisajes litorales, cultivados o salvajes. La bicicleta es el vehículo perfecto para moverse y cuenta para ello con 40km de caminos.
  • Belle-Île-en-Mer: rica en contrastes, la mayor de las islas de Ponant ofrece suntuosos paisajes.
  • Isla de Houat: de 5km de largo, se caracteriza por tener un puerto animado donde las barcas amarran en batería.
  • Isla de Hoëdic: un minúsculo resplandor de granito.
  • Isla de Moines: los caminos estrechos surcan mini colinas, descienden a mini valles, luego atraviesan un mini bosque con nombres surgidos de un cuento de hadas: bosque de amor, bosque de los pesares, bosque de los suspiros. Fuentes, pequeñas capillas y ruinas de antiguos molinos se esconden al amparo de higueras y de pinos.
  • Isla de Arz: tranquila y sabia, mantuvo paisajes rurales y una unidad arquitectónica que hace adivinar su rico pasado.

Más información